Editorial

Jorge no tiene quien le escriba

Gonzalo de Martorell
20/04/2019
Nunca he ocultado mi condición de lorenzista. Para mi, el mallorquín sigue siendo -con diferencia- el piloto de técnica más depurada del actual MotoGP.

Lo es tanto que, de hecho, en el pecado lleva la penitencia: Lorenzo no va realmente deprisa hasta que no consigue que la moto se adapte a su estilo.
Le costó media temporada en Ducati y le va a costar media temporada en Honda. A diferencia de Márquez -y también de Rossi... aunque menos. El italiano es también un “old school” aunque ha aprendido a ser más flexible- que es capaz de adaptar su “no estilo” a cualquier montura, Lorenzo sólo sabe pilotar de una manera.
Y que no se me enfaden los partidarios de Marc; cuando hablo de “no estilo” no lo hago como algo peyorativo sino como descripción de una cualidad que hace del de Cervera el genio que es: moldea su pilotaje a las necesidades de cada momento y cada moto.

Pero Jorge Lorenzo no. Él interiorizó de pequeño el manual de la perfecta técnica y odia la improvisación. Si no está en el libro de estilo, no sirve. Punto.
Al manillar su postura es siempre perfecta, su estilo impecable y sus trazadas académicas. El problema lo tiene cuando su moto le obliga a otra postura, le pide cambiar de estilo o no quiere ir por esas trazadas de tiralíneas. Y Jorge -ya lo ha demostrado mil veces- no va a cambiar su manera de conducir, porque fuera de ese estilo suyo no se siente seguro. Lógicamente, antes que eso va a exigirle a Honda que le haga una moto que le sirva para “su” pilotaje, que para eso está en el equipo más potente del mundo y ya sabían a quien fichaban... ¿o no?
Y Honda decidirá si quiere hacerlo o si prefiere que el paso del tricampeón por sus filas sea tan fugaz como decepcionante. Ese será el momento de ver cuán sincera ha sido la apuesta por el mallorquín y si realmente han visto con su fichaje un potencial Campeón del Mundo en disputa con Marc o se ha tratado de algo más “cosmético”

Lo paradójico de todo esto es que Márquez -un superdotado como no he visto ninguno igual desde Freddie Spencer- nos ha hecho creer a todos que lo suyo es lo normal y que quien no se adapte en dos carreras a una nueva moto de carreras de 250 CV es un piernas.
Pero no.
Lo normal es lo de Jorge... y lo de Dovi... y lo de Valentino... y lo de Pedrosa cuando estaba en activo. Pilotos de estilo muy definido y personal con una capacidad de adaptación limitada a sus nuevas monturas.
También Doohan solamente tenía un registro de pilotaje. Y Rainey. Y Lawson. Y Biaggi. Y nuestro Crivillé. Y si vamos bajando en el tiempo nos daremos cuenta de que también Roberts y Agostini...

La pregunta no es si Jorge Lorenzo acabará yendo deprisa con la Honda sino cuánto tardará. Porque -y en eso no hay que engañarse tampoco- el tiempo corre en su contra. Salvo sorpresa mayúscula todo parece indicar que la de Repsol-Honda será la última parada en su trayectoria, así que  cada carrera que pasa es una carrera menos para lograr hacerse suya la RC 213 V. El mallorquín lo sabe y quiere llegar a los Grandes Premios europeos ya con buena parte de los deberes hechos.
Y si eso se confirma veremos a Jorge Lorenzo en el pódium esta misma temporada.
Que nadie lo dude. 

Director de Moto1pro

Gonzalo de Martorell

Director de Moto1pro

Gonzalo de Martorell

Siempre periodista y siempre motero. Y a ambas cosas me dedico desde hace casi 30 años. También viajo, hago radio, me defiendo con la cámara de fotos, soy un apasionado del RCD Espanyol... y tengo un gato que se llama Palpatine.

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #104: ¡KTM vs Triumph, comparativa Touring de altas prestaciones!

En este nuevo número de Moto1pro probamos dos de las motos Touring más tecnológicas del mercado, la KTM 1290 Super Duke GT y la Triumph Tiger 1200 XRt. Además, probamos la Macbor Johnny Be Good, rodamos de la calle al circuito con Continental y volvemos a poner a la Yamaha Niken a prueba, en un recorrido de 400km desde sierra Nevada hasta el Cabo de Gata. También entrevistamos a José Rovira, CEO de Corver y comparamos a las dos Trail medias del momento.