Moto1pro
Yamaha inventa la moto que no se cae en parado

Yamaha inventa la moto que no se cae en parado

El fabricante japonés diseña un sistema que estabiliza de manera automática la moto desde parado hasta los 5 km/h: ver para creer...

Facebook
Twitter
Whatsapp
Redacción Moto1pro
lldefonso García
Foto
Yamaha
Fecha22/12/2022
Yamaha inventa la moto que no se cae en parado
Facebook
Twitter
Whatsapp
Redaccion Moto1pro
lldefonso García
Foto
Yamaha

fecha22/12/2022


La marca de los diapasones ya sorprendió con el Motobot que, como su nombre bien indica, era un robot capaz de pilotar una Yamaha R1, nada menos. Nuevas y excitantes noticias apuntan a que el fabricante continúa investigando en este campo, con el objetivo de ofrecer motos cada vez más seguras y eficaces.

El lugar común nos recuerda que hay dos clases de motoristas: el que se ha caído y el que se va a caer. Clichés aparte, lo que sí es cierto es que el equilibrio dinámico tiene como contrapartida que a veces... podemos perderlo. Yamaha asegura que su objetivo es conseguir que el ser humano y la máquina (moto) interactúen de la forma más segura y eficaz posible.

Yamaha inventa la moto que no se cae en parado

La moto que no se cae

Yamaha ha llegado a la conclusión de que la seguridad al ir en moto se conseguirá a través de tres pilares: Tecnología, pericia y conectividad. La tecnología se plasma en las ayudas a la conducción, como el simple pero vital ABS por ejemplo. La pericia se desarrolla dando cursos a los usuarios para que aprendan a dominar la moto incluso en circunstancias adversas. La conectividad con la nube ayudará a mejorar la relación entre los seres humanos y las máquinas, y también en relación a otros vehículos (que a veces suponen el mayor riesgo).

Fruto del esfuerzo tecnológico es el proyecto llamado Advance Motorcycle Stability Assist System (Sistema avanzado de ayuda a la estabilidad de la moto - AMSAS por sus siglas en inglés). Un método que estabiliza la moto de manera automática cuando se rueda a muy poca velocidad. Para ello se emplea una unidad de medición inercial (IMU) de 6 ejes con reguladores que se encargan del movimiento y la dirección. El fabricante asegura que sería posible instalar esta tecnología en los modelos actuales sin tener que cambiar el chasis.

La realidad es que, por fortuna, la mayoría de las caídas se producen con la moto casi parada o completamente detenida, así que si se lograse un sistema capaz de mantener la verticalidad en esas circunstancias se evitarían muchos percances. La tecnología AMSAS utiliza dos motores eléctricos, uno en el eje de la dirección y otro en la rueda delantera, que controlan el movimiento del manillar y de la rueda, respectivamente. Hasta los 5 km/h, más o menos la velocidad a la que se camina, esta moto es capaz de mantener por sí sola el equilibrio. A partir de ese ritmo la rotación de las ruedas proporcionan la estabilidad necesaria y el AMSAS se desactiva.

Para probar el AMSAS Yamaha ha utilizado un nuevo modelo eléctrico basado en la R3, en origen una bicilíndrica de 321 cc. El carenado no deja ver nada, lo que no nos sorprende pues pensamos que la marca no desea revelar sus secretos (por si un día llega una R3 eléctrica), sino mostrar los avances del proyecto. En la quilla del carenado se puede ver el número 04, que no sabemos a qué se refiere.

Yamaha continúa trabajando para mejorar la seguridad haciendo uso de las posibilidades que ofrece la tecnología actual. ¿Está cerca el día en el que las motos no se caigan en parado o muy poca velocidad?

Yamaha inventa la moto que no se cae en parado
Yamaha inventa la moto que no se cae en parado
Yamaha inventa la moto que no se cae en parado
Yamaha inventa la moto que no se cae en parado
Yamaha inventa la moto que no se cae en parado
Yamaha inventa la moto que no se cae en parado