Moto1pro
Ebroh Bravo GLE

Ebroh Bravo: Llegan las motos 125 eléctricas

La oferta de motos eléctricas se va animando. Ahora le toca el turno a motos, no scooter, similares a las 125 como esta Ebroh Bravo orientada para todos aquellos que bien con el A1 o con el carnet de coche no se conformen con un scooter eléctrico. Precio: 4.490 euros.

Redacción Moto1pro
Juan Solo
Foto
Ebroh
Fecha22/06/2020
Ebroh Bravo GLE
Juan Solo
Juan Solo
Foto
Ebroh

fecha22/06/2020


Ebroh sigue abriéndose camino en el segmento de los scooter y ahora motos eléctricas, ahora con la Bravo, que sería el equivalente a una moto de 125 cc. de marchas, pero con batería. Ebroh es una marca de Zaragoza que lleva más de tres años desarrollando este proyecto que verá la luz el próximo mes de julio y del que nos confirman que ya están recibiendo pedidos. Su precio será de 4.490 euros y estará disponible en colores rojo, negro, azul y verde.

La Ebroh Bravo tiene un motor "sin escobillas" de 72 voltios y 5.000 watios capaz de lanzar la moto a más de 110 kilómetros por hora y tener una autonomía de más de 100 kilómetros. La potencia máxima de la Ebroh Bravo es de 8,4 KW, unos 11 CV.

Las primeras pruebas de homologación de la Ebroh Bravo comenzaron hace unos dos años en las instalaciones de Idiada en Tarragona, por lo que podría ser la primera moto deportiva eléctrica de estas características desarrollada 100 por cien en España.

Ebroh Bravo GLE

Como en la mayoría de las motos deportivas eléctricas, la Ebroh Bravo GLE ubica su batería (aproximadamente 35 kilos de peso) en la parte central de la moto para mejorar su estabilidad. El motor está integrado en la rueda trasera directamente.

La elección del sistema de propulsión, regulador y centralita, ha sido especialmente pensada para todos aquellos que quieran una moto para la convalidación del carnet de coche con el A1 de moto. Tiene tres modos de conducción: ciudad, carretera y marcha atrás, que nos permitirá dar más o menos potencia a la moto y consecuentemente aumentar o disminuir el consumo de la batería.

El sistema de recarga se puede hacer en una instalación doméstica convencional y Ebroh asegura que en cinco horas la moto estará nuevamente al 100 por cien de su capacidad.

Chasis y suspensiones de la Ebroh Bravo

La Ebroh Bravo es una moto de gran tamaño. El chasis y las suspensiones se han diseñado pensando en alguien que busque una moto que vaya más allá del típico vehículo práctico y urbano. La horquilla cuenta con barras de 35 mm. de diámetro y un recorrido de 125 mm. El amortiguador trasero tiene un recorrido de 100 mm. El chasis es de tipo multitubular en tubos de acero y la distancia del asiento al suelo es lo suficientemente baja (845 mm.) como para que pilotos de cualquier talla se sientan a gusto a bordo de la Ebroh Bravo. El peso total de la Ebroh Bravo es de 147 kg.

Los frenos tienen un doble disco en la rueda delantera de 276 mm. de diámetro con pinza de doble pistón, que se acompaña a un disco trasero de 220 mm. de diámetro. El sistema de control de la frenada es tipo CBS, frenada combinada.

Las llantas de aluminio abrazan neumáticos con medidas 110/70-17 delante y 140/70-17 detrás.

Cuadro de instrumentos de la Ebroh Bravo

El cuadro de mandos es completamente digital e inspirado en el que vemos en un gran número de motos naked de 125. Todo el conjunto de luces es con bombillas LED con un faro delantero con una optica elipsoidal.

Las dos manetas de manillar sirven para usar cada uno de los frensos, el delantero en la maneta derecha y el trasero en la izquierda, que también se encarga de la frenada combinada. Como moto eléctrica no tiene embrague ni obviamente su maneta.

Juan Solo
Facebook

Juan Solo

Moto1pro
Juan Solo

Juan Solo

Desde que, a los 11 años apareció una Puch Minicross en mi casa, estoy vinculado al mundo de la moto. En 1988 comencé a colaborar en una revista nacional, aunando el periodismo y las motos. En 2000 comencé en el incipiente área digital de un medio especializado nacional, y auné, periodismo, las motos e Internet. En 2016 fiché por Moto1Pro y auné periodismo, las motos, Internet y un grupo de locos por las motos que son con los que comparto estas líneas. No se puede pedir más.

Facebook