Kawasaki H2

Prueba Kawasaki H2: misil tierra-aire

La Kawasaki H2 es el arma definitiva. Una bestia de 1000cc, 200cv y sobrealimentada con compresor que incorpora la tecnología más exclusiva. Agárrate fuerte porque… despegamos.

Autor:
Nacho Aróstegui
Foto:
Javier Martínez
Publicado el 09/08/2016
Kawasaki H2

ASPECTOS POSITIVOS

Motor
Frenos
Estética futurista

ASPECTOS NEGATIVOS

Consumo
Monoplaza
Precio

Todas las motos entran dentro de una categoría en la que encajan a la perfección, pero de vez en cuando aparece algún modelo que te descoloca. Este es el caso de la Kawasaki H2, una moto muy especial con la que Kawasaki celebra su 30 aniversario desde la aparición de la primera Ninja y entra en el mercado de los motores sobrealimentados, convirtiendo a este modelo en la primera moto con compresor de fabricación en cadena. Un motor de 1000cc sobre un espectacular chasis multitubular, con la misma potencia que una ZX10R (200cv), pero con un compresor volumétrico que aumenta la potencia y el par en toda la curva. Lo que hace especial a esta moto no es la potencia en sí, sino cómo la entrega.

Cuando supe que iba a ser yo el que iba a probar la Kawasaki H2, no terminé de creérmelo. Quizá una de las motos más especiales y espectaculares que se puedan probar hoy en día. No solo por su diseño futurista, muy de cómic manga, sino por lo que esconde en su interior. En los siguientes párrafos os intentaré explicar mis sensaciones encima de la moto y lo que provoca al ir subido encima de semejante “misil”.

La más especial

Siempre he sido bastante fan de Kawasaki. Soy propietario de una ZX10R y estoy acostumbrado a llevar una potencia que solo es aprovechable en circuito. Una moto que solo en primera ya pasa de 150 km/h y que en cuestión de segundos te catapulta hasta los más de 300. La protagonista de esta prueba es capaz de esto y mucho más.

Sin duda, la Kawasaki H2 es la moto más especial que haya probado nunca. Faltó poco para echar a suertes, con mi director Jorge, quién recogería la Kawasaki H2, pero solo con ver la sonrisa que se me ponía cuando hablábamos de ella, quiso darme ese privilegio. Fue verla aparcada en la puerta y ponerme nervioso. “Que la disfrutes”, me dijeron. Si ya lo estaba haciendo y ni me había subido, les pude asegurar que lo haría y más después del día completo de pruebas que me esperaba por delante.

La Kawasaki H2, junto con la H2R, versión exclusiva para circuito con 300cv, son dos de las motos más exclusivas y espectaculares del mundo. La versión de calle estéticamente es igual que la R, variando la compresión, árbol de levas, la gestión electrónica, el escape, las luces, retrovisores y matrícula.

Despertamos a la bestia

Como he dicho un poco más arriba, no son solo los 200cv que rinde el motor, sino cómo entrega esa potencia. Gracias al compresor, que no turbo, la entrega es lineal, no da una patada al pasar de "X" revoluciones, como cabe esperar de una moto de 1000cc con turbo. Desde las 2.000 rpm notas que empuja de manera contundente. Las revoluciones suben más rápido de lo esperado, pero sin llegar a volverse incontrolable.

Con un sonido suave, con el silbidito del compresor de fondo, no da la sensación de ir en una moto de 200cv, hasta que le buscas las cosquillas. Es una moto con la que se puede ir muy tranquilo, pero que si quieres guerra, tiene motor para aburrir. La potencia máxima la da a 11.000 rpm, pero no es necesario llegar a ese punto para notar la sensación de velocidad y empuje extremo.

El motor va anclado a un chasis multitubular de acero, utilizado por primera vez en una Kawasaki deportiva moderna. El entramado de tubos de distintos grosores, proporciona a la moto una rigidez apropiada a una moto de estas características, dadas las inercias y fuerzas que se ejercen sobre él. Pintado en un color verde brillante, contrasta con el color cromado del carenado. El calor que disipa el motor por la existencia del compresor, es el responsable de que no tenga un carenado completo y deje ver las entrañas de esta bestia verde.

