Comparativa KTM 390 Duke vs Yamaha MT-03

Comparativa: KTM 390 Duke vs Yamaha MT-03

Son motos polivalentes, urbanitas, divertidas y atractivas con las que podrás hacer todo lo que te propongas. Máquinas pequeñas y manejables con las que no renuncias a nada. Enfrentamos a las naked medias de Yamaha y KTM.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Javier Martínez
Publicado el 06/09/2016
Comparativa KTM 390 Duke vs Yamaha MT-03
390 Duke
KTM 390 Duke

Motor

8

Parte ciclo

8

Confort

7

Electrónica

5

Equipamiento

5

Consumo

8

Prueba: 4.990 €

Serie: 4.990 €

7

MT-03
Yamaha MT-03

Motor

8

Parte ciclo

7

Confort

8

Electrónica

5

Equipamiento

5

Consumo

8

Prueba: 4.999 €

Serie: 4.999 €

7

Cuando tienes el carné A2 surgen muchas dudas sobre qué moto escoger. Puedes irte a una moto “grande” limitada a 35 kw -47 CV aproximadamente- o bien escoger entre una moto que ha sido concebida para ajustarse a la normativa y ofrecer lo mejor de sí mismas sin ningún tipo de limitación. Es el caso de las dos máquinas que presentamos en esta comparativa, para nuestro gusto las dos con mejores prestaciones y cualidades dinámicas de su segmento: KTM 390 Duke y Yamaha MT-03.

Ambas son motos que comparten una filosofía naked, con estética bastante radical y prestaciones similares. Sin embargo, tienen un carácter opuesto marcado por sus propios propulsores, un monocolíndrico en la KTM y un bicilíndrico en la Yamaha.

Las cifras: en busca del mejor peso/potencia
KTM 390 Duke

Si analizamos las cifras vemos que la austriaca es ligeramente más potente 44 CV frente a los 42 CV de la japonesa. También las cifras de par son superiores en la KTM (35 Nm vs 29 Nm) lo que nos da ciertas pistas sobre la inmediata respuesta de su motor. En peso la Yamaha es el que hace subir más la báscula llegando a los 168 kg llena, una cifra muy baja teniendo en cuenta que tiene 14 litros de depósito, pero lejos de los 152 kg que firma la KTM (11 l. depósito).

Respuesta de motor sorprendente

Como decíamos es la configuración del motor lo que hace de estas motos dos máquinas que nada tienen que ver. El potente monocilíndrico de KTM es más perezoso abajo, pero a partir de las 6.000 rpm se dispara y entra en el modo “Ready to race” tan propio de la casa naranja. Una respuesta rápida que debes saber aprovechar enlazando marchas para arriba. Es hasta las 9.500 vueltas donde es una moto realmente divertida y puedes sacar todo su potencial. El cambio es preciso y efectivo por lo que si eres diestro podrás incluso poner en apuros a alguna moto más potente, aunque en alguna ocasión te toque tirar un poquito de embrague. Por la misma tipología del motor las vibraciones son están más presentes que en la Yamaha, pero en ningún momento llegan a ser molestas. A una velocidad legal son imperceptibles, pero cuando apuras el motor se hacen notar.

Por su parte la Yamaha es aparentemente la rival más dócil. Tiene un motor mucho más suave y equilibrado y sube de vueltas de una manera mucho más lineal. Esto no significa que sea soso, ni mucho menos, solo que es más predecible y fácil de pilotar. Si le buscas las cosquillas se las encuentras y como buena japonesa es al final de su cuenta revoluciones cuando saca los dientes. Entre las 7.000 y 10.500 rpm la MT-03 cambia de carácter se pone en modo guerrero. Es aquí donde puede pelear cara a cara con la KTM sin ningún temor. Sus más de 40 caballos están más que bien aprovechados y su relación de marchas es muy acertada con unas cinco primeras velocidades cortitas y divertidas y una sexta más larga con la que casi podemos alcanzar la segunda centena (probada en circuito).

No olvides que son motos de 375 cc (KTM) y 320 cc (Yamaha) por lo que no esperes una respuesta al gas apabullante. Ambas motos son progresivas y controlables en todo momento.

