La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

La marca boloñesa ha cumplido la mayoría de edad en las carreras, todos ellos en la era MotoGP. Teniendo en cuenta el tamaño de los competidores, el balance es positivo.

Autor:
Pipe Hinojosa
Foto:
Archivo
Publicado el 20/01/2021
La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

Cuando la máxima cilindrada del mundial pasó de 2T a 4T, casi se dobló la cilindrada hasta los 990 cc. En 2002 Ducati presentó su proyecto para comenzar su andadura en el mundial en 2003 con la GP3, primer bólido de la marca que desde el principio pretendió batir a las marcas japonesas con sus armas de toda la vida: chasis de acero multitubular y motor en V a 90º con distribución desmodrómica.

El reparto corse de la marca estaba capitaneado por un joven ingeniero, Filippo Preziosi, que había empezado a diseñar la GP3 durante la convalecencia de la lesión que le postró en una silla de ruedas tras un accidente de moto en África. Había entrado a trabajar en Ducati directamente desde la universidad en 1994, y para 1999 ya era el Ingeniero Jefe de la marca tras la retirada del insigne Massimo Bordi.

 

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

Los inicios

Los pilotos de la primera temporada fueron Troy Bayliss y Loris Capirossi, este último ganador de la primera carrera para la marca en el GP de Cataluña. Parecía un comienzo prometedor para un proyecto tan joven, pues el italiano terminó la temporada 4º y el australiano 6º. Ducati repitió formación en 2004, pero apenas rascaron sendos terceros puestos en toda la temporada. En 2005 se retiró Troy Bayliss a SBK y fue Carlos Checa el que cubrió la plaza, pero apenas pudo rascar dos podios por las dos victorias que consiguió Capirossi. En esta temporada comenzó su colaboración con Bridgestone que más adelante conseguiría sus mejores resultados.

Para entonces, la Desmosedici era la moto más potente con diferencia, arrasando a los rivales en las rectas, pero con problemas para dominarla en las curvas. Había presiones para abandonar el multitubular, pero Preziosi se mantenía en sus trece. En 2006 Sete Gibernau sustituyó a Carlos Checa. La moto era aún más potente, pero no supo o no pudo hacerse con la Ducati. Capirossi sí logró tres victorias, en España, República Checa y Japón para terminar la temporada en tercera posición, pero lo que ha quedado para el recuerdo fue la victoria de Troy Bayliss, que sustituyó en Valencia a un Sete Gibernau ausente debido a la lesión de clavícula que se produjo en el pavoroso accidente que provocó Capirossi en la salida del GP de Cataluña. Esa sustitución era una especie de regalo a Bayliss en su despedida de Ducati después de haber dominado con mano de hierro en SBK. Bayliss, agraviado por no haber podido seguir en MotoGP, arrasó en Cheste y se retiró como los grandes campeones y dejando a la cúpula del Reparto Corse con la duda de haber hecho lo correcto un par de temporadas antes.

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

El paso a 800 cc

La escalada de potencia provocó que las marcas llegaran a un acuerdo con el organizador para rebajar la cilindrada a 800 cc para 2007. Ya durante el desarrollo de la moto en 2006 sabían que tenían un cohete, pues la diferencia de velocidad punta en los test respecto a otras marcas empezaba en 14 km/h, y de ahí para arriba. Capirossi, con 6 victorias por aquel entonces a sus espaldas seguía siendo el piloto nº1. Sete fue sustituido por Casey Stoner, proveniente del LCR Honda en su temporada inaugural, en la que se ganó la fama de crasher. Sin embargo, fue el australiano el que consiguió domar a la bestia en una mezcla de talento descomunal y conducción salvaje. Venció en 10 carreras y se adjudicó el mundial con 367 puntos. Solo se bajó del podio en cuatro carreras de un total de dieciocho disputadas.

