Prueba Suzuki GSX S750 A2: Tú pones el límite

Probamos la Suzuki GSX S750 en su versión limitada, una naked de media cilindrada que se adapta a las necesidades de los usuarios del carnet A2 pero manteniendo su carácter y diseño.

Autor:
Nacho Arostegui
Foto:
Suzuki
Publicado el 09/04/2019

ASPECTOS POSITIVOS

Suavidad motor
Frenos
Cambio preciso

ASPECTOS NEGATIVOS

Visibilidad retrovisores
Cuadro de mandos simple

Cilindrada

749cc

Motor

4 cil. EFI DOHC

Potencia

47cv

Peso

213kg

Carnet

A2

Precio

9.299 €

La Suzuki GSX S750 nació en 2017 fruto de la evolución de la Suzuki GSR 750, la primera naked “sieteymedio” de la marca de Hamamatsu. Y os preguntaréis ¿Por qué ha cambiado su denominación por GSX? Muy fácil, la GSX S750 hereda el motor de la deportiva GSX-R 750 2005 convenientemente revisado y adaptado para la normativa Euro4, por lo que no es casualidad que herede también sus siglas. A simple vista se aprecia su carácter deportivo, con unas líneas que recuerdan a su hermana mayor, la GSX S1000 y un aspecto de moto grande y agresiva.

La Suzuki GSX S750 en su versión estándar ofrece una potencia de 114 cv. En el caso de la GSX S750 A2 su potencia se ve reducida a 47 cv, con la posibilidad de cambiar la centralita por la de 95 cv una vez superados los dos años de carnet A2. Es decir, en España podrás adquirir o bien la “Full Power” o la limitada a 47 cv para los usuarios del carnet A2. Es precisamente esta versión de la que hemos podido disfrutar durante toda una jornada por las carreteras de Benidorm.

DISEÑO SUZUKI GSX S750

La Suzuki GSX S750 es una moto que entra por los ojos, con el color azul típico de la marca que recuerda al utilizado en MotoGP, y unas líneas afiladas y agresivas propias de una naked media. El único faro frontal cuenta con bombillas halógenas, tanto para luces cortas y largas como las de posición, que se encuentran a los lados. Los intermitentes tanto delanteros como traseros también son halógenos, siendo la luz trasera la única que cuenta con luces de led.

El depósito es ancho y de aspecto musculado, que junto a las tapas laterales afiladas que “abrazan” la moto, le dan un toque aún más radical y de moto grande. La quilla le da ese último toque deportivo y consigue que a primera vista llame mucho la atención.

La GSX S750 cuenta con un solo escape en el lado derecho que le otorga un sonido suave a bajas vueltas y más ronco en la zona alta del tacómetro. El cuadro, heredado de la GSX S1000, es en blanco y negro, pequeño y sencillo, aunque con toda la información necesaria, como odómetro, autonomía, nivel de gasolina, consumo instantáneo y medio, hora, nivel de control de tracción, velocidad y revoluciones.

PRESTACIONES SUZUKI GSX S750

La versión A2 de la GSX S750 comparte todo el equipamiento con la versión “Full Power”, lo que supone un chasis, suspensiones y frenos dignos de una gran naked. La única variación sobre la versión A2 con respecto a la estándar es la centralita, ofreciendo una potencia máxima de 47 CV a 7.000 rpm y una entrega de la misma más suave y progresiva, lo que la hace realmente fácil de conducir desde el primer momento.

La GSX S750 A2 está pensada y orientada para los usuarios de este carnet, pero no por ello deben descartarla usuarios con más experiencia ya que es una moto para todo tipo de público. Además, su par motor de 62,9 Nm a 4000 rpm (solo 12,5 Nm menos que la versión deslimitada y algo menos de 17 Nm que la full power) permite circular con mucha comodidad sin necesidad de apurar las marchas.

En cuanto a la parte ciclo, cuenta con un monoamortiguador de 138 mm de recorrido y una gran horquilla invertida de 41 mm, ambos firmados por Kayaba. En el apartado de frenos la Suzuki GSX S750 A2 monta unas pinzas radiales Nissin de cuatro pistones que muerden discos de 310 mm delante; y una pinza Nissin en el disco trasero de 240 mm. Ambos frenos están acompañados del sistema ABS, ofreciendo siempre un plus de seguridad.

Cuenta además con unas llantas de aluminio 17 pulgadas y monta los neumáticos deportivos Bridgestone S21 en medidas 120 y 190.

PRIMERAS SENSACIONES SOBRE LA SUZUKI GSX S750 A2

Comenzamos la jornada de pruebas con la amenaza constante de lluvia, que no permitió realizar la prueba dinámica en condiciones a nuestros compañeros el día anterior. Nosotros tuvimos mejor suerte y pudimos disfrutar del interior de Benidorm y sus reviradas carreteras. Así pues, con todo el equipo listo y la moto preparada, nos ponemos en marcha para probar a fondo la Suzuki GSX S750 A2.

