Prueba Yamaha Tracer 9: Cambio a mejor

Prueba Yamaha Tracer 9: Cambio a mejor

La segunda generación de la Yamaha Tracer 900, ahora Tracer "9", mejora en varios apartados a la anterior y es una trail "asfáltica" cuyo motor es ¡fantástico!

Josep Armengol
Lluís Llurba
28/09/2021
Prueba Yamaha Tracer 9: Cambio a mejor
Josep Armengol
Lluís Llurba

28/09/2021


ASPECTOS POSITIVOS

Motor: suave, elástico y potente
Comportamiento general y bajo consumo
Pantalla ajustable

ASPECTOS NEGATIVOS

Instrumentación y luces "extrañas"
Extras electrónicos de la GT (Quickshifter)
Estética algo anodina

Cilindrada

890cc

Motor

Potencia

87,5 kW (119 CV a 10.000 rpm)

Peso

213kg

Carnet

A

Precio

11.799€

Tras la presentación mundial de la primera MT09 allá por 2013 Yamaha dejó claro que era capaz de hacer un muy buen motor de tres cilindros. Ese motor pasó a una moto mucho más práctica en 2105: nacía la primera Tracer 900, cuya estética "Transformer" llamaba casi tanto la atención como su eficacia y excelente comportamiento. Era una de las primeras "crossover" que ahora están tan de moda, es decir, una moto tipo trail con manillar alto y posición de pilotaje erguida, pero ruedas de 17 pulgadas delante y detrás dotadas de neumáticos para asfalto... como una deportiva, de manillar alto.

Yamaha Tracer 9 2021

Este año ese motor se ha renovado muy a fondo: apenas conserva un solo tornillo del anterior, pues pasa de 850 a 889 centímetros cúbicos con más carrera (los pistones recorren más milímetros), buscando dar algo más de potencia (115 a 119 CV declarados) pero sobre todo más par, más empuje. Como digo casi todas las piezas son nuevas y destaca un volante motor con más inercia para que el motor gire más suave... Pero el motor entero es mucho más ligero: 1,7 kg nada menos. Además de cumplir con el Euro5, han buscado que sea más suave y que gaste menos gasolina. Como veremos, misión muy bien cumplida.

El resto de la moto también ha cambiado profundamente, aunque sigue el mismo ADN. El chasis de aluminio es más ligero pero más rígido (y estrecho), el basculante es más largo (mejor motricidad) aunque la moto no crece (mantiene 1,5 metros entre ejes) y monta suspensiones KYB que en la versión mejor equipada "GT" son electrónicas. Pero esa moto además monta maletas y alguna cosilla más... y pesa 17 kg más: 230 kg llena, frente a unos ligeros 213 kg de esta Tracer 9 que probamos. Nos perdemos (maletas aparte) esa suspensión electrónica y algo más: luces de curva, Quickshifter (extraño que no lo traiga la normal) puños calefactables, otro asiento y detalles estéticos. Pero todo eso, además de 17 kg, son 2.500 euros extra: los 11.799 de esta Tracer 9  la convierten en una muy interesante compra como verás...

¡Qué motor!

El motor de la primera MT09 ya nos gustó mucho, pero era un poco "bruto" (sobre todo para una ligera naked). Esta nueva versión, totalmente nueva, es sencillamente fantástico: si no es el mejor motor de moto actual, estaría entre los tres mejores. Sale desde abajo con energía, tiene un medio régimen consistente, y una estirada excitante. Al cortar-abrir responde impecablemente, y suena... Cómo suena... Yamaha afirmó haber trabajado en el sonido entre otras cosas y realmente han afinado un gran "instrumento" con este motor, y en esta moto.

Prueba Yamaha Tracer 9: Cambio a mejor

Además de todo esto, ¡gasta poco! En el uso normal diario es fácil bajar de 5 litros cada 100 km incluso disfrutando de sus prestaciones, y en crucero mantenido rápido en autovía (ya sabes que hasta 150 km/h no pierdes puntos ¿verdad?) no supera los 6 litros.

Además de sus virtudes mecánicas, el motor cabe decir que cuenta con electrónica de primera: heredada de la deportiva R1, permite seleccionar el modo de potencia (D-mode 1 a 4) y del ABS (BC 1 o 2) además del modo de conducción (TC-Mode 1 a 3). Gracias a la IMU  salvo en los modos más intrusivos todo pasa desapercibido y puedes disfrutar de la Tracer 9 a gusto, sabiendo que hay una "red de seguridad". Ah el embrague es antirrebote, claro. Solo echamos de menos el cambio rápido, cuyo "ahorro" en la no-GT no le vemos mucho sentido.

