Moto1pro
El antirrobo definitivo: esconde tu moto bajo tierra

El antirrobo definitivo: esconde tu moto bajo tierra

Esconder tu moto bajo tierra para asegurarte de que no te la roban: una empresa británica fabrica búnkers para poder guardar nuestros tesoros...

Redacción Moto1pro
Redacción
Foto
MCN
Fecha17/02/2022

Hablamos de:

El antirrobo definitivo: esconde tu moto bajo tierra
Redaccion Moto1pro
Redacción
Foto
MCN

fecha17/02/2022


Imagínate que llegas a casa después de dar una paseo en moto y que, en vez de aparcarla en el garaje sin más, la guardas en búnker bajo tierra. Dicho así parece algo propio de una película de Batman o del agente 007, pero no…

Una empresa británica ha sido la encargada de crear el “Bault”, una especie de armario subterráneo automatizado donde guardar a buen recaudo nuestras motocicletas para asegurarnos que nadie nos la robe en nuestra ausencia.

El antirrobo definitivo: esconde tu moto bajo tierra

Un búnker para motos

Mark Duffy, el ingeniero encargado de este proyecto, explicó a nuestros compañeros de Motorcycle News que tuvo la idea viendo jugar a sus hijos. “Pensé que tendrían mucho más espacio para correr y divertirse si el garaje estaba bajo tierra”. Y así comenzó todo. Los pasos a seguir son bastante sencillos: primero Duffy se acerca con un equipo de escaneo a ver el lugar donde se llevaría a cabo la obra para asegurarse de que no hay tuberías o cables subterráneos en esa zona. Una vez se comprueba que todo está correcto, comienzan a excavar dos agujeros: uno para el Bault y otro para el motor que se encargaría de subir y bajar el mecanismo. "Una vez que el agujero está listo, hacemos una base de hormigón y luego colocamos el Bault. En ningún momento se cuelga nada del techo del garaje del cliente ni nos apoyamos en las paredes, tenemos otro sistema para llevarlo con seguridad" explica Duffy.

Por último, la parte superior se nivela con la superficie del garaje para conseguir un acabado a ras de suelo y que nada sobresalga. Las paredes y la puerta de esta guarida subterránea pueden resistir hasta cuatro toneladas de peso. La fabricación del conjunto lleva algo del tiempo, eso sí, unas seis semanas. La instalación ya es más rápida: se hace unos tres o cuatro días.

Otro factor importante a tener en cuenta es el precio. Un sistema como este, como os podréis imaginar, no es apto para todos los bolsillos. Su coste aproximado es de 25.000 euros. Aun así, quien pueda permitírselo seguramente valore la opción de poder guardar su moto como un auténtico personaje de cine.