Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Hemos probado la Honda Rebel 500 Special Edition y tras una semana disfrutando de la libertad, nos ha hecho cambiar el chip.

Esther Rabadán
Judith Hernández
05/05/2021
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Esther Rabadán
Judith Hernández

05/05/2021


ASPECTOS POSITIVOS

Respuesta del motor
Agilidad
Diseño

ASPECTOS NEGATIVOS

Asimetría
Ausencia de cuentarrevoluciones
Poca eficacia del freno trasero

Cilindrada

471cc

Motor

2 cil. EFI DOHC

Potencia

47 cv

Peso

190kg

Carnet

A2

Precio

6.500 €

Ver ficha técnica completa

La CMX500 Rebel es la opción custom para el A2 que nos ofrece Honda. Una moto que despierta ese sentimiento de libertad que solo los moteros conocemos y te invita a disfrutar del viaje de manera relajada. No es una moto que te invite a correr, es una moto que te invita a relajarte. Pero, aún así, tiene un punto juguetón y, si tú quieres, puede ser muy divertida. ¡Para todos los gustos!

Elegante y llamativa

Cuando fui a recoger la Honda CMX500 Rebel, mi sorpresa fue descubrir que me estaban dejando la “Special Edition”. Y sí, en cuanto veáis las fotos os vais a enamorar. Incluso yo, que soy de gustos más deportivos, me quedé maravillada con la estética de esta moto. Totalmente negra, desde carenados, motor, detalles, chasis… Tanto el bordado del asiento del piloto como la cúpula que cubre el faro LED delantero de esta Special Edition le dan un toque increíble a la moto.

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Di una vuelta alrededor de ella y me encandiló la elegancia de sus líneas. “Esta semana me voy a sentir como Jax Teller”, pensé. Y así fue. Me subí en ella por primera vez y los 69 cm de distancia del asiento contra el suelo permitieron realizar las primeras maniobras en parado sin ningún tipo de problema. La posición es muy natural. De hecho, las estriberas están más retrasadas de lo normal en comparación con otras motos del mismo segmento y te ofrecen una postura en piernas y pies muy cómoda.

El cuadro de instrumentos incluye información sobre la marcha engranada (incorporada en esta última versión), la velocidad actual, un marcador de cuentakilómetros y el nivel de la gasolina. Para mí, el gran ausente de este cuadro es el indicador de revoluciones, algo para mí esencial, sobre todo durante los primeros días con tu moto. Un punto a su favor es la retroiluminación azul, que ofrece la claridad suficiente para reconocer todos los elementos del cuadro tanto de día como de noche.

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Algo que me llamó muchísimo la atención es que el bloqueo del manillar no se encuentra en el bombín del contacto, situado en el lateral izquierdo de la moto, sino que debes introducir la llave en otro bombín que se encuentra en el lado opuesto para poder bloquear y desbloquear la moto.

Al arrancar la moto, un ronco sonido saliendo escape endulza el ambiente. Parece mentira que una moto para el A2 pueda ofrecernos de serie un sonido tan embriagador. Accionamos la maneta del embrague antirrebote, suave como la mantequilla, para meter primera y tras el “clac” del cambio, comenzamos la marcha.

Rebeldía por ciudad

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Siempre que pruebo una moto me gusta empezar descubriendo cómo se comporta en recorridos urbanos. La corta distancia del asiento con el suelo te ofrece una sensación de seguridad que otras motos más altas no te pueden proporcionar. Esta Rebel se comporta de manera ágil en ciudad. Es estrecha, por lo que llegar a la zona reservada para motos de los semáforos es tarea fácil. Pero durante estos primeros metros rodando sobre ella, encontré el primer “pero” que le puedo poner a la moto…

Si bien tiene, como he comentado anteriormente, una postura muy cómoda, la posición de las piernas no es del todo simétrica. El motor, cubierto a conciencia con una tapa para evitar quemaduras por calentamiento, sobresale unos 10 cm por el lado derecho, por lo que tienes que acostumbrarte para poder tener una postura cómoda de la pierna derecha ya que esto te impide colocarte de manera simétrica sobre la moto. Al principio, la posición es extraña; con el tiempo, te haces a ella.

Comportamiento en trayectos largos

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Pero como no solo podía (ni quería) probar la moto por ciudad, aproveché para disfrutar de ella por carreteras interurbanas. ¿El primer paso? La autovía. Si bien la Honda CMX Rebel 500 no es una moto hecha para este tipo de viajes, he de decir que se comporta muy bien en trayectos a velocidades máximas permitidas.

Otro de los elementos por los que destaco que esta moto no está hecha para viajar, sobre todo acompañado, es el asiento del pasajero. Si bien es útil para trayectos cortos, en trayectos largos resulta insuficiente. Además, el asiento del piloto no termina de ser del todo cómodo, por lo que tras varias horas sobre la moto necesitarás hacer un descanso.

