moto ktm 1290 Super Duke GT carretera

Prueba: KTM 1290 Super Duke GT

Probamos la KTM 1290 Super Duke GT, una moto pensada para largas distancias por comodidad, capacidad de carga, tecnologías y motor. La KTM 1290 Super Duke GT es para aquellos que quieren ir en traje a la oficina y después equiparse para recibir dosis de adrenalina.

Autor:
Rodolfo Martínez
Foto:
Javier Martínez
Publicado el 22/08/2019
moto ktm 1290 Super Duke GT carretera

ASPECTOS POSITIVOS

Motor
Comportamiento dinámico
Consumo

ASPECTOS NEGATIVOS

Protección Pantalla
Freno trasero esponjoso
Desgaste neumático

Cilindrada

1301cc

Motor

Potencia

175 CV

Peso

212kg

Carnet

A

Precio

18.999 €

Ver ficha técnica completa

La filosofía “Ready to Race” de KTM está presente en todos sus modelos y, como no, su moto de turismo rebosa carácter racing. Y es que este modelo deriva directamente de la Super Duke R con ligeras modificaciones de motor -diferente mapeado para obtener más bajos- y con accesorios y ligeras modificaciones que la dotan de ese carácter viajero. Con la KTM 1290 Super Duke GT podemos elegir de igual modo largos viajes con pasajero o rodar en tandas de circuito, una combinación extraña pero real.

En 2019, la KTM 1290 Super Duke GT, dentro de las mejores motos de 2019, renueva su óptica delantera por completo -Full LED adaptativa- e incorpora una pantalla TFT de 6,5 pulgadas, controlable desde el manillar. Además estrena el Quick Shifter Plus y añade, a los tres modos ya disponibles Street, Sport y Rain, el nuevo el modo de conducción Track -personalizable-. Su pantalla también es más alta y envolvente, regulable de forma manual en 9 posiciones. En su nueva instrumentación TFT incorpora de serie la conectividad de KTM que además de permitir controlar tu teléfono móvil dispone de navegador.

Su carácter Touring viajero viene marcado, además de por su mayor protección aerodinámica, por los accesorios y tecnología de que dispone: IMU (unidad de medición inercial), puños calefactables, toma de carga USB, sistema de control de presión de neumáticos, control de velocidad de crucero, embrague hidráulico antirrebote… Además, como ayudas electrónicas opcionales, dispone de asistente al arranque en pendiente -180€-.

Su motor bicilíndrico en V de 1301cc y 173cv con 141Nm de par, convierten a esta KTM 1290 Super Duke GT en una “Super Sport-Touring” ya que usar toda la banda de potencia se convierte en una experiencia totalmente Racing. El motor derrocha empuje en todos los regímenes con unos bajos brutales; da igual la marcha engranda, un pequeño giro de acelerador y alcanzamos la velocidad deseada en un abrir y cerrar de ojos. Pero aun teniendo unos bajos tan bestias son muy dosificables, hay que prestar atención al acelerador pero no requiere una perecía extraordinaria. Aquí también ayudan mucho los controles de tracción y sensores que “hablan” a la IMU, ya que sin ellos sería una moto difícil de conducir con seguridad.

Cuando salimos de la zona de bajo régimen y aumentamos las revoluciones sigue habiendo potencia a raudales, y así continua hasta el corte de encendido por encima de las 10.000rpm. Podemos elegir entre los 3 modos de conducción -todos menos el track-, que adaptan motor y suspensiones a cada cometido, en marcha sin necesidad de parar.

El cambio Quick Shifter Plus es rápido aunque un poco brusco, pero funciona a la perfección y permite subir marchas sin apenas tocar el acelerador.

En el apartado de frenos monta doble disco delantero de 320mm con pinzas Brembo de 4 pistones de anclaje radial, y un disco trasero de 240mm. La potencia de frenado disponible es total, sintiéndose más frenos de una moto R que de una moto Touring, tanto por tacto como por potencia. Además dispone del modo ABS Supermoto, que lo desconecta en el tren trasero.

