Moto1pro
Consejos de conducción en moto con niños

Consejos de conducción en moto con niños

Los niños son un tipo de pasajero muy especial: si los llevamos en moto, además de cumplir con la legalidad, habrá que tener precauciones extra.
Consejos de conducción en moto con niños
Facebook
Twitter
Whatsapp
Autor foto
Archivo

Fecha22/09/2021


Como en otros temas relacionados con el tráfico, lo que indica la ley en España y lo que es recomendable son cosas bastante alejadas. La ley se limita a señalar que no se pueden llevar menores de 12 años, o de 7 años si los llevan los padres o alguien autorizado, y que como pasajero debe llevar un casco homologado y de su talla.

De entrada, como en su día comentamos al hablar de la conducción con pasajero, llevar a alguien en moto implica mucha más responsabilidad, y si es un niño todavía más. No sólo deberemos conducir respetando las normas y aumentando (más) el nivel de atención y prudencia, sino que necesitaremos un extra de atención con nuestro pasajero. Lo primero es que llevarle en moto debe de ser algo como un juego divertido, pero un juego con cierto riesgo y en el que no hay que hacer cosas indebidas.

Si para el niño subirse en la moto, llevar el casco, sujetarse y en resumen "portarse bien" es un problema, o puede serlo, debemos darnos cuenta a tiempo como padres y pensar si es una buena idea antes de que pueda pasar algo que nos ponga en riesgo, ya en marcha. Habrá que hacer algunas pruebas en el garaje o en una calle desierta, y allí hacer alguna frenada un poco fuerte y dar algún golpe de gas, para que él se dé cuenta de las fuerzas de la conducción, y nosotros de si estará o no preparado.

Ya sabemos lo que la ley dice, pero si un niño de menos de siete años tiene altura para sujetarse bien y conciencia para no distraerse, llevarle será menos arriesgado que hacerlo con uno de 12 que no llegue bien y sí se distraiga o no consiga sujetarse, o sencillamente veamos que lo va a pasar mal (como ya indicamos, sería mala idea insistir).

Un último apunte: también pese a lo que la ley diga, es posible que llevemos un niño que va atento y sujeto "pero no del todo". En general y para desplazamientos obligados (llevarle al colegio) será mejor no salir del tráfico urbano, donde podremos ir lo despacio que nos haga falta (pronto en pocos lugares se podrá pasar de 30 km/h). Una incursión en una circunvalación o carretera nos puede parecer muy inocente pero al niño le puede entrar miedo en ese entorno (algo más rápido) y ponerse en riesgo.

Consejos de conducción en moto con niños

Sujeto y seguro

Existen algunas sillitas, como para bicicletas, y otros sistemas que ayudan a "fijar" al niño a la moto. Pueden ayudar en algunos casos si le dan seguridad, pero debemos conseguir que sepa cómo sujetarse antes de nada. Y deberá sujetarse siempre al piloto o conductor, incluso hay cinturones o fajas grandes para ayudar a "atarnos" al niño. Usar un casco homologado y bien sujeto es innegociable: aunque le sirva poco tiempo, ahorrar en ese punto y arrepentirse en caso incluso de una caída leve sería imperdonable.

Aunque algunas imágenes de países asiáticos muestran otras costumbres (y estándares de seguridad), el niño solo puede ir en el asiento del pasajero debidamente sentado y apoyado en los reposapiés (si no llega y no podemos modificarlos, no deberemos llevarlo). Nada de llevarlo de pie en la plataforma ni por supuesto entre piloto y pasajero (adultos) como sí es costumbre en otras partes del mundo...

Además del obligatorio casco, pensamos que debe ser igual de obligatorio que lleve guantes lo mejores posibles. Idealmente también una chaqueta con protecciones y botas, y desde luego ni en verano nada de pantalón corto o manga corta. Si vamos a salir a carretera o a algo más que la ida o recogida del colegio, el equipamiento "motorista" completo pasa a ser necesario. Como cualquier pasajero, pensamos que debe ir ¡más! protegido que el propio piloto.

La moto ideal para llevar un niño debería llevar respaldo o baúl trasero: así evitamos el mayor riesgo (que se caiga hacia atrás). Por cierto, la mochila del niño nunca debe llevarla puesta en moto: le desequilibraría. Otro motivo para tener baúl trasero (dejarla allí). Esa moto ideal, también conviene que no sea demasiado alta, porque el lugar del pasajero siempre está otro "piso" más arriba. Subir y bajar puede ser por ello un riesgo y deberemos ayudarle a hacerlo con calma, en particular bajarse una vez (por ejemplo) en la puerta del colegio. Nada de bajarse corriendo, el escape caliente estará ahí esperando, y la altura puede provocar una caída al suelo, incluso desequilibrarnos y que detrás nos caigamos nosotros sobre la moto... incluso sobre él.

Con las medidas adecuadas, y una conducción prudente, llevar un niño en moto puede ser muy agradable para él y para el piloto, y la mejor forma de iniciarle a moverse sobre dos ruedas (que a su vez es la mejor manera de aprender a circular en cualquier tipo de vehículo posteriormente).

 

Josep Armengol

Apasionado de las motos, los aviones y la tecnología, llevo más de 30 años viviendo "desde dentro" la información del mundo de la moto en los mejores medios: ahora, en Moto1Pro.