Marc Márquez gana el GP de Argentina

Marc Márquez gana un fin de semana de eliminación

Marc Márquez sigue haciendo las Américas. El piloto de Honda ha ganado en dos de tres GG.PP que se han celebrado en Termas de Río Hondo, en Argentina. Valentino Rossi sigue ahí con un segundo puesto y Lorenzo suma el primer cero del año. Michelin, fue el gran protagonista del fin de semana.

Autor:
Ildefonso García
Foto:
Repsol Honda
Publicado el 04/04/2016
Marc Márquez gana el GP de Argentina

El Gran Premio de Argentina fue una carrera de eliminación en la que Marc Márquez supo jugar bien sus cartas, Valentino Rossi logró que le tocase la lotería con un segundo puesto fruto de las caídas de las Ducati de Dovizioso e Iannone, y Jorge Lorenzo se fue con caída y cero puntos en su casillero.

Valentino Rossi cumplía 20 años en el Mundial. El de Tavullia sigue siendo, 20 temporadas después, no sólo uno de los mejores pilotos de la historia, sino una estrella mediática que va mucho más allá del mundo motociclista. En Argentina es algo así como el Maradona de las dos ruedas. La afición sudamericana lo idolatra de tal manera que Valentino el año pasado decía: “ahora entiendo cómo se sienten los animales del zoo”. Y es que hay amores que matan.

La devoción por Valentino a veces se tornaba en mal querer por pilotos como Marc Márquez o Jorge Lorenzo. MotoGP, de alguna manera, está siguiendo una senda futbolística (en el peor sentido de la palabra) que esperemos que acabe cuanto antes. Las motos siempre han sido un deporte sano, diametralmente opuesto a lo de las aficiones encontradas del balompié. Rivalidades siempre ha habido y bienvenidas sean: Agostini/Read, Roberts/Spencer, Rainey/Schwantz, Garriga/Pons o Doohan/Crivillé. Lo que estamos viviendo ahora es otra cosa, quizá también porque MotoGP se ha convertido en un deporte de masas y, encima, la Fórmula 1 no vive sus mejores momentos.

El peligroso deslizamiento del motociclismo hacia comportamientos hooligans asociados a otros deportes es preocupante. En Argentina (y en todo el mundo), Valentino es adorado. Nadie que ame el motociclismo no puede dejar de admirar al “Dottore”. Lo que no se entiende son los abucheos a Márquez, Lorenzo o a quien sea. Un asunto feo en el que también los periodistas tenemos nuestra parte de responsabilidad. El sensacionalismo, la sal gorda, el morbo… vende. Lo que es un poco triste. 

Scott Redding, accidente en Argentina

Michelin fue el gran protagonista de Argentina

El gran protagonista del fin de semana ha sido Michelin. La comparación entre los Bridgestone y Michelin no es nada fácil por mil razones, entre otras que la electrónica ahora es del tipo “café para todos”. Lo que supone unas ayudas a la conducción menos sofisticadas en el caso de las motos oficiales.

Tras la carretera de Qatar al comienzo del Mundial, Andrea Dovizioso declaró que el neumático trasero había caído muchísimo pero que pensaba que era debido a la electrónica. Casey Stoner, tras estar probando la Ducati en Qatar, aseguró que: “con los Michelin tienes que adelantar de otra manera (que con los Bridgestone). Tienes que preparar la maniobra a la salida de la curva para luego superar al rival en la entrada del siguiente viraje, sin venir desde muy atrás y adelantar apurando muchísimo los frenos”.

Ducati no ha ganado un GP desde la victoria que el australiano consiguió en Phillip Island en 2010, así que los de Bolonia llevan un larga travesía del desierto. En Argentina estuvieron a punto de subir al podio Andrea Dovizioso y Andrea Iannone hasta que a este último se le cruzaron los cables en la última vuelta.

El sábado hubo 17 caídas en total contando las tres categorías, de ellas 11 sucedieron en la fatídica curva 1. El viraje de final de recta, muy bacheado y con la pista muy sucia a poco que el piloto se saliese de la trazada. Ese día Márquez se fue al suelo en el mentado viraje en dos ocasiones y Lorenzo en una. El mallorquín dejó bastante tocada su montura así que afrontó la Q2 con sólo una unidad lo que le impidió hacer una estrategia a tres paradas (emplear tres gomas).