Parte ciclo de nota
Yamaha MT-03

Cuando salimos a hacer curvas y a probarla en entornos urbanos con cierta gracia es cuando sacan pecho ambas monturas. La KTM con su horquilla invertida, chasis tubular y piza de freno delantera radial hace que a simple vista te rindas ante sus componentes. Es cierto que en Austria nunca dejan nada al azar y si pueden dotar a sus motos de material de primera lo van a hacer. Evidentemente no estamos ante la 690 Duke R, pero dentro de su segmento es un privilegio contar con ese tren delantero. Eso en frenadas fuertes se nota y sobre todo al afrontar secciones de curvas con cierto salero. Es muy cortita de ejes y los cambios de dirección son inmediatos y muy precisos. Además su postura de conducción incita a ir al ataque con su manillar ancho, estriberas altas y bastante retrasadas. El asiento es más alto que en la Yamaha por lo que si eres de poca talla lo notarás.

La MT-03 hereda la parte ciclo de la R3, la deportiva de media cilindrada de Yamaha. Es absolutamente igual excepto por el manillar que hace que llevemos una postura erguida y confortable. La horquilla es convencional y su pinza delantera flotante de dos pistones, pero a la hora de la verdad da la talla tanto como la austriaca. Es una moto muy noble y se maneja con mucha comodidad en cualquier ámbito, incluso buscando sus límites nos encontramos con una máquina difícil de batir. Nos ha gustado mucho esa combinación de comodidad y buenas prestaciones. La frenada es más progresiva que en la KTM y menos certera, pero apretando fuerte la maneta cumple con nota. Lo mismo podemos decir de la horquilla y su amortiguador trasero. Kayaba se encarga de que la MT-03 lea el asfalto de la mejor manera. Además esta moto tiene un plus con su gran autonomía. Sus ridículos consumos y sus 14 litros de depósito hacen que podamos superar los 300 km sin repostar sin ningún problema.

¿Cuál es tu moto?

Es una difícil elección. El precio es prácticamente el mismo (4.990€ la KTM y 4.999€ la Yamaha) y su rendimiento similar, pero te daremos unas claves:

Si buscas prestaciones, una estética más radical, una moto más inmediata en sus reacciones y con un marcado sabor racing, la tuya es la KTM.

Si buscas una moto más amigable pero a su vez con carácter, más dulce en su respuesta de motor y con una imagen imponente pero no radical, la tuya en la Yamaha.

Lo mejor de las motos

390 Duke
Manejabilidad
Parte ciclo
Instrumentación
MT-03
Suavidad del motor
Ausencia de vibraciones
Parte ciclo

Lo peor de las motos

390 Duke
Dimensiones para los XL
Pata de cabra
Bajos motor
MT-03
Portamatrículas extralargo
Horquilla convencional

Detalles de las motos

390 Duke
Motor KTM 390 Duke

Completamente nuevo, de 375 cc, 44 CV a 9.500 rpm y 35 Nm a 7.250 vueltas. Un conjunto de 36 Kg de peso, con culata de 4 válvulas y doble árbol de levas en cabeza. Además de estirar mucho y bien, KTM ha hecho una apuesta fuerte por conseguir consumos muy bajos.

Escape KTM 390 Duke

Como en las Duke 125 y 200 el escape se coloca bajo el bloque motor. Si esta 390 ya es compacta de por sí con el silenciador en esta posición se centralizan aún más las masas.

Cuadro KTM 390 Duke

Otro elemento que comparte la 390 con sus hermanas 125 y 250 es el cuadro de instrumentos. Va bien servido de información, y más aún para su categoría. Completamente digital, y un “cockpit” multifuncional donde tenemos consumos, autonomía, parciales, etc. Mucha información en poco espacio hace que la lectura del cuentarrevoluciones (una línea horizontal superior) no sea especialmente clara.

Frenos KTM 390 Duke

Cuando hablamos de su parte ciclo la 390 Duke saca pecho. Con mirar el equipo de frenos ya vemos que KTM se lo toma en serio, con un gran disco delantero de 300 mm mordido por una pinza radial de 4 pistones hecha por BYBRE (“by Brembo”, la segunda marca de la firma italiana) que se ayuda de un trasero de 230 mm. Y lo más importante de todo, el ABS es desconectable y de serie.

