Moto1pro
Prueba | Neumáticos Bridgestone Battlax AT41: trail rutero

Prueba | Neumáticos Bridgestone Battlax AT41: trail rutero

El nuevo Bridgestone AT41 luce un dibujo de surcos profundos con aspecto aventurero, pero en realidad es un neumático touring de gran comportamiento en asfalto.

Mariano Urdín
Bridgestone
27/05/2022
Prueba | Neumáticos Bridgestone Battlax AT41: trail rutero
Mariano Urdín
Bridgestone

27/05/2022


Hay que reconocer que la mayoría de las cosas entran por la vista y el Bridgestone AT41 es un neumático bonito que queda muy lúcido en cualquier moto trail, pues le da esa imagen aventurera que a la vez proyecta sobre su piloto, un tipo capaz de superar cualquier obstáculo que se presente. Ese gancho comercial es el que han querido imprimir los diseñadores de Biridgestone, pero saben que más del 90 por ciento de los usuarios de este tipo de motos, jamás abandonan el asfalto.

Para esa gran mayoría, han desarrollado las características y rendimiento del AT41, que promete un comportamiento excelente sobre asfalto seco y una increíble tracción, agarre y frenada en suelo mojado. El objetivo es obtener un comportamiento homogéneo y seguro para viajar por carretera en todas las condiciones posibles.

El hábito no hace al monje… pero lo parece

Se puede considerar que es un neumático 80 por ciento de asfalto y 20 por ciento de pista, que emplea la tecnología desarrollada por Bridgestone que denominan Touring 3LC con doble compuesto en el neumático trasero. En la zona central la goma es más firme para proporcionar más estabilidad en línea recta y alargar el kilometraje, mientras que en los laterales utiliza goma de compuesto más blando que proporciona mayor agarre. El dibujo, además de su comentada apariencia, está diseñado para trabajar de forma eficiente en condiciones meteorológicas adversas, y los numerosos surcos profundos en las áreas de contacto con el asfalto facilitan una rápida y eficaz evacuación del agua.

Y bien, hasta aquí es un resumen de lo que nos dijeron los responsables de la marca en la rueda de prensa de la presentación, pero… ¿quieres saber cómo va el neumático de verdad? En esta ocasión, te lo puedo contar sin temor a equivocarme. Se nota que los responsables de la marca tienen una fe ciega en su producto, pues nos prepararon un test de dos jornadas muy intensas en el que recorrimos más de 700 km. En la primera de ella disponíamos de motos trail medias-semigrandes, de 700 a 900 cc, y en la segunda jornada super-trail, de 1100 para arriba, todas de última generación.

Prueba | Neumáticos Bridgestone Battlax AT41: trail rutero

En ruta

El punto de partida fue en la incomparable playa de La Concha (San Sebastián) y nos dirigimos hacia el Parque natural de las Peñas de Aya, en el límite entre el País Vasco y Navarra. Salimos temprano, a las 8:00 de la mañana, había buenas previsiones meteorológicas, pero el día amaneció típico del norte (de antes del cambio climático), gris y con pinta de ponerse a llover en cualquier momento, como sucedió a los 15 minutos, al poquito de pasar la localidad de Oyarzum. Era el chiri-miri clásico que moja el asfalto y las gotitas enturbian en la pantalla del casco, además encontramos algunos bancos de niebla.

Personalmente me gusta ir detrás del guía del grupo y mis compañeros de profesión, por respeto a mi veteranía, me suelen dejar. Por primera vez en mi dilatada vida profesional, la guía era una chica, de nombre Bárbara y francesa para más señas, de entre 35 y 40 años, pilotaba una KTM 790 Adventure. Pasamos Ergoien y subimos el puerto por la GI-3420 que nos conduce a Navarra, una carretera estrecha y revirada con buen asfalto, pero estaba mojada y con la comentada niebla intermitente.

Veo que la chica entra con una determinación y velocidad en las curvas que me hace pensar “está claro que no se ha dado cuenta que está lloviznando”. Ella no aminora el ritmo y se me va escapando, me pica el amor propio (yo pilotaba otra KTM, una 890 Adventure) y pienso, bueno, si llevamos las mismas ruedas y casi la misma moto y ella va así, será que conoce mejor la carretera… Aceleré el ritmo hasta volver a coger su rueda. Me sorprendió la confianza con la que entraba Bárbara en las curvas en esas condiciones, su conducción era super-fina, apenas tocaba los frenos y se descolgaba muy poco, pero el gas lo abre pronto y llevaba una velocidad de paso por curva elevada. Si la quería seguir, no me quedaba más remedio que conducir como ella y así lo hice, confiando plenamente en los neumáticos… y no me fallaron.