Kawasaki H2

Suspensiones y frenos TOP

En el apartado de suspensiones, monta una horquilla invertida Kayaba, heredada directamente de la competición. Las barras de 43 mm consiguen un comportamiento suave, pero deportivo y muy preciso. La suspensión trasera está compuesta por un solo amortiguador, también de la marca Kayaba, de tipo Uni-Track, con bieletas que permiten una progresividad variable. Esta configuración se debe al basculante monobrazo, algo único en una Kawasaki hasta la fecha. Tanto la suspensión delantera como la trasera, son regulables en todos sus parámetros. Tanto a ritmos altos como bajos, el comportamiento es realmente eficaz, leyendo cada imperfección de la carretera y absorbiéndola de manera eficaz. En plena curva la moto va sobre raíles, una vez que entras, se mantiene firme hasta la salida de esta.

Cuanto más corre una moto, mejores frenos debe llevar. En el caso de la Kawasaki H2, se cumple. Dos pinzas Brembo M50 Monoblock de 4 pistones y anclaje radial muerden 2 discos semiflotantes de 330mm y 5,5mm de grosor, perforados para disipar mejor el calor. Todo firmado por Brembo para asegurar una frenada consistente y segura. Además cuenta con el KIBS, un sistema de ABS inteligente, probado ya en la ZX10R, que no solo evita que se bloquee la rueda delantera, sino que evita la pérdida de rendimiento, ajustando la acción de este y evitando además que la rueda trasera se levante si nos pasamos apretando la maneta.

Las llantas, diseñadas exclusivamente para este modelo, son de aluminio y tienen forma de estrella con 5 brazos. Disponen además de unas estrías en su interior para evitar que el neumático gire sobre la propia llanta. Monta sobre estas un neumático Bridgestone Battlax Racing Sport RS10, único proveedor que fabrica para este modelo. Calentándolo lo necesario, te asegura un comportamiento excepcional tanto en carretera abierta como en circuito.

En el cuadro de instrumentos tienes toda la información que puedas necesitar, tanto en marcha como en parado. El velocímetro digital con un indicador de marcha engranada, odómetro, dos parciales, consumo medio e instantáneo, temperatura del motor, presión del compresor, temperatura de la cámara de admisión, lap timer, reloj y un testigo de conducción eficiente (ECO). A todo esto hay que sumarle la información de la configuración de la electrónica, que explicaremos a continuación.

Interminable

Al subirte a ella, la primera impresión es como subirte a cualquier moto R, asiento duro, semimanillares bajos, estriberas altas y retrasadas… pero aun así, cómoda para la moto que es y lo aparatosa que aparenta ser. El asiento está a 825mm de altura, ligeramente más bajo que el de la ZX10R, por ejemplo. Esto se nota nada más subirte y cuando te colocas en posición aerodinámica. El colín es corto, pero el frontal es realmente largo. Subido a ella parece que quede media moto por delante de tus brazos.

Salimos a carretera abierta y la suavidad con la que se comporta es sorprendente, a pesar de tener un peso por encima de cualquier R (238kg en orden de marcha). ¿De verdad voy en una moto deportiva con compresor de 200cv? Decido acelerar fuerte y confirmarlo. La sonrisa constante en mi cara indica que estamos sobre una de las motos más potentes y peculiares del mundo. Ir encadenando las marchas con el cambio semiautomático (KQS) es una verdadera delicia, pero te incita a correr más de lo debido.

La electrónica está presente en todo momento por si perdemos el control sobre la moto. El control de tracción (KTRC), con 4 configuraciones posibles, te permite ajustar la ayuda en la rueda trasera según el tipo de conducción que quieras hacer. El nivel 3+, dulcifica la respuesta del motor y pone al máximo las ayudas, recomendable para un uso en lluvia. El nivel 3, no permite que la rueda patine en ningún momento y siendo un modo estándar, es el más intrusivo. El nivel 2 permite que la rueda trasera deslice muy poco, para una conducción en seco pero muy segura. El nivel 1 permite que la rueda patine lo justo para salir derrapando sin que esto conlleve ningún susto. Este control de tracción actúa a la vez de antiwheelie, por lo que si decides desconectarlo, tendrás que ir con mucho tacto para que la rueda trasera no patine y la rueda delantera no vaya mirando al cielo. En el caso de que eso pase, el amortiguador de dirección Öhlins de regulación electrónica hará lo necesario para que no se desestabilice demasiado la rueda delantera.

La mayor parte de la prueba la realicé en el modo 1. Este te exige algo de experiencia para no llevarte sustos pero te permite a la vez divertirte e ir buscando los límites a la moto, aunque parezca que no los tiene. Acelerar con la Kawasaki H2 es una sensación única. Os aseguro que provoca adicción. Es diferente a todo lo que he podido probar con anterioridad. Pero aunque es el motor el que hace realmente especial esta moto, no se queda solo ahí.

