TRAIL: ¿A favor o en contra?

TRAIL: ¿A favor o en contra?

Hoy nos ponemos en contacto con dos amantes de las motos a los cuales les une su pasión por las dos ruedas. Pero hay algo que les diferencia: uno adora las trail y el otro las odia. ¿Quieres conocer sus motivos?

Autor:
Esther Rabadán
Foto:
Archivo
Publicado el 27/11/2020
TRAIL: ¿A favor o en contra?

"Enfrentar" a dos compañeros de equipo y, sobre todo, amigos, es tarea complicada. Los dos son unos apasionados de las dos ruedas pero tienen muy claros sus gustos y prioridades. Alfredo encuentra en las trail la moto definitiva; a Máximo, simplemente, no le gustan. Sigue leyendo para descubrir los motivos por los cuales dos personas con una misma pasión, tienen opiniones tan diferentes sobre la misma temática.  Y tú, ¿estás a favor o en contra?

Trail: La moto definitiva

Para mí la moto Trail de hoy en día es la moto definitiva, una moto capaz de aunar múltiples necesidades: Podrás moverte con soltura en la ciudad, viajar por el mundo cómodamente -independientemente del tipo de terreno o carretera- y te sacará una sonrisa cuando la carretera se retuerce.

Como muchos motoristas yo empecé por el campo, desde el ciclomotor pasando por motos de motocross, enduro y luego salté a la carretera. Mis primeros pasos fueron sobre una moto de turismo heredada, luego el sueño de cualquier motero: Adquirí una de las deportivas más excitantes del momento. El siguiente paso fue a una Naked de alta cilindrada para, tras una época de vuelta al enduro + scooter para ciudad, recalar en el segmento Trail. Os comento esto porque creo haber probado en propiedad varios segmentos de moto pero ya han pasado 10 años desde que conduzco una trail y creo que mi próxima moto será... una trail.

Si es verdad que para mí el concepto de moto que más me agrada es el de Trail Light, motos de cilindrada inferior a los 1.000 cc y cercanas a los 100 cv, mucho más versátiles que las maxitrail sobre todo en cuanto a peso. Prefiero ligereza con menos potencia frente a mayor potencia y más peso.

En mi caso personal, he utilizado la moto para acudir a mi trabajo cada día, realizar gestiones, escapadas de fin de semana y viajes. Cuando hablo de viajes hablo como hice en 2014, viajar desde Madrid a Dubrovnik (Croacia). Lo hice con mi moto trail a la que tan sólo tuve que colocar una maleta en el asiento trasero para un viaje de 10 días y más de 4.500 kilómetros, ninguna modificación más.

Trail ¿A favor o en contra?

A la vuelta del viaje, tras haber recorrido parajes de ensueño como el Passo del Stelvio, Liubliana o Venecia vine “nuevo” es decir, físicamente sin achaques, la postura tan cómoda de la moto consiguió que disfrutara plenamente del viaje. Y eso que tuvimos largas jornadas con meteorología adversa y carreteras en mal estado... Otro tema destacable fue el bajo consumo registrado, inferior a los 5 litros a los 100 km, otra ventaja de viajar en moto trail ligera.

Y también me divertí, está claro que no es comparable a la adrenalina de rodar en circuito con una hi-sport pero las trail de hoy en día cada vez equipan motores más potentes con mucho par, suspensiones de calidad y potentes equipos de frenos que consiguen que dinámicamente disfrutes. Además, son motos muy seguras y que las marcas se han esforzado en dotar de las últimas tecnologías disponibles, un claro ejemplo es la nueva Ducati Multistrada V4 2021, la primera moto con control de crucero adaptativo.

Si es verdad que en mi caso particular no he tenido grandes escarceos por campo, pero gracias a mi trabajo y la posibilidad de probar motos, he disfrutado muchísimo con motos como la KTM 790 Adventure o Yamaha Ténéré fuera de la carretera. Motos que con los neumáticos adecuados pueden transitar por todo tipo de terrenos y pistas endureras sin problema.  

En definitiva, no me extraña que las motos trail estén copando los primeros puestos de ventas… Son motos muy completas, válidas para un amplio espectro de usos y que dan muchas satisfacciones para los que no podemos tener una moto de cada disciplina.