Suspensiones KTM 390 Duke

KTM tampoco se anda con chiquitas a la hora de montar suspensiones de calidad. Como es habitual en la marca naranja tanto la horquilla invertida de barras de 43 mm (no regulable) como el amortiguador trasero (regulable en precarga) las firma WP. Con el ligero peso de esta Duke (139 Kg en seco) el comportamiento dinámico es tremendamente noble con estas suspensiones.

MT-03
Diseño Yamaha MT-03

Basada en la deportiva Yamaha R3, mantiene un aspecto agresivo con la mayor parte de la carga de diseño en la parte frontal y una parte trasera minimalista. El escape a un lado, el faro frontal y las tomas de aire laterales le dan un toque deportivo.

Motor Yamaha MT-03

Bicilíndrico en línea de 320 cc de refrigeración líquida con 4 válvulas. Carácter deportivo, con 42 CV, en su interior encontramos pistones forjados de bajo peso que hacen que suba de vueltas con facilidad. 

Frenos Yamaha MT-03
la MT-03 monta un disco delantero de 298 mm con pinza flotante de dos pistones y un disco de 220 mm en la rueda trasera. Este sistema de frenos proporciona una contundente potencia de frenado que permite disfrutar tanto en ciudad como en carretera. El ABS se incluye de serie.
Cuadro Yamaha MT-03

Un cuadro muy intuitivo que combina lo digital y lo analógico, proporcionando toda la información necesaria. En la parte izquierda se indican la rpm, nivel de gasolina, temperatura del aceite y la hora. A la derecha, la velocidad y un ordenador de a bordo con información como el testigo de aceite, doble odómetro parcial, odómetro total, consumo medio, consumo instantáneo, etc.

Frontal Yamaha MT-03

Con un inconfundible aire de familia, el frontal de la Yamaha MT 03 presenta un faro colocado en una posición algo rebajada. El puesto de conducción facilita mucho el control del tren delantero de la moto

Fichas técnicas

390 Duke

Tipo:

1 cilindro, 375 cc, 4 válvulas

Refrigeración:

Líquida

Potencia máxima:

44 CV a 9.500 rpm

Par máximo:

35 Nm a 7.250 rpm

Cambio:

6 velocidades

Transmisión:

Cadena

Tipo:

Multitubular en acero

Suspensiones:

Horquilla invertida WP / Amortiguador WP

Delantero:

Disco 300 mm. Pinza Bybre radial 4 pistones. ABS desconectable.

Trasero:

Disco 230 mm. ABS desconectable.

Longitud:

N.D.

Distancia entre ejes:

1.365 mm

Altura del asiento:

800 mm

Peso lleno:

152 kg

Capacidad del depósito:

11 litros

Neumáticos:

110/70-17” / 150/60-17”

MT-03

Tipo:

2 cilindros, 4 tiempos, DOHC, 4 válvulas, 321cc

Refrigeración:

Líquida

Potencia máxima:

42 CV a 10.750 rpm

Par máximo:

29,6 Nm a 9.000 rpm

Cambio:

6 velocidades

Transmisión:

Cadena

Tipo:

Multitubular de acero. Diamante

Suspensiones:

Horquilla telescópica KYB de 41 mm y 130 mm r. / Monoamortiguador con bieletas monocross y 125 mm r.

Delantero:

Disco 298 mm. Pinza doble pistón con ABS de serie

Trasero:

Disco 220 mm con ABS de serie

Longitud:

2.090 mm

Distancia entre ejes:

1.380 mm

Altura del asiento:

780 mm

Peso lleno:

168 kg

Capacidad del depósito:

14 litros

Neumáticos:

110/70 R17 / 140/70 R17

Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 06/09/2016

Ya está disponible el número 83 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #83: Novedades motos 2018

Te mostramos todas novedades del Salón de Milán, las motos que llegan en 2018. Probamos la nueva Ducati SuperSport S y la Kawasaki Versys 300X, repasamos las claves del título de Marc Márquez y la vida de Mike Hailwood. En off road entrevistamos al flamante campeón del mundo de enduro Josep García.