Moto1pro
Prueba KYMCO DTX 350: El taiwanés más canalla

Prueba KYMCO DTX 350: El taiwanés más canalla

El KYMCO DTX 350 es su primer Crossover Adventure, ofrece una excelente relación calidad-precio y un diseño atrevido que no deja indiferente a nadie.
Facebook
Twitter
Whatsapp
Lluís Llurba. Colabora: Josep Armengol
Lluís Llurba
06/03/2023
Prueba KYMCO DTX 350: El taiwanés más canalla
Facebook
Twitter
Whatsapp
Lluís Llurba. Colabora: Josep Armengol
Lluís Llurba

06/03/2023


ASPECTOS POSITIVOS

Motor agradable a diario
Fácil de manejar
Volumen bajo el asiento

ASPECTOS NEGATIVOS

Sin conectividad
Guantera sin llave
Pantalla no ajustable

Cilindrada

321cc

Motor

Potencia

28 CV a 7.500 rpm

Peso

194kg

Carnet

A1

Precio

5.699 €

Ver ficha técnica completa

KYMCO es una marca que ha echado raíces en nuestro país. Aún conservamos en la memoria cuando llegaron a España en 1995 y probamos uno de sus primeros scooters, el KYMCO K12; un vehículo de 50cc que sorprendió al mostrar cualidades suficientes para rivalizar con los dos superventas de entonces, el Yamaha Jog y el Piaggio Typhoon. Ha llovido mucho desde entonces; han pasado casi tres décadas y la firma taiwanesa ha mantenido vivo en el mercado español con scooters de primer nivel gracias a su diseño, calidad de acabados y tecnología.

El relevo de un superventas

El scooter que hoy nos ocupa, el DTX 350, ya fue noticia antes de su presentación oficial la pasada temporada por el hecho de sustituir al vehículo más exitoso de la marca, el Super Dink. Durante más de una década, el buque insignia de la firma taiwanesa fue evolucionando en eficiencia, seguridad, confort y elegancia hasta llegar a convertirse en la propuesta GT Premium de KYMCO. Sin embargo, los jefes decidieron dar un nuevo paso al frente con una máquina de estilo y estética totalmente diferente. Sobre gustos no hay nada escrito, pero hay que reconocer que el DTX 350 es un scooter llamativo y con solo verlo vemos lo que KYMCO quiere mostrarnos: una máquina robusta que puede con todo.

Prueba KYMCO DTX 350: El taiwanés más canalla

Así pues, el DTX puede alardear de un concepto aventurero que ha cuajado con éxito en otros países europeos. Un ‘crossover’ que está pensado para circular por asfalto y por pistas en buen estado, por lo que es idóneo para moverse en ciudad y entornos rurales. Y, para hacer posible tal accesibilidad por cualquier tipo de terreno, KYMCO ha echado mano de un robusto bastidor de acero, unido a un sistema de suspensión formado por una horquilla telescópica hidráulica de 37 mm con 110 mm de recorrido en la parte delantera; y doble amortiguador con precarga ajustable en 5 posiciones con 100 mm de recorrido en la parte trasera que absorbe con eficacia las irregularidades del terreno -aunque sin grandes pretensiones off-road- y ofreciendo la comodidad y firmeza que todo usuario exige en asfalto.

La posición de conducción ha sido ideada para la conducción “trail” gracias a un manillar y un ángulo que ofrecen un mayor control sobre las superficies off-road, a la vez que permite conducir de pie. Para potenciar más la conducción en este hábitat y dotar al DTX 350 de un carácter más aventurero, KYMCO pone a nuestro alcance accesorios como defensas laterales, cubremanos y unos reposapiés fabricados en aluminio con tacos de goma antideslizantes para un mayor agarre. Más vale prevenir…

Soluciones vanguardistas

No os dejéis engañar por su rudo aspecto, ya que bajo esa estética aventurera el DTX está dotado con lo último en tecnología. Para empezar, cuenta con un TCS (control de tracción), propio de KYMCO: un sistema de seguridad que trabaja junto con el ABS y se activa cuando el desfase de la velocidad de giro de la rueda trasera es superior a 5 km/h respecto a la velocidad de giro de la rueda delantera. Por su puesto, el mecanismo TCS se puede activar o desactivar desde el manillar dependiendo del terreno que pisemos, pero tanto en ciudad como en carretera no tuvimos que echar mano de él, y cuando nos adentramos por caminos de tierra siempre lo llevamos desactivado.