Al subirte a la moto lo primero que notas es que no estás ante la típica moto de A2, pequeña, baja, estrecha... Todo lo contrario, se nota una moto grande, ancha, potente. El asiento está a una altura de 820mm y es estrecho, permitiendo llegar sin problemas al suelo con los dos pies, pero inmediatamente después las piernas se encuentran con un depósito considerablemente ancho, lo que le da ese aspecto de moto musculada y agresiva.

La posición de las estriberas es correcta, las piernas no van excesivamente flexionadas y apenas sufren en largas distancias. El manillar, ancho y prácticamente plano, consigue que la postura de conducción sea ligeramente "al ataque" y cargues más peso en el tren delantero. Por contra, esta postura y la posición de los retrovisores harán que necesites retirar los codos para poder ver lo que tienes detrás.

Nos ponemos en marcha y lo primero que llama la atención es el "Easy Start", un sistema para que la moto arranque tan solo pulsando una vez el botón. El sonido del motor al ralentí es suave, pero es como si tratase de decirte que tiene algo dentro y quiere sacarlo.

Lo primero que noto en los primeros metros es la suavidad con la que avanza y es que Suzuki ha instalado el "Low rpm Assist", un sistema que te ayuda en la salida al embragar, siendo muy difícil (que no imposible) que se te cale la moto, una pequeña ayuda para los más novatos.

Los cambios de marcha son muy precisos y entran como mantequilla, jugar con el cambio es esta moto es una verdadera delicia. Durante el primer tramo por ciudad y carreteras interurbanas pude confirmar lo que ya me temía al subirme y es que es una moto muy muy fácil de llevar, a pesar de su tamaño y sus 213kg de peso.

MOTOR SUZUKI GSX S750, 47 CV SOBRAN PARA DISFRUTAR

Una naked como la GSX S750 pide carretera abierta a gritos. Nada menos que una ruta de 200 km nos esperaban por delante para conocer de primera mano lo que ofrece la versión accesible para el A2.

La agilidad y estabilidad son notables desde el principio. En la entrada de las curvas la sensación es que cae sola y muy suave, sin sustos ni movimientos extraños. La sensación de seguridad es real y te permite rodar a un ritmo alegre. Ni que decir tiene que los 47 CV no te van a catapultar a otra dimensión, pero sí harán que disfrutes entre curvas. Saliendo de estas, la aceleración es suave y progresiva. Se puede rodar sin problemas jugando con la 2a, 3a y 4a gracias al par motor a medio régimen. Es a partir de las 5000 rpm que saca su sonido más ronco y su carácter heredado de la GSX-R.

En estos momentos en los que enroscas de verdad el acelerador es en los que quizás entre en acción el control de tracción, ajustable desde la piña izquierda en 4 niveles (del 1 al 3, siendo el 1 el menos intrusivo para conducción deportiva y el 3 para días de lluvia, y apagado). Es curioso escuchar cómo funciona, puesto que apenas se nota que lo hace cuando vas encima.

Aunque llegues algo pasado a una curva, los potentes frenos preparados para una moto mucho más potente, te detendrán sin miramientos. Sin duda, viene equipada con unos frenos que superan a la limitación del motor.

CONCLUSIONES SUZUKI GSX S750

No hace falta tener 200 CV bajo el asiento de tu moto para disfrutar de ella y Suzuki lo ha dejado claro. Y mucho menos si tienes 20 años y te acabas de sacar el carnet A2. Un servidor empezó a montar en moto de carretera con 20 años. Os aseguro que habría sido un sueño para mí empezar a hacerlo en la Suzuki GSX S750 A2, una moto con la que aprender y poder evolucionar con los años.

Detalles de la moto

La Suzuki GSX S750 A2 tiene un diseño agresivo y juvenil que consigue captar las miradas de los jóvenes y no tan jóvenes. El color, el depósito, las suspensiones, los frenos, los neumáticos... Todo en conjunto ofrece una moto muy llamativa y efectiva a la vez.

4 cilindros en línea y 749 CC para ofrecer una potencia de 47 CV (limitada para el A2) en un motor heredado de la GSX-R 750 del 2005 debidamente evolucionado y adaptado para la normativa Euro4.

La horquilla invertida de 41 mm y un monoamortiguador trasero componen las suspensiones de la GSX S750 y ofrecen un comportamiento digno de una moto más grande, además de una estética más robusta.

Los potentes frenos están por encima de la potencia máxima de la GSX S750 A2. El tacto es muy progresivo y la mordida potente gracias a las pinzas Nissin radiales de cuatro pistones que muerden dos discos de 310 mm delante y una pinza de un solo pistón sobre un disco de 240 mm detrás. El sistema ABS funciona eficazmente y proporciona un plus de seguridad.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Nacho Arostegui

Fotos:

Suzuki

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #106: HD CVO Limited, un coche de dos ruedas

En este nuevo número de Moto1pro probamos la nueva Triumph Speed Triple RS, una naked con carácter, mucho carácter. Viajamos a California para probar la Harley Davidson CVO Limited repleta de tecnología, exclusividad y confort. Convivimos con la Benelli 502 C, única en su especie y por último la Honda X-ADV, un concepto diferente. Además, conocemos las motos de la Guardia Real, estamos presentes en la Distinguished Gentleman’s Ride y todas nuestras secciones habituales.