Wheels and Waves 2016

Wheels and Waves 2016: todo sobre el festival

Una vez al año se reúnen en Biarritz los mejores transformadores de motos de estética retro. Un festival al que acuden todos los amantes de la cultura café racer y vintage para disfrutar de este movimiento que parece imparable. Bienvenidos al Wheels and Waves.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
MotoXmedia / Triumph
Publicado el 15/06/2016
Wheels and Waves 2016

Parece que en estos días todo el mundo habla del Wheels and Waves. Mucha gente dice que ha estado, otros que quieren ir, otros que peregrinan cada año a Biarritz como si fuera una religión. Pero realmente nadie te cuenta qué hay allí, qué se respira y qué se puede hacer y ver.  Pues bien Moto1Pro se desplazó hasta Biarritz para vivir en primera persona la experiencia de “Ruedas y Olas”. Un fin de semana en el que nos impregnamos de lo mejor del festival para ser tus ojos y contarte realmente lo que se cuece allí.

Inicios y concepto

El Wheels and Waves es un evento muy joven. Este año ha celebrado su quinta edición, sin lugar a dudas la más multitudinaria de su historia, y podemos afirmar que ha servido para que el festival se consolide como referente de la cultura y estilo de vida café racer en Europa. Sus creadores, llamados Southsiders, nunca imaginaron que lo que en 2009 fuera una reunión de amigos amantes del motor, las transformaciones, la moda y el surf pudiera convertirse en unos años en el epicentro del mundo vintage. Entre 20 participantes de la primera edición a los miles de asistentes de esta última apenas ha pasado tiempo. El W&W es un gigante que acaba de despertar y al que le esperan muchos años de éxitos si mantienen su filosofía intacta. Esa idea de disfrutar de las motos y su entorno, de las transformaciones y de vivir el momento tanto en la carretera como en la playa. Puravidismo.

Wheels and Waves 2016

Viaja en moto

Puedes ir de muchas maneras al Wheel and Waves, pero nosotros recomendamos hacerlo en moto. Si escoges una ruta bonita el camino hasta Francia será una parte memorable de la experiencia. Nosotros lo hicimos desde Madrid sobre las nueva gama Classic de Triumph. 1200 km de aventuras entre ida y vuelta tanto o más divertidos que el propio evento.  Además disponer de tu moto para moverte por allí es una ventaja. Hay muchísimos vehículos en la zona de exposición y hay habilitado un parking específico de motos – de escasa capacidad. Igualmente parece que los agentes hacen la vista gorda esos días pues la gran mayoría de las motos están aparcadas en arcenes, aceras e incluso dentro de las rotondas. Eso sí, que no sean quisquillosos con los aparcamientos poco reglamentarios no significa se pueda hacer el vándalo. Los límites están muy claros y varios radares hacen en las inmediaciones de la ciudad “hacen el agosto” estos días.

¿Cómo es?

El centro neurálgico del festival – La “Village”- se encuentra junto a Cité de l’Océan, en una gran explanada ubicada aproximadamente un kilómetro del centro de Biarritz. Es aquí donde compras tus pases. La entrada cuesta 15 euros y te da acceso al recinto Village y a los conciertos.

W&W 2016

Allí los casi 70 expositores, en carpas militares, muestran sus mejores creaciones o bien venden sus ropa o merchandising. Es donde se pueden ver las mejores trasformaciones, conocer a los artistas y mimetizarte con el entorno. También las marcas han sabido encontrar su sitio en el festival. Triumph, Ducati Scrambler, Yamaha, Harley-Davidson, Moto Guzzi y BMW –patrocinador principal- estaban presentes con sus últimas novedades, lo que deja patente la importancia para las grandes firmas de esta corriente.

Presidiendo las dos calles de carpas hay un gran escenario donde a lo largo de los cuatro días de festival se van sucediendo multitud de conciertos, reservando los de los grupos con más tirón para la tarde y la noche. También se puede comer dentro del propio recinto gracias a los foodtrucks y distintas casetas donde comprar bebida. Los puntos de comida no son muy abundantes y a las horas punta las colas son enormes, hay que tenerlo en cuenta bien para armase de paciencia o bien acudir a entre horas. No es especialmente caro y puedes comprar una cerveza por tres euros y una hamburguesa por seis. 