Después de una hora y media de curvas y más curvas, con el suelo a veces húmedo, a veces mojado y a veces seco, a un ritmo verdaderamente alto, llegamos a la primera parada, punto de fotos que aprovechamos para tomar un café o un refresco. Detrás de mí venían mis dos buenos amigos y veteranos compañeros, Ferran Mas y Santi Ayala, que estaban tan impresionados como yo con la manera de pilotar de Bárbara. A partir de ahí, ponerse a su rueda fue una lucha sin cuartel entre nosotros, no nos perdonábamos una y disfrutamos mucho pilotando.

Almorzamos en el Castillo Medieval de Javier, conocido por ser el lugar de nacimiento de San Francisco Javier, cerca de Sangüesa, verdaderamente pintoresco y muy bien conservado, para después encaminar nuestros pasos hacia las Bárdenas Reales. Esta es una zona semidesértica, surcada por pistas y caminos que se componen principalmente de arcillas, yesos y areniscas que con la erosión por el agua y el viento -sopla muy fuerte el Cierzo en esa zona- han ido esculpiendo formas sorprendentes, entre las que destacan los barrancos, las mesetas de estructura tabular y los cerros llamados cabezos. En ese escenario pusimos a prueba ese 20 por ciento de “fuera de carretera” del que presume el AT 41, que se comportó como cabía esperar, aceptablemente bien... pero no es un neumático off-road.

Pasamos allí la noche, en el curioso hotel Aire de las Bárdenas, en el mismo corazón del Parque Natural, para levantarnos y desayunar temprano para emprender el viaje de regreso a San Sebastián, completando un bucle interesante. Primero nos acercamos a Logroño, pasamos por Tolosa, Azpeitia y llegamos al Cantábrico por Zumaya, bordeamos la costa hasta Zarauz y entramos en la ciudad de La Concha por el monte Igueldo. Un recorrido precioso.

Esta segunda jornada le tocaba el turno a las maxi-trail y nada más ver la Ducati Multistrada V4, que todavía no había probado, le eché el guante y les pedí a mis compañeros que no me la pidieran hasta después del almuerzo. Me encantó cómo va esa moto y cómo se comportaron los AT41 con ese motor de cuatro cilindros en V y 170 CV empujando. Siempre tuve una sensación de control total, me sentía seguro inclinando a tope, abriendo gas sin muchos miramientos y llevando al límite las aptitudes del AT41 que nunca quedaron en evidencia. Su tacto es el de un buen neumático sport de carretera, tanto en aceleraciones, en frenadas como en los cambios rápidos de dirección, incluso en un pequeño tramo de autopista no me pude resistir a la tentación de apretar el motor italiano hasta alcanzar velocidades que no puedo revelar y su estabilidad y aplomo fueron sobresalientes.

Después pude probar también los AT41 sobre una BMW R 1250 GS con su proverbial comportamiento, una KTM 1290 Super Adventure (otro buen aparato, pero menos fina que la Ducati) y una Honda Africa Twin 1100 de orientación más campera con su llanta delantera de 21”. Mi opinión sobre los Battlax AT41 no cambió en absoluto.

En definitiva, solo me resta felicitar a Bridgestone por dos cosas: la primera por el buen producto realizado, creo que cumple sobradamente los objetivos que se han marcado en cuanto a rendimiento y ofrecen lo que demanda el mercado. Y la segunda, por organizar una presentación de tal magnitud, tan exhaustiva, con un despliegue de motos y medios fuera de lo común para poder llevar a cabo de la mejor manera posible nuestro trabajo.

Precios oficiales y medidas disponibles:

  • 100/90-19  M+S UM delantero 167,90 €
  • 90/90-21  M+S UM delantero 176,10 €
  • 110/80 R19  M+S  delantero 174,60 €
  • 120/70 R19  M+S  delantero 172,00 €
  • 130/80 R17  M+S UM trasero 193,20 €
  • 140/80 R17  M+S UM trasero 205,10 €
  • 150/70 R17  M+S UM trasero 211,70 €
  • 150/70 R18  M+S UM trasero 225,00 €
  • 170/60 R17  M+S  trasero 218,40 €