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

Ducati había conseguido el objetivo del título en la quinta temporada, todo un éxito. Preziosi era un genio y Stoner una deidad en Italia. En 2008 aumentó aún más la potencia y Stoner consiguió seis victorias con Marco Melandri de compañero, pero el australiano terminó segundo tras disputarse el título con Rossi mientras que el italiano tuvo que rescindir su contrato al verse incapaz de hacer otra temporada con una moto con la que no se entendía. El chasis multitubular había llegado al límite de su desarrollo y Preziosi introdujo un monocasco de fibra de carbono en la temporada en que Nicky Hayden llegó al equipo. El norteamericano apenas logró un podio por las cuatro victorias de Stoner, insuficientes para pelear por el título. Además, Stoner presentó un problema por la intolerancia a la lactosa. Eso se sabe ahora, pero por aquel entonces no estaba claro lo que pasaba con el australiano y las relaciones con Ducati dejaron de ser idílicas tras perderse tres carreras en la segunda mitad de la temporada.

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

El sueño italiano

2010 fue una continuación de la anterior, con la diferencia de que las victorias fueron solo tres (todas de Stoner) y que se sabía que en 2011 Casey correría con Honda. Hayden se conformó con un podio más. En 2011 Ducati tiró de chequera y se hizo con los servicios de Valentino Rossi. Era la culminación del sueño italiano: una Ducati campeona del mundo con un italiano a sus lomos. Rossi ya tenía entonces 7 mundiales en la categoría reina y estaba en posición de pedir, cosa que hizo, pero nada de lo que le daba Preziosi funcionaba con él. La relación entre ellos no era buena. Incluso Ducati cedió al doble viga de aluminio que empleaban sus competidores a petición del de Tavullia. En 2012 se volvió a los 1000 cc en vista del aumento de costes que supuso la rebaja a 800 cc. Pero desde la salida de Stoner dejó de haber victorias. Rossi apenas rascó tres podios en sus dos temporadas en Ducati, mientras que Hayden, muy eficaz a la hora de vender motos en el mercado norteamericano, no era capaz de acercarse a los registros de cuando fue campeón del mundo en 2006.

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

En ese entorno enrarecido se produjo la adquisición de Ducati por parte de Audi a su anterior propietario, Texas Pacific Group. Audi puso al frente del Reparto Corse a su gente, con Bernhard Gobmeier a la cabeza. Preziosi fue relegado a Director de desarrollo de productos en las motos de serie, puesto que no aceptó y abandonó la marca, pues su pasión eran las carreras. Tuvo un ascenso meteórico y un final inmerecido. En 2013 ficharon a Andrea Dovizioso para acompañar a Hayden, dos pilotos competentes pero más económicos. El campeonato tornó a suministrador único de neumáticos en beneficio de Bridgestone (ahora es Michelin) en lo que podría parecer que beneficiase a Ducati, pero resultó ser una temporada aciaga en la que ni se acercaron al podio. Bernhard Gobmeier no sabía por dónde venía el aire y después de la temporada volvió a las carreras de coches de mano del grupo Volkswagen.

Ducati necesitaba un golpe de efecto y resultó ser el fichaje de Gigi Dall´Igna, antiguo jefe técnico de Aprilia en el mundial y artífice de sus éxitos en los 2T. Cal Crutchlow sustituyó a Hayden en lo que se puede llamar una temporada de transición. Dovizioso consiguió dos podios y Crutchlow uno, pero el británico no terminó la carrera en 8 GGPP, terminando 13º y saliendo del equipo. En 2015 Andrea Iannone entra en el equipo y se convierte en una escuadra netamente italiana. El año empezó muy bien para Dovizioso, con tres segundos puestos seguidos en las tres primeras carreras y un tercero en la quinta carrera, pero encadenó una serie de ceros que le sacaron de la pelea por el mundial. Finalmente Iannone acabó 5º y Dovizioso 7º, pero el ambiente en el box era nefasto tras el strike de Iannone a Dovizioso en Malasia en la última vuelta, jugándose la carrera.

