[VÍDEO] 10 backflips en 30 segundos: Luc Ackermann bate el récord del mundo

Publicado el 10/08/2020

Luc Ackermann se propuso batir un récord del mundo en concreto: realizar el mayor número de backflips en moto en 30 segundos. Y ya es suyo. Hasta ahora, y desde 2008, el récord pertenecía a Travis Pastrana, pero el joven piloto alemán, campeón del Mundo de Freestyle, ya puede decir que ha entrado en las prestigiosas páginas del libro Guinness de los Récords.

Para superar los 8 backflips que Pastrana consiguió realizar en 30 segundos el 17 de noviembre de 2008 los preparativos debían de estar medidos al milímetro. Y así fue. El lugar elegido fue el viejo aeródromo militar de Sperenberg (Brandeburgo), una pista de 2,5 km de longitud en la que se dispusieron 10 pequeños montículos de tierra en línea para realizar un backflip detrás de otro.

Tras semanas de prácticas en su campo de entrenamiento, Ackermann puso rumbo al aeródromo con el objetivo de superar la cifra alcanzada por Pastrana. En un primer intento consiguió realizar 9 backflips en 30 segundos, y aunque con eso le bastaba para conseguir el récord del mundo el alemán no quiso parar hasta conseguir su objetivo: 10 backflips en menos de 30 segundos.

¿El resultado? ¡10 backflips en 28,95 segundos! Ackermann no solo ha conseguido superar el número de saltos, sino también para el crono por debajo de los 29 segundos. Algo que sin duda volverá a ser difícil de batir.

Relacionados

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #119: Trail ¿La SUV de dos ruedas?

En el número 119 de Moto1Pro comprobamos la versatilidad de las Trail. Probamos en exclusiva la KTM 890 Adventure en Grecia y os mostramos todos los detalles de la Honda X-ADV 2020 y la Suzuki V-Strom 1050 XT. Os contamos la historia de Steve McQueen y os enseñamos cómo viajar en primera clase a lomos de una Triumph Tiger 1200 Alpine Edition. Nos ponemos un Shoei Hornet ADV y con un completo traje de Tucano Urbano. ¿Necesitas más? MotoSpirit, Tu opinión cuenta, El niño de la curva… ¡Arrancamos!