En el FP4 el slick trasero de la Ducati de Scott Redding perdió la banda de rodadura, ésta salió despedida, rompió el colín de la moto y le dio un golpe en la espalda al británico, quien por fortuna no se cayó. A partir de ahí el nerviosismo se hizo patente en el paddock.

Tras una reunión de Michelin, Dirección de Carrera, e IRTA (equipos) el fabricante francés decidió retirar las dos especificaciones de neumático trasero (el problema había sido con el blando) porque la carcasa era la misma en ambos casos. Así que la carrera se iba a realizar con un tipo de neumático extra de seguridad. Por todo ello el trabajo del viernes y sábado no servía para mucho pero la seguridad, por supuesto, era lo primordial.

La idea era que el domingo hubiese un entrenamiento extra para MotoGP de 30 minutos además de los 20 minutos del warm up, para así poder probar el neumático extra de seguridad. Aunque la climatología propia del comienzo del otoño argentino cambió todo. Estuvo lloviendo durante la noche del sábado al domingo. El día de carrera continuó la lluvia, y los tres warm up se desarrollaron en mojado. Así que no se pudo rodar con el neumático extra de seguridad, por lo que éste quedaba descartado para la carrera. Los pilotos no podrían salir a ciegas a correr con un neumático con el que no habían dado ni una vuelta.

La filosofía monogoma se ha impuesto en el mundo del motor: F1, MotoGP, WSBK. Es evidente que iguala el panorama y acaba con las épocas en que los fabricantes hacían neumáticos especiales para un puñado de pilotos.

En cambio para (como dirían los italianos), “el gomista”, la filosofía de que una sola compañía se ocupe de surtir a toda la parrilla no tiene muchos aspectos positivos. Si todo va bien no es noticia pues es lo que se espera en un campeonato donde la marca de neumáticos no tiene competencia. En cambio, si aparece el más mínimo problema, éste enseguida es noticia y se magnifica, con mucha gente preguntándose: ¿cómo es posible que tengan problemas con las gomas si no tienen competencia?

La realidad casi siempre es bastante más complicada y menos maniquea. Para empezar el fabricante francés acaba de aterrizar después de años en los que Bridgestone suministraba el material. Por otro lado, la pista argentina es particular, es la segunda más rápida del calendario (después de Phillip Island) y pese a que allí están entrando en el otoño, el fin de semana hizo mucho calor, aunque el domingo menos. Michelin sí que tiene competencia y son los tiempos logrados con los Bridgestone. La multinacional gala quiere machacar, no sólo que el GP se suceda sin incidentes, sino dar a los pilotos la oportunidad de batir los tiempos alcanzados calzando Bridgestone. Y en esas estamos…

Al llover durante toda la mañana, el warm up de MotoGP se desarrolló en agua y los Michelin de mojado pasaron el examen con nota. Al no poderse probar el neumático extra de seguridad la organización decidió reducir a sólo 20 vueltas (la más corta de las tres categorías) la carrera de MotoGP con una parada obligatoria para cambiar de neumáticos entre las vueltas 9 y 11.

¿Qué habría pasado si en plena carrera de MotoGP se hubiese puesto a llover? Pues que se habría detenido la misma para luego hacer otra en seco a sólo 10 vueltas. Dorna ha sabido salvar los muebles después de vivir una “tormenta perfecta”, en la que se juntaron los problemas con los Michelin y la llegada del agua en el warm up para luego correr en seco.

Renovaciones de contrato en MotoGP

Como es sabido este año los “cuatro fantásticos” tienen que renovar. Valentino Rossi puso patas arriba todo al anunciar en Qatar, justo al comienzo del año, que renovaba con Yamaha por dos años más, hasta finales de 2018. Hervé Poncharal, el dueño de la escuadra Tech3 le dijo a Bradley Smith que pensase en su futuro porque la misión de Tech3 era dar la oportunidad a jóvenes promesas. El británico contestó haciendo público su fichaje por KTM, la marca austriaca que regresa la próxima temporada a MotoGP.

La gran pregunta es qué hará Jorge Lorenzo, ¿se irá a Ducati o se quedará en Yamaha? Esta es una de las claves del Mundial 2016. En el paddock se dice que tiene un pie en Ducati, muy pronto saldremos de dudas… Tras lo que hizo Iannone hoy es posible que los responsables de la marca de Bolonia quieran algún piloto más cerebral y menos explosivo (dicho lo de explosivo en el más literal sentido de la palabra). Iannone se cayó en Qatar y en Argentina volvió a irse al suelo, encima llevándose puesto a su compañero de equipo. Todo ello en la última vuelta cuando Dovizioso tenía el segundo lugar en el bolsillo e Iannone el último peldaño del podio. Un doblete que habría sabido a gloria para la marca de Bolonia.