Wheels and Waves 2016

Invitados de excepción

Los que buscan cruzarse con las estrellas de las transformaciones este es su sitio. Este año bajo las carpas –todas ellas iguales para mantener la unidad- podías encontrar personajes tan afamados como Roland Sands o El Solitario, o bien conocer a la gente de Wrenchmonkees o Icon 1000 entre otros muchos especialistas. Todo es muy accesible, sin barreras, puedes tocar sus motos e incluso a ellos mismos.

Wheels and Waves también en la playa

Flat track, aceleración, surf y rutas

Cada año el festival va ganando más adeptos y la organización prepara más actividades para los inscritos y el gran público.

Como su propio nombre indica el Wheels and Waves está muy relacionado con el surf. La cercana playa de Milady acoge desde el miércoles diversas actividades y competiciones que se realizan en las primeras horas del día. Las playas de Biarritz son una auténtica maravilla y no debes dejar de visitarlas, bien para coger unas olas o bien para tomar algo en el paseo marítimo, que está bien animado con casetas preparadas para la ocasión.

Este año como novedad se ha celebrado un carrera de Flat Track el miércoles. El hipódromo de Lasarte, en San Sebastián, acogía esta primera prueba bautizada como “El Rollo” que contó con sus mangas de entrenamientos y una súper final. Si bien el nivel no era muy alto, si logró congregar a muchos aficionados que disfrutaron de lo lindo con los derrapajes.

Uno de los platos estrellas del Wheels and Waves son las pruebas de aceleración. El mágico paraje de Jaikzibel, en la localidad guipuzcoana de Fuenterrabía, es la sede de las sprint races, que aquí reciben el nombre de Punk’s Peak. Se convocan 4 categorías: 50 cc, Pre 75, Post 75 y los Dragsters, auténticos aparatos de competición sobrealimentados preparados hasta el extremo para este tipo de competiciones. Muchos de ellos tras la carrera suben hasta Biarritz para estar expuestos en la Village.

También hay momento para el turismo en moto y este año se ha celebrado el Rallye Transpy, una ruta en la que se recorren las montañas pirenaicas del País Vasco para disfrutar de los paisajes y la gastronomía. Muy recomendable.

Rallie Transpy wheels and waves

Además hay exposiciones como Art Ride III, que se realizó en el puerto de Pasajes de San Pedro y congregó a varios artistas internacionales relacionados con el mundo de la customización en su más amplio espectro.

Vive la noche de Biarritz

La fiesta en la Village acaba relativamente pronto a las 12:30 no queda prácticamente nadie en Cité de l’Océan. Es cuando la gente peregrina al centro de Biarritz. La noche en la ciudad es tranquila pero hay multitud de bares y pubs donde tomar algo o cenar. Es un espectáculo disfrutar de una buena cerveza en la terraza del Café Miguel y ver desfilar las motos y sus variopintos propietarios mientras de fondo ruge el mar.  

En definitiva, el Wheels and Waves está pensado para disfrutar de la moto y su espíritu vintage en todos los sentidos. El destino perfecto para desconectar unos cuantos días y empaparte de la cultura café racer de la mejor manera, viviéndola.

¿Postureo o autenticidad?

Sin duda una de las mayores atracciones del festival, al margen de sus espectaculares motos, son sus visitantes. Allí puedes ver desde looks de todo tipo que van desde el rockabilly más puro, a fieles seguidores de Sons of Anarchy, pasando el hipster más barbudo o al surfero más rubio. Mucha gorra de Deus, camisas de cuadros, pantalones pitillo y lo más insólito: ¡monos de obra! la última tendencia en apariencia heritage. Si les añades un parche de Yard Built o Roland Sands ya pasas a estar en otra liga.

Puede ser postureo, sí. Pero también hay mucho de purismo. Esta corriente es así. Da cabida desde el que ama la estética sin saber de mecánica al que ama la mecánica sin saber se estética. Cualquier apasionado del motor, la moda o los festivales disfrutará mucho en el Wheels and Waves.  

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

MotoXmedia / Triumph

Publicado el 15/06/2016

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #109: ¡Harley Davidson LiveWire y Triumph Street Triple 2020!

En este nuevo número de Moto1pro probamos la Harley Davisdon LiveWire, que con su potente motor eléctrico no deja indiferente a nadie. Probamos también otra de las novedades del año la Triumph Street Triple RS. Probamos a también a fondo la Honda CB500X, una trail asfáltica muy polivalente. Además, viajamos a Estocolmo para conocer más sobre MIPS, el sistema de protección incluido ya en muchos cascos. También nos damos un paseo por el Revival Cafe. Además claro, de nuestras secciones habituales…