KTM 690 SMC R 2019
Prueba KTM 690 SMC R 2019: Jugando a derrapar

Probamos la nueva KTM 690 SMC R que en 2019 viene con el 65% de componentes renovados, que se traducen en más prestaciones y sensaciones de auténtico supermotard.

Autor:
Rodolfo Martínez
Foto:
Francesc Montero
Publicado el 13/02/2019
KTM 690 SMC R 2019

ASPECTOS POSITIVOS

Diversión asegurada
Polivalencia
Conjunto eficaz

ASPECTOS NEGATIVOS

Quickshifter poco preciso
Posición asimétrica piernas
Instrumentación simple

Cilindrada

649cc

Motor

1 cil. EFI SOHC

Potencia

74cv

Peso

147kg

Carnet

A2

Precio

9.999€

Ver ficha técnica completa

En la decisión de compra de una moto influyen factores racionales, en cuanto a mejorar nuestra movilidad por ejemplo, y factores emocionales, en cuanto a estética, sensaciones y prestaciones del modelo. Y es en la nueva KTM 690 SMC R donde confluyen estas dos visiones a la perfección, ya que tenemos un “juguete” de altas prestaciones que además nos permite circular evitando atascos y problemas de aparcamiento. Con esta moto podemos pasar de ir a hacer nuestros quehaceres diarios cómodamente a enfundarnos el mono y meternos en el circuito de karts más cercano en pocos minutos; podemos cambiar las actividades tediosas del día a día por las sensaciones más fuertes de auténtico supermotard sin hacer ningún cambio.

Esto mismo ocurre con su hermana la KTM 690 Enduro R 2019, que permite un uso diario cómodo combinado con escapadas de enduro de alto nivel. Ambos modelos comparten prácticamente toda la mecánica menos suspensiones, frenos y ligeras diferencias en geometrías, y electrónica.

KTM 690 SMC R 2019

Después de pasar unos días en el Algarve con la gente de KTM en la presentación oficial de la KTM 690 SMC y la Enduro R, me quedan claro sobre todo dos puntos. Primero, que el espíritu de KTM es hacer motos para que sus clientes disfruten de las mejores y más fuertes sensaciones; son ingenieros, jefes de producto,… pero además son pilotos que disfrutan de sus motos en sus ratos libres buscando sensaciones continuamente. Y segundo, el esfuerzo que realiza la marca para mejorar y pulir sus modelos año tras año.

Para cada moto tenían preparadas distintas actividades donde poder ver las prestaciones de cada modelo. La KTM 690 SMC R exhibió primero sus habilidades en un recorrido preparado por las sinuosas carreteras secundarias portuguesas, para después mostrar todo su potencial en el circuito internacional de karts del Autódromo do Algarve.

El lema “Ready to race” es real y en esta ocasión este conjunto de filosofías se ven reflejadas en la nueva KTM 690 SMC R 2019 donde, sin cambios extremadamente radicales, han cambiado más de la mitad del conjunto. La evolución que han recibido chasis y motor, son el resultado de años de desarrollo; este año han continuado trabajando sobre bases ya conocidas mejorando notablemente el comportamiento de ambos. El chasis es más fácil y cómodo y respecto al motor, probablemente, han creado el mejor monocilíndrico de alta cilindrada construido hasta la fecha.

Monocilíndrico sin vibraciones

El primer motor LC4 de KTM se fabricó en 1987, y desde entonces ha sido una evolución continua hasta ahora. La marca austriaca cree y apuesta por el  monocilíndrico y es en 2019 cuando el motor ha alcanzado su máximo esplendor, corrigiendo todos los fallos de vibraciones y facilidad de uso.

El motor de 690cc mantiene la inyección electrónica, la doble bujía y demás características de la versión anterior pero ha introducido cambios significativos. Han cambiado diámetro y carrera del pistón –ahora además forjado y más ligero-, se ha aligerado el bloque y se ha colocado un eje de equilibrado en la culata, que es el cambio que más nos ha sorprendido. Este eje de balanceo, trabajando en conjunto con el del cigüeñal, hace que las vibraciones del motor se reduzcan de manera drástica; con esto han conseguido que un monocilíndrico de esta cilindrada tenga una vibración super reducida. Y todo ello con unas cifras de 74cv (+7cv con respecto a la versión anterior) y 73.5Nm.