Otros aspectos que destacar del DTX es su sistema Keyless para una mayor comodidad a la hora de acceder al vehículo. Además, el sistema ‘smart lock’ actúa sobre el encendido, el bloqueo de la dirección y la apertura del sillín, por lo que todo lo controlaremos con el dispositivo en el bolsillo. Y, cómo no, hay que mencionar que la guantera lateral izquierdo hay un cargador USB y otra segunda ranura USB en el frontal del manillar, ésta de gran utilidad si llevamos el móvil o un GPS sobre algún soporte anclado al manillar.

Cumple ¡y bien!

Sí, cierto, el DTX ha sido creado para moverse entre dos mundos, pero la realidad es que la mayoría de los usuarios que adquieran este vehículo no se alejarán mucho del asfalto. Su comportamiento no mostró ninguna sorpresa o defectos. Buen comportamiento en carretera, manejo ágil, protección razonable contra las inclemencias del tiempo y del aire, incluidos los cubremanos que siempre ayudan a mantener las manos protegidas. Todo funcionaba perfectamente, el motor demostró ser suficientemente potente y suave, especialmente en ciudad, y el conjunto fue bastante rápido hasta los 80 km/h. Pero incluso a velocidades de autopista se mostró capaz, donde pudimos superar los 140 km/h, aunque en la zona de régimen alto vibra quizás algo de más.

Por carreteras reviradas, sus 28 CV son más que suficientes para divertirnos. Circulas cómodo y sientes confianza desde el primer momento, gracias a que el propulsor siempre responde eficazmente, acelera y recupera muy bien. El chasis y las suspensiones cumplieron a un ritmo más que razonable y a medida que avanzaban los días empecé a ganar confianza y a explorar los límites del DTX para averiguar un poco más su agarre. No me defraudó… Lo cierto es que me sorprendió lo ágil que se mostró enlazando curvas pese a su peso y generosas dimensiones.

Para un mayor confort en ciudad o vías interurbanas, KYMCO nos ofrece un respaldo para el pasajero bien acolchado, un soporte para el móvil en acero inoxidable y un baúl pensado para guardar el casco integral modular. Actualmente, el DTX está disponible en cuatro colores diferentes: Naranja Sunset, Grafito Shadow, Gris Artic y el que personal-mente más me gusta, el Verde Peridot. Además, si estás indeciso, KYMCO España quiere ponértelo fácil con su nueva campaña que empieza el 1 de marzo y finaliza el 30 de abril: el DTX 125 baja su precio de 4.799 € a 4.399 € -matrícula gratis- y el DTX 360 de 5.699 € a 5.299 €, también con matrícula gratis.

La moto al detalle...

KYMCO DTX 350 2023 - Sistema Keyless
Sistema Keyless

Sistema Keyless o sin llave, para una mayor comodidad del usuario a la hora de acceder del vehículo. Además, el sistema smart lock actúa sobre el encendido, el bloqueo de la dirección y la apertura del sillín.

KYMCO DTX 350 2023 - Asiento
Asiento

Bajo el grande y bien acolchado asiento encontramos un hueco para dos cascos integrales y aún queda espacio para otros objetos de pequeño tamaño. También hay 2 ranuras USB, una en la carcasa frontal del manillar y en la guantera izquierda.

KYMCO DTX 350 2023 - Motor
Motor

El modelo DTX se comercializa en el mercado español en las dos versiones, 125 cc y 350 cc (12,87 CV a 9.000 r.p.m.; y 28,16 CV a 7.500 r.p.m., respectivamente).

KYMCO DTX 350 2023 - Ruedas y frenos
Ruedas y frenos

Llantas de aleación ligera, de 5 radios, están equipadas con disco 260 mm en el tren delantero con pinza de freno de 3 pistones y otro de 220 mm con pinza de 2 pistones.

KYMCO DTX 350 2023 - Cuadro de instrumentos
Cuadro de instrumentos

De amplio tamaño, con mucha información y de fácil lectura en todas condiciones de luminosidad y de incidencia de la luz solar sobre él. Toda la iluminación es Full Led con las ópticas delanteras y traseras de mayor superficie.

Relacionados