-Alfredo Partida-

 

TRAIL: ¿A favor o en contra?

¡No me gustan los SUV!... ¡Ni las Trail!

Me toca hacer de malo… ¿Cómo me he dejado meter en este lío cuándo se supone que soy el jefe? Me lían y resulta que tengo que argumentar en contra de las motos que más se venden y que más éxito tienen… mientras que Alfredo hablará a su favor y quedará como el hombre equilibrado y sensato… ¡Eso los veremos!

Recuerdo que al comienzo de la “era Trail” nos vendían que eran motos que servían para todo. ¿Motos que sirven para todo? ¿Motos que lo hacen todo bien? Como mucho dejémoslo en motos que hacen de todo… pero regular tirando a mal. Recuerdo a mediados de los 80 una excursión de enduro que varios venían con una de las primeras Trail, la Yamaha XT, con el argumento de que servía para ir a trabajar entre semana y hacer enduro el domingo… ¡Cómo sufrieron!

Siempre digo que la mejor moto de Trail es la que tengo en mi garaje: una turismo para el día a día; una deportiva para el circuito; una de Enduro; una de trial; una de motocross; una de Supermotard; ¡ah! Y una clásica… Y ya sé lo que pensaréis… ¡que soy un “sobrao” y que estoy presumiendo de tener unas cuantas motos! ¿Veis como os decía que me toca hacer de malo? Porque tengo 60 años -¡buff!... qué mal suena esto-. Llevo 42 trabajando, 35 en la prensa del motor y tengo pocos vicios: ni tengo casa en la playa, ni cochazo, ni me voy de vacaciones a destinos exóticos, ni soy aficionado a restaurantes caros con estrellas Michelin, ni a la ropa de marca y las copas me las tomo en mi casa, con mis amigos. ¡Tengo claras mis prioridades! Y como decía mi abuela, ¡a quien le pique, que se rasque! Mi esfuerzo me ha costado.

Si tú, por tu situación económica -porque no olvido que hay gente que lo está pasando realmente mal-, o porque tu orden de prioridades es otro, necesitas una moto para todo o para casi todo… pues sí, una Trail te permitirá ir a trabajar, viajar, circular por pistas e incluso rodar en circuito.

Pero ul último número de Moto1PRO no va de eso. El número 119 va de que las Trail se han convertido en un postureo, como los SUV, y se venden en muchos casos por pura imagen. Veo mucha gente en motos Trail que podrían tener perfectamente una naked o un sport, pero prefieren una Trail con muchos extras, muchos faros y muchas protecciones que le dan a la moto y a su propietario un aire entre “dakariano” y aventurero. Aunque luego no pises ni una brizna de hierba ni ruedes jamás por un camino de tierra y vayas a trabajar con traje y corbata.

A pesar de todo, debo de reconocer una cosa: Las Trail de hoy día están tan bien hechas que realmente no hacen “todo” muy bien, pero sí hacen unas cuantas cosas muy bien. Las hay Trail perfectas para el día a día, para viajar o para ir a hacer curvas y meterse por carreteras retorcidas y llenas de baches donde con una touring o una Sport sufrirías más. Con una RR, ni te cuento. Y tanto es así que ahora me gustaría cambiar mi moto del día a día y estoy pensando en… una Trail. Pero no se lo digáis a nadie, porque quedaría muy mal.

-Máximo Sant-

Video recomendado

Relacionados

Texto:

Esther Rabadán

Fotos:

Archivo

Publicado el 27/11/2020

Número #122: Enamórate

Este número enamora. No solo te damos las claves para seducir a tu pareja para montar en moto sino que te mostramos las motos más cómodas para viajes a dos. Probamos la Honda X-Adv y la SYM Maxsym TL 500 y para nos enamoramos de la Triumph Thruxton RS y la Harley Davidson Far Bob. Te contamos por qué las motos enamoran utilizando el intercomunicador Cardo Packtalk Black. La historia de Yamaha en el Mundial, Tu opinión cuenta especial parejas moteras, MotoSpirit, El niño de la curva… ¡Arrancamos!