Moto1pro
Trucos para pasar del coche a la moto sin riesgos

Trucos para pasar del coche a la moto sin riesgos

Con el carnet B de coche puedes conducir motos, pero ser motorista exige ser responsable. MAPFRE Cuidamos tuMOTO te aconseja cómo pasar del coche a la moto.

Trucos para pasar del coche a la moto sin riesgos
Redaccion Moto1pro
Redacción
Foto
Redacción

fecha13/04/2022


Muchos usuarios de coche se han animado a pasarse a la moto por todas las ventajas que conlleva este medio de transporte sin necesidad de obtener el permiso A1. La aprobación de que los poseedores del carnet B de coche con una antigüedad de tres años pueden conducir también motocicletas y scooters de hasta 125 cc y 11 kW (15 CV) de potencia, y triciclos homologados en la categoría L5e (mayor cilindrada de 125 cc pero con pedal de freno sobre el eje delantero y trasero, freno de estacionamiento, intermitentes que sobresalgan de la carrocería y anchura del tren delantero igual o menor a 460 mm.), ha hecho que muchos usuarios de coche den el salto a conducir motos.

El director de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, ha advertido que “una cosa es tener el permiso de conducir de coche y otra es ir en moto” y es que actualmente, la convalidación del permiso B con el A1 es un trámite que se produce de forma automática sin ningún tipo de prueba o examen adicional, con lo que, en muchos casos, los conductores se suben a una moto con nula o muy poca experiencia previa. Por ello, desde algunas asociaciones y organismos se pide cierta formación, por lo que se está valorando exigir una preparación mínima desde el Área de Formación de la Dirección General de Tráfico. 

Mientras se delibera sobre ello, MAPFRE Cuidamos tuMOTO te muestra en este vídeo las claves para convertirte en conductor de moto sin experiencia previa y te aconseja sobre como convertirte en motorista con el menor riesgo. Además, puedes aclarar tus dudas en el servicio de motoConsultorio donde más del 27 % de los usuarios del Club se cuestionan qué tipo de moto pueden conducir con el carnet que poseen.

Hazte motorista

Nuestro consejo es que antes de subirte a una moto en una vía pública, hagas un curso de conducción. Es la mejor base de formación para experimentar en un lugar seguro y cerrado al tráfico y observar tus reacciones ante la conducción. Además, te asesoran profesionales que te enseñarán a perfeccionar tus habilidades y enfrentarte al tráfico real. MAPFRE Cuidamos tuMOTO considera imprescindible mejorar la formación de los conductores mediante cursos de conducción segura, “con el objetivo principal de concienciar sobre los riesgos derivados de la conducción, fomentar las buenas prácticas y mejorar las técnicas de conducción para anticipar y prevenir situaciones de riesgo". Conducir un coche y una moto no tiene nada que ver, como tampoco la manera de circular. MAPFRE Cuidamos tuMOTO ofrece cursos presenciales de técnicas de conducción y seguridad y perfeccionamiento, siempre con un precio especial por ser Socio del club.

Piensa como motorista

El clima, el punto de destino, el horario, el aparcamiento… en moto todos los parámetros que tienes como conductor de coche cambian. Algunos, para bien. Otros, no tanto. Eres más ágil en el tráfico, pero también más vulnerable. Puedes gestionar mejor tu tiempo, pero debes ser más riguroso con la seguridad. Aprende a “leer” el tráfico en moto anticipando tus maniobras. La noche, el viento, el frío o el tipo de trazado exige una disciplina de conducción más técnica en moto que si circularas en coche. En la sección de actualidad de MAPFRE Cuidamos tuMOTO, podrás informarte de todas las noticias relacionadas con la conducción en moto y la seguridad para el motorista.

Vístete de motorista

El casco es, por ley, parte inseparable de la equipación del motorista, pero los guantes y una cazadora con protecciones deben ser la vestimenta mínima para cualquier tipo de trayecto por corto que sea. En materia de seguridad, nada sobra, y los chalecos con airbag también te generarán mucha seguridad en tus desplazamientos. Con tiempo variable, un motorista tiene que anticiparse. Si prevés lluvia o frío deberás ir bien equipado para ello, en invierno el traje de cordura, guantes de invierno y botas abrigadas son imprescindibles.

Cuida de tu moto

El mantenimiento de la moto tiene que ser más riguroso si cabe que el de un coche y las revisiones deben ser más frecuentes. Por naturaleza, una moto mantiene su equilibrio sobre dos puntos de apoyo y la inestabilidad provocada por unos neumáticos en mal estado o deshinchados conlleva una mayor peligrosidad. Los frenos y la suspensión también deben ser puntos para revisar. Con una mínima noción, tú mismo puedes ver el estado de estas partes. Y no olvides la cadena de transmisión en las motos, un elemento vital y especifico de la moto que exige mantenimiento frecuente.

Siguiendo estos pasos, la conversión a motorista será más fácil. Y los desplazamientos en moto, más seguros.

No te pierdas: De noche en moto

Te puede interesar: Cómo combatir el frío en moto