El motor ahora es más suave y dosificable y además tiene más potencia y empuje -estira hasta casi 9.000rpm y la potencia máxima la entrega a las 8.000rpm- ¡es todo mejor! Tiene toda la banda de potencia utilizable, por lo que podemos rodar en marchas largas a buen ritmo y, si queremos exprimir el motor, podremos jugar también en la banda alta del cuentarrevoluciones donde no desfallece. En carreteras secundarias podemos hacer tramos de curvas cerradas en marchas largas y enlazarlos con las pequeñas rectas que podamos encontrar dejando estirar el motor sin necesidad de cambiar de marcha. Además el primer tacto del motor en las primeras revoluciones es muy suave y progresivo; los motores monocilíndricos grandes suelen ser toscos en el primer rango de revoluciones pero este motor sale desde los bajos más profundos con una suavidad excepcional. Esta característica hace que sea muy agradable rodar en marchas largas en curvas muy lentas, lo que la otorga una facilidad de uso que todos los usuarios disfrutarán.

Y en circuito tenemos una banda de potencia también muy utilizable y divertida. El motor sube rápido de revoluciones y estira más de lo que a priori pensaríamos en un monocilíndrico con estos bajos, por lo que nos permite rodar rápido con diferentes estilos de pilotaje y esto se traduce en buenas sensaciones y diversión asegurada.

Además el trabajo del embrague asistido antirrebote pone la guinda al pastel. En circuito rodando rápido podemos reducir bajando un par de marchas de golpe sin sensaciones extrañas en el tren trasero; esto hace que podamos rodar a ritmos altos con un comportamiento de la moto muy noble.

Chasis más fácil

Con la parte ciclo ocurre algo parecido. Sin cambiar geometrías, han evolucionado el chasis tubular modificando secciones y ángulos de los diferentes tubos para conseguir más flexibilidad y facilidad de pilotaje, haciendo la moto más cómoda y divertida. Nada más subirte a la moto su ergonomía hace que no requiera apenas periodo de adaptación; a los pocos minutos ya sientes la moto como si llevaras semanas con ella. No nos gustó mucho que la posición del pie izquierdo queda un poco más abierto que el derecho, por la colocación del colector de escape, pero en pocos minutos se olvida este matiz.

Lo que más nos ha sorprendido en este nuevo chasis es la nueva colocación del depósito de combustible, que se aloja ahora debajo del asiento. Esto le confiere un extra de ligereza y manejabilidad al tren delantero, ya que con este nuevo reparto de pesos la moto se vuelve más ágil sin perder estabilidad, por lo que mejora también en todos los aspectos en la parte ciclo.

Respecto a las suspensiones, la nueva KTM 690 SMC R 2019 monta una nueva horquilla WP Apex de 48mm de diámetro y 215mm de recorrido, montadas en unas tijas ajustables en ángulo de lanzamiento. La horquilla se mostró con un comportamiento impecable en todo tipo de situaciones. Tal vez sea algo dura para carreteras en mal estado con baches y un poco blanda para rodar fuerte en circuito pero precisamente por eso están muy bien construidas, pudiendo el usuario regularla a su gusto y tipo de uso. El amortiguador trasero con bieletas y 240mm de recorrido hace gala también de un comportamiento excelente en todos los usos en la jornada de pruebas.

En lo que a frenada se refiere, va equipada en el tren delantero con un disco flotante Galfer de 320 mm y una pinza Brembo de 4 pistones de anclaje radial. Su comportamiento y prestaciones fueron también muy buenos, con potencia y buen tacto y sin fatigarse en ningún momento cuando rodamos fuerte en el circuito. El freno trasero de 240mm y con pinza de un pistón en combinación con el ABS en sus diferentes modos ¬podemos seleccionar ABS de calle, ABS supermotard y ABS desconectado- funciona a la perfección, y son capaces de parar los 147kg –en seco- sin problemas de potencia o tacto, cuando rodamos fuerte en circuito o en carretera.

Rodando con el ABS en modo supermotard nos permitió disfrutar de derrapadas contenidas sin demasiado esfuerzo, es decir, sin necesidad de prestar atención a nuestro tacto en el pie del freno, notábamos como deslizaba suavemente el tren trasero permitiéndonos disfrutar de sensaciones de auténtico supermotard de una manera muy fácil.

Adelgazada y estilizada

Estéticamente ha recibido cambios en plásticos y decoración con respecto a la versión anterior. Esto la hace mucho más parecida a los modelos de supermotard de circuito de la marca y la otorgan un look de moto más ligera. Aunque las motos de la prueba no montaban las estriberas del pasajero, lo que la daban un aspecto más racing aún, están homologadas para dos plazas.