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

En busca de Lorenzo

2016 fue una ensalada de abandonos, pero la moto empezaba a funcionar. Ambos pilotos consiguieron sendas victorias, pero la renovación de Iannone era imposible. Era un piloto muy rápido, pero no era un piloto de equipo y ya no tenía buen cartel dentro del equipo. Se estaba fraguando un golpe de teatro con el fichaje de Jorge Lorenzo, que al igual que Stoner y Rossi, quería un mundial de la categoría reina con otra marca diferente. Su fichaje por 12 millones de euros por temporada fue un bombazo y conforme pasaba la temporada 2017, un escándalo, porque Dovizioso iba encadenando victorias (hasta 6) mientras se jugaba la temporada con la estrella del momento, Marc Márquez. Finalmente Dovi terminó subcampeón, mientras que la opinión pública (especialmente en Italia) miraba a Lorenzo.

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

En 2018 Dovizioso comenzó ganando en Qatar, mientras que Lorenzo apenas puntuó hasta la quinta carrera, el GP de Francia (6º). Para entonces en Ducati ya habían decidido que no le renovarían y le aseguraron su moto a Danilo Petrucci, que hacía una buena temporada con la Pramac Ducati. La sorpresa vino cuando Lorenzo consiguió los cambios que venía pidiendo en la moto. con apenas unos cambios en la ergonomía, Lorenzo venció en Mugello y Montmeló consecutivamente, para repetir más tarde en Austria. Dovizioso venció tres carreras más, pero la relación entre ambos era muy tensa. Dovizioso obtuvo el subcampeonato por el 9º puesto de Lorenzo, lesionado y desmotivado al ver que se quedaba sin la moto con la que podía haber sido campeón de nuevo.

La historia de Ducati en el Mundial de MotoGP

En 2019 Dovizioso consiguió su tercer subcampeonato consecutivo aunque solo venció en dos carreras, pero frecuentó el podio en al menos la mitad de las carreras. Petrucci se estrenó como vencedor en un gran premio, pero no parecía una amenaza para su compañero de equipo. Esta temporada ha sido tan extraña como el año que hemos vivido todos, pero en Ducati ha sido especialmente convulso. Ducati pidió a sus empleados una rebaja en el sueldo al haber parado su producción debido al Covid. Dovizioso, que empezó en 2013 en Ducati como alternativa italiana (pero económica) a Rossi, había tenido que ver cómo Lorenzo cobraba el doble que él con menos resultados. Agraviado, se negó a la reducción de salario, que sumado a su cada vez peor relación con Dall´Igna devinieron en la ruptura de las negociaciones de renovación. A mitad de temporada Ducati comunicó a Petrucci que no contarían con él en 2021, así que buscó acomodo en el equipo satélite de KTM. Dovizioso quiso seguir jugando sus cartas, pero finalmente quedó eliminado en el juego de la silla. Los dos pilotos de Pramac en 2020, Jack Miller y Pecco Bagnaia, son los herederos de la Desmosedici e intentarán ganar el segundo título para Ducati. En menos de dos meses se apaga el semáforo y sabremos si son capaces de aumentar las 51 victorias de Ducati en 18 años.



 

Video recomendado

Relacionados

Texto:

Pipe Hinojosa

Fotos:

Archivo

Publicado el 20/01/2021

Número #122: Enamórate

Este número enamora. No solo te damos las claves para seducir a tu pareja para montar en moto sino que te mostramos las motos más cómodas para viajes a dos. Probamos la Honda X-Adv y la SYM Maxsym TL 500 y para nos enamoramos de la Triumph Thruxton RS y la Harley Davidson Far Bob. Te contamos por qué las motos enamoran utilizando el intercomunicador Cardo Packtalk Black. La historia de Yamaha en el Mundial, Tu opinión cuenta especial parejas moteras, MotoSpirit, El niño de la curva… ¡Arrancamos!