Moto1pro

Honda patenta un carenado activo de ayuda a la conducción

Honda continúa desarrollando la conducción autónoma, que en ciertas ocasiones gobierna de forma automática tanto la dirección como los frenos.

Honda patenta un carenado activo de ayuda a la conducción
Facebook
Twitter
Whatsapp
Foto
cycleworld.com

fecha24/09/2023


Los fabricantes persiguen con ahínco producir motos que corran más y gasten menos gasolina pero no hay nada más importante que la seguridad. Si en los automóviles la seguridad ocupa el primer plano, en las motos, por razones obvias, ocurre lo mismo. Los que vamos en moto no contamos con una estructura de acero para protegernos, ni con cinturón de seguridad, múltiples airbags, etc.

La tecnología moderna permite el empleo de cámaras y radares que sirven como ayuda en la conducción de la moto. Las marcas están desarrollando sistemas que incluso actúan sobre la dirección. En este sentido, Honda ha desarrollado un sistema por el que ciertas partes del carenado empujan la zona interior del muslo del motorista. No solo para alertarle de que la electrónica está interviniendo en la conducción sino, además, ayudarle a adoptar una posición más adecuada.

Honda patenta un carenado activo de ayuda a la conducción

Honda patenta un carenado activo de ayuda a la conducción

Los compañeros de cycleworld.com han pillado unas patentes presentadas en Europa que muestran a una Honda CBR1000RR equipada paneles móviles a la altura de las rodillas del piloto. Un sencillo accionador les permite salir hacia afuera. Esta tecnología no sería algo aislado, sino un detalle más en una serie de ayudas a la conducción en las que Honda continúa invirtiendo.

Uno de los objetivos es que no coja por sorpresa al piloto cuando se actúe de manera automática sobre los frenos y la dirección por medio de estos sistemas de ayuda a la conducción. Así, si la dirección se corrige de manera automática hacia la derecha para evitar que se invada el carril contrario, se despliega un panel que ayuda a que el piloto saque la rodilla derecha, para facilitar la maniobra. En una frenada fuerte se activarían los paneles de los dos lados para alertar al piloto.

No parece que Honda vaya a llevar a la serie este sistema a medio plazo. Lo que sí supone es un paso más en el desarrollo de la conducción autónoma. Una tecnología que permitirá que la moto gobierne por sí misma tanto la dirección como los frenos en ciertas situaciones. El objetivo de la marca es que en 2050 no haya accidentes de tráfico, algo que en estos momentos parece casi ciencia ficción.

Ildefonso García
Ildefonso García

Tras estudiar periodismo e inglés, en los 80 me publicaron una entrevista con Kenny Roberts y desde entonces estoy en este mundo. Dispuesto a aprender hasta la caída de la bandera ajedrezada.