Pero además de parecer más ligera y manejable que la versión anterior, realmente lo es. El depósito colocado detrás unido a un chasis más flexible la confiere un extra de agilidad. Y en caso de querer tener más peso delante, podemos sentarnos prácticamente en el manillar ya que al no tener el tapón de gasolina el asiento plano llega prácticamente hasta la tija. Esta combinación nos parece un acierto total que hace que el comportamiento de la moto mejore en todos los aspectos, aumentando además la capacidad del depósito -1.5l más-.

Los cambios de peso son fáciles y la rectificación de trazadas no requiere ningún tipo de esfuerzo, dándonos mucho margen para corregir o buscar inclinación extra. En circuito esto se traduce en diversión a raudales y en carretera en seguridad y control de total de todo lo que pasa, por eso nos parece una moto excepcional en un doble uso de diversión/usabilidad día a día.

Nuevas tecnologías

En 2019 incorpora, además del ABS y del control de tracción del año pasado –ambos desconectables desde el manillar-, dos modos de conducción –Street y Sport- y un sistema de control del ángulo de inclinación –que solo está activo en el modo Street- que actúa sobre el ABS y el control de tracción, y nos ayuda a ir más seguros en carrera. Además dispone del ya conocido ABS “supermotard” que es seleccionable también desde un botón ubicado al lado del marcador.

También este año incorpora el Quicksifter+ que nos permite subir de marchas sin necesidad de coger el embrague. A altas revoluciones funciona muy bien pero hay que estar atentos a hacer bien el movimiento de la palanca de cambio ya que como no hagamos todo el recorrido de la palanca entraremos en puntos muertos. A nosotros nos pasó mucho en aceleraciones fuertes pasando de 2ª a 3ª. Para que esto no ocurra hay que adaptarse y cambiar con el motor en la parte alta de las revoluciones haciendo bien el movimiento completo de la palanca de cambios; una vez adaptados subir dos o tres marchas rápido en circuito sin coger el embrague es mucho más cómodo y divertido.

Polivalencia

Es una moto enfocada para un público joven o para aquellos que buscan sensaciones fuertes y adrenalina en una moto que puedan usar en su día a día. En 2019 viene mejorada en todos sus aspectos, tanto estéticos como de prestaciones, ampliando la intensidad de las sensaciones. Es una moto fácil cargada de diversión; poder disfrutar de sensaciones de circuito con rodilla al suelo, aceleraciones, frenadas, derrapadas,… sin necesidad de desplazamientos largos o demasiada preparación, es algo que seguro muchos amantes de las motos agradecerán y verán en esta KTM 690 SMC R su juguete de altos vuelos.

La supermotard más grande de KTM ya está disponible en la red de concesionarios oficiales de la marca a un precio de 9.999 euros; y como añadido, puede limitarse a 35 kW sin necesidad de cambiar ninguna pieza.

Detalles de la moto

KTM 690 SMC R 2019

El nuevo motor LC4 en esta nueva evolución cuenta con doble eje de equilibrado que reduce las vibraciones de forma notable.

KTM 690 SMC R 2019

El subchasis es completamente nuevo en 2019 y es donde ahora se aloja el depósito de combustible.

KTM 690 SMC R 2019

La nueva horquilla Apex de 48mm de diámetro y 215mm de recorrido es completamente regulable en compresión y extensión.

KTM 690 SMC R 2019

En 2019 la KTM 690 SMC R viene con control de tracción, ABS y sensor de ángulo de inclinación. Todo accionable o desconectable desde el manillar o desde el cuadro de instrumentos.

KTM 690 SMC R 2019

El cuadro de instrumentos es algo básico pero suficiente para el uso para el que está pensado. Accionando el botón del ABS podemos configurarlo en los diferentes modos.

Texto:

Rodolfo Martínez

Fotos:

Francesc Montero

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #103: KTM vs Honda ¡Duelo Naked!

En el nuevo número de Moto1pro enfrentamos a las Naked de cilindrada media de Honda y KTM, la KTM 790 Duke y la Honda CB 650 R. También asistimos a las presentaciones de las nuevas SYM HD 300 y Rieju Tango 2.0 y entrevistamos a los responsables de Marketing y Comunicación de Yamaha España en una jornada de E-MTB. Además, asistimos a un espectáculo de saltos sin comparación en el Nitro Circus, y en la sección Off-Road probamos la nueva gama de enduro 2020 de Husqvarna.