Las líneas, los acabados, el color, las llantas, el motor, el escape, los retrovisores, el colín…. Todas y cada una de las partes hacen que te quedes contemplando esta obra de arte durante horas. Y no solo tú, déjala aparcada en un sitio público y en cuestión de minutos tendrás un corro de curiosos apreciando todos sus detalles. En definitiva, la Kawasaki H2 es una moto espectacular, de eso no cabe duda. Va acaparando las miradas de la gente allá por donde pasa.  Pero ¿Realmente compensa tener una moto así por lo que cuesta?

El precio de la versión de calle es de 30.200€ y de la H2R, 50.000€. Esto las hace más exclusivas aún si cabe. Si buscas una moto práctica, definitivamente esta no es tu moto. Pero si lo que buscas es una moto con personalidad, exclusiva, con una tecnología única y con un motor capaz de dejarte sin aliento cada vez que te subes a ella, la Kawasaki H2, sin duda, es tu moto.

Detalles de la moto

Kawasaki Ninja H2 Motor

Un motor compacto de 4 cilindros el línea de 1.000cc pero sobrealimentado con un compresor, la clave del rendimiento de este motor. Si por algo se puede caracterizar el comportamiento de la moto, es por el par motor tan alto a cualquier régimen y cualquier marcha. Un nuevo concepto que marca un antes y un después en los motores sobrealimentados en motos deportivas.

Kawasaki Ninja H2 Llantas y ruedas

Un diseño futurista acorde al diseño del resto de la moto. Fabricadas expresamente para este modelo en aleación de aluminio, le dan un toque aún más especial. Además  monta neumáticos Bridgestone Battlax Racing Street RS10, de 200 la rueda trasera para proporcionar más agarre. Entre la llanta y el neumático existen unas estrías para que no patine el propio neumático con la llanta.

Kawasaki Ninja H2 Diseño

No hay más que verla para saber que es especial. Un diseño futurista, quizás con unas líneas muy exageradas, propias de una moto de cómic japonés, pero con una sencilla explicación, la aerodinámica. Uno de los aspectos más importantes de esta moto y de la versión R, capaz de alcanzar los 400 km/h. La pintura en un gris cromado le da un toque más exótico si cabe.

Kawasaki Ninja H2 Electrónica

Para poder controlar los 200cv sobrealimentados de esta bestia, Kawasaki ha dotado a la Kawasaki H2 con la mejor electrónica. Desde control de tracción (ajustable en 4 modos), hasta un amortiguador de dirección, pasando por el ABS inteligente, antiwheelie, el quicksifter o el control de salida. Todo esto ayuda a que la conducción sea, no solo más segura, sino más sencilla.

Kawasaki Ninja H2 Chasis

Por primera vez Kawasaki instala chasis tubular en una moto deportiva. Un entramado de tubos de acero de diferente grosor que proporcionan una relación entre rigidez y flexibilidad clave para un comportamiento perfecto de la moto. En un color verde brillante, destaca sobre el resto de la moto.

Kawasaki Ninja H2 Frenos

Una moto de 200cv y 240 kg capaz de pasar de 300km/h necesita unos frenos acordes. La H2 monta unos discos de 330mm semiflotantes que son mordidos por unas pinzas Monoblock de anclaje radial y 4 pistones enfrentados delante y un solo disco de 250mm y una pinza de 2 pistones. Todo el conjunto firmado por Brembo. Además, la electrónica de la moto te permite ajustar el freno motor, según tus necesidades o gustos.

Kawasaki Ninja H2 Suspensiones

La H2 hereda una tecnología proveniente de la más alta competición.  Tanto la horquilla delantera de 43 mm como el monoamortiguador trasero, están firmados por Kayaba.

Kawasaki Ninja H2 Basculante

Además del apartado estético, el basculante monobrazo permite que el escape se monte más cerca del centro de la moto, permitiendo poder tumbar más la moto en conducción deportiva y acercando a la moto el centro de masas.

Relacionados

Texto:

Nacho Aróstegui

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 09/08/2016

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #110: ¡Probamos la nueva Honda Africa Twin 2020!

En este nuevo número de Moto1pro probamos la nueva Honda Africa Twin 2020, un verdadera arma de exploración; la BMW F 900 XR y su hermana la BMW F 900 R, que aúnan los conceptos de aventura, deportividad y versatilidad; y probamos también una de las novedades más esperadas de Suzuki, la nueva V-Strom 1050, que revive el ADN Trail de la marca. Además, os contamos cómo fue la aventura del Honda Epic Press 2020 por tierras marroquíes, además claro, de nuestras todas nuestras secciones habituales.