Está claro que Gigi Dall’Igna ha hecho una moto muy competitiva que no sabemos de qué sería capaz si la escuadra italiana contase con alguno de los “cuatro fantásticos” en sus filas.

Andrea Dovizioso y Andrea Iannone en el GP de Argentina

Día de los inocentes sajones: todos los alerones iguales

Como sabrás el 1 de abril (April Fool’s) es cuando los sajones celebran el Día de los Inocentes. Mi admirado David Emmett, responsable de la web motomatters.com, sacó una explosiva exclusiva desvelando que a partir de 2017 todas las MotoGP iban a emplear las mismas alas (como ya llevan la misma electrónica y neumáticos). Unos apéndices aerodinámicos que iban a ser diseñados nada menos que por Airbus. Una broma genial, muestra del mejor humor británico, que dejó descolocado a más de uno.

¿Y qué pasó durante la carrera de MotoGP?

La carrera de MotoGP se desarrolló en seco aunque con algunos parches húmedos en la pista. Jorge Lorenzo salió primero pero enseguida fue abducido por el grupo y se vio que el mallorquín iba a sufrir… hasta que se fue al suelo. El campeón del mundo es un perfeccionista, que tiene que tener todo controlado, y cuando las condiciones del asfalto no son óptimas suele sufrir, como así ha sido. La pista de Termas de Río Hondo nunca se le ha dado bien (justo al contrario que Márquez). Tras la carrera Lorenzo no se escondió y dejó claro que toda la culpa había sido suya.

Marc Márquez realizó una carrera de infarto. En la salida se tocó con Iannone por lo que hizo toda la primera mitad de la carrera (hasta el cambio de moto) con la cámara del colín colgando. En el cambio de moto Márquez y Rossi (primero y segundo) entraron juntos y salieron igual. A partir de ahí se vio que el “Dottore” tenía problemas. Tantos que Marc dijo adiós, mientras que Viñales y las Ducati de Iannone y Dovizioso llegaron.

Valentino Rossi celebra su podio en el GP de Argentina

Maverick Viñales, que estaba haciendo la carrera de su vida, se cayó en la curva 1 cuando luchaba por una posición en el podio. Maverick sigue asombrando al podio y Suzuki continúa dando pasos hacia delante, ya no es aquella marca comparsa incapaz de medirse con las Honda, Ducati y Yamaha. Y encima “Mack” le pone lo que le falta a la Suzuki.

En la última vuelta, con Márquez escapado y Dovizioso e Iannone con el podio asegurado, Iannone intentó un adelantamiento imposible por el interior, cayéndose y llevándose puesto a su compañero. Iannone es un piloto muy rápido, que no se corta un pelo, basta ver cómo adelantó a su amigo Valentino, pero se tiene que calmar un poco si quiere ser uno de los grandes. Iannone finalmente fue sancionado con tres posiciones para el próximo GP que se disputará en Texas.

Con el KO de Ducati, Valentino Rossi se encontraba con el segundo puesto, que no le quita ningún mérito a este fantástico resultado. Rossi estaba ahí y, conociendo el espíritu de Iannone, no era descabellado que ocurriese lo que al final pasó. Mientras que Dani Pedrosa también salió beneficiado con el último peldaño del podio, aunque a unos lejísimos 28 segundos de su compañero de equipo. 

Relacionados

Texto:

Ildefonso García

Fotos:

Repsol Honda

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #117: La Moto, la solución

En el 117 la Moto es la Solución. Te enseñamos sus beneficios y tras probar la Peugeot Metropolis nos preguntamos: ¿Qué es mejor, 3 o 2? Pero sois vosotros los que nos contáis por qué habéis elegido un Scooter en “Tu opinión cuenta”. Y nos ponemos el casco, un HJC RPHA 11, para probar la precisión de la KTM Duke 890 R y la deportividad de la Ducati Panigale V2, con la que no sé si podríamos haber hecho la RodiBook 2020. Lifestyle, El niño de la curva, MotoSpirit... ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!