Yamaha YZF-R3: Deportiva con cabeza

Yamaha YZF-R3: Deportiva con cabeza

Yamaha se apunta a la moda de incorporar en sus filas una deportiva de media cilindrada. La nueva Yamaha YZF-R3 recoge el espíritu de carreras de la R1 pero adaptada para al día a día y a todos los públicos.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Yamaha
Publicado el 31/08/2015
Yamaha YZF-R3: Deportiva con cabeza

ASPECTOS POSITIVOS

Carácter motor
Diseño
Frenada

ASPECTOS NEGATIVOS

Neumáticos
Suspensión delantera no ajustable

Yamaha cierra el círculo. Una nueva deportiva se incorpora a la elitista familia YZF-R. Se trata de la Yamaha YZF-R3, un concepto intermedio de moto que pretende cautivar a los perfiles más racing del carné A2 y también a los jóvenes que quieren una moto para el día a día sin renunciar a las sensaciones de una deportiva. Cuatro modelos (125, 320, 600 y 1.000 cc) con cilindradas y prestaciones para todos los gustos y niveles de conducción, el espíritu de carreras está presente en cualquiera de ellas.

Lógica y bella

Si algo es innegable en esta moto es que su diseño recuerda a sus potentes hermanas mayores. Líneas deportivas, buenos acabados y detalles de calidad son su cara de presentación, pero más allá de su estética en Yamaha han querido que su parte ciclo y motor estuvieran a la altura de su imponente imagen.

La R3 es una moto que se ha hecho desde cero en Yamaha. Pensando mucho en a quién va dirigida y sobre todo teniendo claro que debía ser convalidable con el carné A2. Orientada a un público joven pero con aspiraciones de llegar a tener una moto más potente en el futuro, Yamaha ha dado en el clavo ofreciendo un caramelo para disfrutarlo y saborearlo antes de dar el paso a las grandes cilindradas.

Recuerda que también puedes disfrutar de esta prueba al completo en el nº 53 de Moto1Pro Magazine.

Yamaha YZF-R3: Deportiva con cabeza

Confort sorprendente

Me sorprendió mucho la comodidad sobre ella. Para un piloto de unos 1,80 m. de altura la postura es muy natural y ergonómica. A pesar de llevar semimanillares estos no son radicales y permiten ir erguido sin que se castiguen las muñecas. Se llega muy bien al suelo, no sólo por su 780 mm de distancia al mismo desde el asiento, sino también gracias a su delgadez. Este detalle ayudará mucho a los neófitos, pilotos de poca talla o chicas.

En acción, con nota

Ofrece 42 CV, un bicilíndrico de 320 cc y un peso en seco de 169 kilogramos son cifras que nos indican que no estamos ante un juguete. Más caballos de los esperados para su compacto motor y si la comparamos con sus rivales, tan sólo se encuentra a un paso de los 44 CV declarados por la KTM RC 390, su máxima rival en la categoría. La austriaca puede superarla en prestaciones puras, pero van en detrimento de su confort. En esto la Yamaha consigue un perfecto equilibrio para satisfacer ambas vertientes.

Tuvimos oportunidad de rodar con ella un centenar de kilómetros por carretera y ciudad, y después pasar al circuito donde exprimimos todo su potencial. Como moto ciudadana e incluso rutera le ponemos una nota muy alta. Teniendo en cuenta sus aspiraciones deportivas no defrauda nada en un uso más tranquilo. Además su carenado protege bien del viento e integra muy bien al piloto. Sus mandos y tacto de cambio, embrague y frenos son muy suaves. Incluso el golpe de gas está dulcificado en su primer impulso para que sea menos agresivo a bajas vueltas, pensando en el día a día. Cosa que cambia a medida que suben las revoluciones. El trabajo en el motor ha sido muy grande. Se emplea la tecnología de cilindros (DiaSil) descentrados de la familia MT, y esto sumado a su cigüeñal a 180º ,  al trabajo realizado en el árbol de levas de accionamiento directo y los pistones forjados hace que suba de vueltas muy rápido y de manera constante hasta el corte. Su velocidad punta ronda los 180 km/h de marcador. 

En circuito

Es precisamente en el circuito donde saca toda su garra. Su carácter R aparece y te permite rodar a un ritmo muy alto teniendo en cuenta sus limitaciones. El chasis aguanta los fuertes pasos por curva y su ligereza ayuda mucho en los cambios de dirección. Solo los neumáticos de serie (Michelin Piloto Street) y el amortiguador trasero limitan sus prestaciones cuando realmente le buscas las cosquillas a la moto. Pero estamos hablando de rodar al límite de su capacidad, y hasta llegar a él hay mucha moto que exprimir.

Una de sus grandes sorpresas es el rendimiento de sus frenos Nissin. Cuando los pones a sufrir de verdad en circuito, sometiéndolos a castigo en varias tandas no se alteran un ápice. La fatiga no aparece nunca. Chapeua.

Esta vena deportiva Yamaha la está ya explotando con una copa monomarca que se disputa en Francia, una plataforma para poder correr a bajo coste, disfrutar y, por qué no, descubrir nuevos talentos.

Su público es la gente más joven y en aprendizaje, por lo que el planteamiento dual de la R3 es perfecto. Nos ha gustado mucho en todos sus aspectos e incluso vemos que su precio no desentona con sus rivales. Si tienes el carné B y te gusta la estética de la familia YZF-R esta R3 es sin duda una de las grandes opciones de compra. 

Detalles de la moto

Yamaha YZF-R3: Deportiva con cabeza

320 CC, 42 CV y 39 Nm son las cifras de este pequeño y sofisticado propulsor. Aprovecha las últimas innovaciones de las mayores de la casa para ser más eficiente y eficaz. Además de Inyección electrónica incorpora pistones forjados y cilindros DiAsil, bielas reforzadas,  el cigüeñal calado a 180º… lo último en tecnología. Respuesta al acelerador muy progresiva y más directa al final del recorrido. La sexta marcha es muy larga y mejora consumos en largos trayectos. 

Llantas de 10 radios  de aluminio azules que montan neumáticos Michelin Pilot Street 110/70 y 140/70. El agarre en condiciones deportivas es justo, pero ideal para el día a día. Frenada se confía a una pinza flotante de dos pistones que muerde disco de 298 mm. ABS de serie. 

Yamaha YZF-R3: Deportiva con cabeza

Cómodo panel que combina lo digital y analógico. En el reloj izquierdo marca las RPM, hora y temperatura y combustible; mientras que a la derecha se muestra la velocidad, la marcha engranada y el ordenador de a bordo (consumo, media, etc…). 

Yamaha YZF-R3: Deportiva con cabeza

Sistema de suspensión confiado a Kayaba. Horquilla delantera de 41 mm y 130 mm de recorrido. No regulable. Detrás amortiguador monocross ajustable e precarga en siete posiciones y cn 125 mm de recorrido. 

Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Yamaha

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #104: ¡KTM vs Triumph, comparativa Touring de altas prestaciones!

En este nuevo número de Moto1pro probamos dos de las motos Touring más tecnológicas del mercado, la KTM 1290 Super Duke GT y la Triumph Tiger 1200 XRt. Además, probamos la Macbor Johnny Be Good, rodamos de la calle al circuito con Continental y volvemos a poner a la Yamaha Niken a prueba, en un recorrido de 400km desde sierra Nevada hasta el Cabo de Gata. También entrevistamos a José Rovira, CEO de Corver y comparamos a las dos Trail medias del momento.