Parte ciclo

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

La parte ciclo de la Rebel 500 me sorprendió muy gratamente. Las suspensiones son muy blanditas y permiten que sigas conduciendo igual de relajado aun cuando pillas un temible bache. Ciertamente ofrecen muchísima estabilidad y comodidad en la conducción. En el tren delantero monta una horquilla telescópica de 41 mm y en el trasero cuenta con un sistema Showa con pro-link. En cuanto a los frenos, sabéis que soy de las que usan bastante el freno trasero y he de admitir que en este sentido la Rebel me decepcionó un poco. En el tren trasero monta un disco de 240 mm con pinza de un pistón de accionamiento hidráulico y ABS y, habiendo probado durante bastante tiempo a su hermana CB500F, esperaba un poco más de ella en este sentido. Pero el disco de 296 mm con pinza de 2 pistones de accionamiento hidráulico del tren delantero hace su función a la perfección.

Ridin' through this world…

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Pero lo que me gustó principalmente en esta moto es el motor. Hay que dejar claro que esta moto está hecha por y para el A2 y es un juguetito para aquellos motoristas que se estén iniciando en el mundillo. No hace falta decir que su motor bicilíndrico de 471 cc es más que suficiente para un uso cotidiano, ya sean trayectos urbanos o rutas de fin de semana. Además, sus 47 cv nos ofrecen la potencia suficiente para disfrutar de la moto. En bajos y medios, la Rebel muestra todo su carácter y, aunque está diseñada para disfrutar relajados, cuenta con un motor muy lleno.

Otro punto más a su favor es el consumo. Durante mi prueba se mantuvo a 3,5 litros a los 100. Aunque cierto es que cuenta con un depósito limitado, tan solo caben 11,2 litros en él, por lo que tienes que estar pendiente de tener una gasolinera cerca cuando el indicador de combustible va descendiendo.

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Y en carreteras de curvas… En cuanto te haces a ella es muy divertida. Con sus 190 kg de peso parece más robusta de lo que luego es en movimiento. Es una moto muy ágil con la que te lo puedes pasar muy bien cuando quieres darle un poco de gas o disfrutar del trayecto si prefieres ir más tranquilo. Como comento al principio de la prueba, es una moto para cambiar el chip, pero aún así, esta Rebel 500 es una moto muy divertida en curvas con la que yo, personalmente, me lo pasé de fábula.

¿Te has convencido?

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Si tras leer esta prueba te has enamorado de esta Honda CMX500 Rebel, actualmente la puedes adquirir en cualquier concesionario Honda. La versión normal la puedes encontrar en cuatro esquemas de color: Gris Metálico Axis Mate, Azul Jeans Mate Metalizado, Negro Graphite y Rojo Millennium por 6.500€. Si te ha gustado más la versión que hemos probado nosotros, la Special Edition, la puedes adquirir por 6.850€ en color Gris Metálico Axis Mate.

Esta es tu moto si…

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Si eres un apasionado de las motos custom y te acabas de sacar el carnet A2, esta es tu moto. Ágil, ligera, con una buena ergonomía, un consumo muy bajo y que te enseñará a disfrutar de la carretera “a tu rollo”. Pero si, por el contrario, eres un veterano que ya te has aburrido de las grandes cilindradas, esta 500 te hará vivir más relajado y podrás seguir sintiendo todas las sensaciones que te ofrece la rebelde de Honda.

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

La moto al detalle...

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Frenos

Si bien el freno delantero actúa a la perfección, el trasero necesita un poco más de intención por tu parte para obtener la frenada deseada.

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Iluminación

Toda la iluminación de la moto es LED y destacamos el faro delantero, con un diseño rompedor y muy llamativo.

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Cuadro de instrumentos

El panel de instrumentos digital le da un toque actual a la moto pero, desde mi punto de vista, falta un marcador de cuentarrevoluciones

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Depósito

Aunque con un consumo prácticamente inmejorable, el depósito de 11,2 litros se puede quedar corto en rutas largas.

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Embrague

Cuenta con embrague anti-rebote, suave como la mantequilla, para facilitar el cambio.

Galería de fotos

Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip
Prueba Honda CMX500 Rebel: Cambiando el chip

Esther Rabadán

Esther Rabadán

Amante de las motos desde que tengo uso de razón, llevo toda la vida sobre dos ruedas. Tras realizar colaboraciones en distintos medios, en Moto1Pro he hecho de mi pasión, mi modo de vida. Curiosa, analítica y muy digital, además de probar motos, coordino la redacción con mano de hierro en guante de seda.

Relacionados

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #126: ¡Por fin libres!

En el 126 ¡Volvemos a viajar! Este número está dedicado a los viajes en moto: Cómo preparar tu moto, los 12+1 tips imprescindibles, tipos de soporte móvil para moto, 5 apps imprescindibles para viajar… Además, la moto no es excusa, te contamos la historia de Jorge, un motero que ha recorrido España en un Vespino y Toni que viaja por todo el mundo en una Ninja. Además, probamos la Harley-Davidson Pan America y te traemos, como siempre, el mejor equipamiento. ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!