Las suspensiones electrónicas semiactivas WP de la KTM 1290 Super Duke GT, con horquilla de 48mm con 125mm de recorrido y monoamortiguador trasero de 153mm de recorrido de rueda, además de poder elegir entre diferentes durezas electrónicamente, se regulan en tiempo real trabajando acorde al pilotaje de cada momento. Además, también se ajustan al peso del pasajero y a al peso del conjunto.

La tónica general de las suspensiones fue de firmeza y aplomo. Tanto la horquilla como el amortiguador otorgaron confianza total en ambos trenes, fuera cual fuera el pilotaje. Tanto en ritmos lentos en carretas con mal asfalto, como a ritmos altos con apuradas y aceleraciones fuertes, la moto estaba “sujeta” en todo momento. Siendo así unas suspensiones que nos harán ir cómodos y disfrutar de altas dosis de sensaciones.

En lo que a protección aerodinámica se refiere tenemos la protección justa. Es decir, la KTM 1290 Super Duke GT nos permite rodar sin sentir la presión del viento pero si notamos turbulencias y movimientos del cuerpo. En el catálogo de Power Parts de la marca echamos en falta el poder elegir un pantalla ligeramente más alta.

Respecto al consumo, el día de la prueba la media alcanzada fue de unos sorprendes 6 litros, y digo sorprendentes porque con un motor con esta capacidad de empuje y circulando a un ritmo medio-alto esperábamos que fuera más elevado. Además, yendo a velocidades de crucero de 120km/h reales los consumos estuvieron por debajo de los 5,5 litros. Esto hace que con su depósito de 23 litros de puedan superar con facilidad los 300km de autonomía.

Una vez subidos a la KTM 1290 Super Duke GT, la posición de conducción es cómoda pero con tintes racing, en un equilibrio entre deportividad y comodidad, que nos permite pasar mucho tiempo encima de la moto a la vez que nos permite tener una posición de “ataque” ergonómicamente muy buena. La moto se siente bastante contenida de tamaño y su asiento de 835mm de altura nos hace que podamos maniobrar con cierta comodidad en parado.

moto ktm 1290 Super Duke GT carretera

Comportamiento de la KTM 1290 Super Duke GT

Cuando arrancamos la KTM 1290 Super Duke GT por primera ya intuimos lo que tenemos debajo. El bicilíndrico ruge con contundencia y muestra carácter ya en parado. Maniobrando a baja velocidad la moto se maneja relativamente fácil, ya que tanto por su altura de asiento como por su peso -209kg en seco- nos permita aparcar y “desaparcar” con cierta facilidad.

Una vez que comenzamos a rodar notamos instantemente el poderío que llevamos debajo. Al poco de comenzar a rodar con ella sientes la facilidad con la que se adelanta a cualquier cosa que esté circulando por la carretera que sea, ya que un giro de acelerador te catapulta donde quieres estar al instante.

En carreteras secundarias de buen asfalto es donde mejor se mueve y donde podemos disfrutarla a placer. Tanto su motor como su parte ciclo son todo prestaciones y podemos disfrutar de inclinar, acelerar y frenar sin compasión, ya que la mecánica se queda siempre lejos de su límite. Podemos buscar la inclinación máxima de los neumáticos sin ninguna dificultad, guiados en gran parte por las ayudas electrónicas, que son evidentes sobre todo en lo que a control del par motor transmitido a la rueda trasera se refiere, ya que se activan continuamente controlando a esta bestia con maletas.

Con la KTM 1290 Super Duke GT, cuando enlazamos curvas, las trazadas son siempre firmes y permitiendonos abrir el acelerador con fuerza sin ningún titubeo. Aquí el conjunto chasis, suspensiones y amortiguador de dirección hacen su trabajo a la perfección. A la hora apurar, podemos frenar metidos muy dentro de la curva sin tener sensaciones extrañas ni movimientos de ningún tipo, lo que hace que la conducción sea completamente sólida.