De paseo o de carreras

La Yamaha Tracer 9 es de esas motos que tiene una marcada doble personalidad. La puedes conducir súper suave y será dulce y amable, o puedes buscarle las cosquillas y arrastrar estriberas en cada curva (por cierto, algo bajas y fáciles de rozar... ¡relativamente porque hay que "atacar"!). Si llevas el mismo pasajero un día de paseo, no se creerá que es la misma moto el día que lo hagas menos tranquilamente. Lo que el motor nuevo aporta, y la electrónica ayuda en ese sentido, es mucha más amabilidad en el uso relajado, y ya comenté que además gasta menos.

El comportamiento es muy bueno: la Tracer sigue siendo muy ágil y es fácil llevarla por donde uno quiere. A baja velocidad su rebajada altura (4 centímetros más bajo el asiento) ayudará a quien no se fíe de sí mismo a ganar seguridad. En vías rápidas mantiene la trazada con una estabilidad ejemplar, y en curvas "al ataque" también tienes permanente sensación de control. La frenada es potente y segura, y el ABS avanzado (rápido en curva) es muy bienvenido. Los nuevos neumáticos Bridgestone T32 (tipo sport-turismo) que no habíamos probado antes puede que tengan parte del mérito en todo esto, por cierto.

Lo único que no me convence es su nueva estética: la primera Tracer 900 fue rompedora, "Transformer" a tope, y ésta se queda un poco entre el atrevimiento y el clasicismo. En cuanto a temas prácticos, de entrada el cuadro de instrumentos tampoco me gustó: son dos pantallas, la izquierda con la información habitual, y la derecha partida a su vez en cuatro pantallitas donde podemos seleccionar qué vemos. Eso me gusta pero el diseño general menos y además no es muy brillante (con sol se ve mal).

A cambio, Yamaha sí nos regala en esta Tracer 9 "normal" el control de crucero (menos mal que no quedó fuera como el Quickshifter) y una buena pantalla, que cubre bien y si la levantas (fácil incluso en marcha) desviaba perfectamente el aire para mis 1'83 metros. Las piernas, si eres alto, van algo más expuestas de cara a un uso viajero. Pero el asiento, para piloto y pasajero, es cómodo, y subrayaría el del pasajero porque va siendo raro que así sea.

El nombre no ha cambiado mucho (Tracer 900 antes y Tracer 9 ahora) y el concepto tampoco, pero Yamaha ha mejorado su "crossover" muy a fondo y es mucha mejor moto. El motor es el protagonista de cualquier moto y este es como ya he repetido, fantástico en todos los sentidos, y la moto le sigue para todo tipo de uso, con un precio muy bueno: es el mismo que la MT09 "SP" que también lleva electrónica "full" (y suspensiones más ajustables) pero yo no tengo ninguna duda de cuál prefiero. Lo confieso, la Yamaha Tracer 9 es una de mis motos favoritas para usar cada día (y disfrutarla también).

La moto al detalle...

Prueba: Yamaha Tracer 9
Motor

Protagonista absoluto, el "CP3" (tricilíndrico crossplane) es una delicia por suavidad y empuje.

Prueba: Yamaha Tracer 9
Supensiones

Nuevo basculante más largo, y suspensiones "sencillas" (no electrónicas) en esta versión no-GT.

Prueba: Yamaha Tracer 9
Pantalla

En su posición baja ya protege bien, si la levantas (unos 5 cm) es buena hasta para pilotos altos.

Prueba: Yamaha Tracer 9
Instrumentación

No nos convence esta solución... A la izquierda, demasiada información, a la derecha elijes qué cuatro datos ves.

Prueba: Yamaha Tracer 9
Neumáticos Bridgestone T32

Nuestra primera experiencia con los nuevos Bridgestone T32 "sport touring" no ha podido ser más buena.

Prueba: Yamaha Tracer 9
Asiento

El piloto va sentado ahora más bajo (mejor) y podremos ajustar manillar y estriberas. El pasajero es bien recibido.

Josep Armengol

Josep Armengol

Apasionado de las motos, los aviones y la tecnología, llevo más de 30 años viviendo "desde dentro" la información del mundo del motor en los mejores medios: ahora, en Moto1Pro.

Relacionados

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #130: ¿Cuál es tu tipo?

En el número 130 de Moto1Pro os traemos una moto para cada tipo de motorista. Y es que probamos todas las novedades para que puedas elegir: Yamaha R7, KTM 1290 Super Adventure S, Suzuki GSX-S950, Brixton Crossfire 125 XS, BMW R18… Te contamos qué es lo que más se vende por segmentos y, como siempre, nos equipamos con lo mejor: en la cabeza el Shoei NXR 2 y para el tren inferior los pantalones Levior Meraki WP. ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!