Circulando en autovía con el control de crucero es también muy cómodo, ya que aunque la pantalla no nos cubre por completo del viento, la posición ligeramente deportiva, con el tronco ligeramente hacia adelante, hace que no sintamos presión en los brazos para sujetarnos, aunque si tenemos todo el sonido del viento en el casco.

Una cosa que nos ha gustado mucho de la KTM 1290 Super Duke GT es el diseño del anclaje de maletas, integrado en el carenado y que no necesita estructura extra, lo que es una doble ventaja, tanto por estética como por facilidad de montaje.

La capacidad de carga de sus dos maletas es de 30 litros por maleta, pero no están incluidas de serie. Su precio aproximado es de 800€.

Los mantenimientos de la KTM 1290 Super Duke GT también son de intervalos amplios -cada 15000km- y su precio es de 18.999€.

Detalles de la moto

moto ktm 1290 Super Duke GT pantalla

La pantalla de la KTM es regulable mecánicamente en altura y gana tamaño respecto a la versión predecesora. Para nuestro gusto, en la posición más elevada le faltarían un par de centímetros para ser completamente eficaz.

moto ktm 1290 Super Duke GT motor

La KTM 1290 Super Duke GT equipa el bicilíndrico LC8 de 1.301 cc declarando 175 cv y  141 Nm de par. Poco que decir sobre este motor, tiene potencia en cualquier régimen de giro y es una experiencia brutal ir encadenando marchas sin cortar gracias al quickshifter. De los mejores motores que han pasado por nuestras manos, un misil que además no es muy gastón en consumo.

moto ktm 1290 Super Duke GT frenos

En KTM no han escatimado a la hora de equipar su modelo GT y monta pinzas dos pinzas Monobloc de cuatro pistones radiales que muerden sendos discos flotantes de 320 mm. La distancia entre la maneta de freno y el manillar es ajustable. El freno delantero recibe el apoyo efectivo de un disco de 240 mm de diámetro y una pinza de dos pistones en la rueda trasera. La frenada es siempre constante y efectiva incluso con pasajero.

moto ktm 1290 Super Duke GT instrumentacion

La Super Duke GT incorpora una pantalla TFT de 6.5” a todo color derivada de su hermana Super Adventure. Es completísima, dispones de una visión completa de toda la información relacionada con la moto, desde los modos de conducción hasta los datos de viaje, regulación de parámetros de la moto…etc. También podrás conectar tu smartphone a la moto y a través de la app My Ride seguir rutas y visionar llamadas.

moto ktm 1290 Super Duke GT suspensiones

KTM también monta las suspensiones semiactivas WP que cuentan con una nueva configuración para ofrecer una comodidad, seguridad y capacidad de ajuste perfectas para cada uso. Dispones de 3 modo de ajuste así como configuración adicional en caso de llevar acompañante.

moto ktm 1290 Super Duke GT asiento

En valoración de comodidad la KTM está prácticamente a la par en lo que respecta a dureza y ergonomía.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Rodolfo Martínez

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 22/08/2019

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #105: ¡Nueva Yamaha YZF R1 2020!

En este nuevo número de Moto1pro probamos las nuevas Yamaha YZF R1, Harley-Davidson Low Rider S y BMW R 1250 RS. Además analizamos los cambios que ha tenido la BMW F 650 GS hasta convertirse 10 años después en la BMW F 750 GS y asistimos a los BMW Motorrad Days y a la Rodibook Offroad. Además os presentamos una serie de chaquetas de moto en nuestra sección de Lifestyle, analizamos la historia del motociclismo suizo y, para finalizar, probamos la KTM Freeride 250 F en nuestra sección Offroad.