Triumph Scrambler

Las motos scrambler, de la necesidad offroad a un diseño de tendencia

Para conocer el origen de las motos scrambler hay que remontarse más de medio siglo atrás. Hoy su diseño le ha dado a estas motos nacidas en el offroad una segunda juventud en el asfalto.

Autor:
R. Ruiz
Foto:
Marcas, Archivo
Publicado el 11/11/2020
Triumph Scrambler

Aunque es uno de los tipos de motos más antiguos que podemos encontrar en la historia del motociclismo, las motos scrambler han sufrido un importante “boom” desde hace unos años. Motos scrambler ha habido siempre, de serie o fruto de la modificación de sus dueños, pero la moda por las motos de diseño, como también ocurre con las Café Racer, hace que hoy nos detengamos a echar la vista atrás y ver qué son, en realidad, las motos scrambler de las que tanto se habla hoy día.

Si nos fijamos en las principales marcas de motos del mercado veremos que algunas como Triumph, Ducati o BMW ofrecen en sus gamas modelos denominados como scrambler, algunas siempre los han tenido en su catálogo, otras lo ha retomado después de muchos años y también las hay que se han sumado a las últimas modas. Además de estas firmas, la oferta de motos scrambler es tan amplia en nuestros días que las hay para todo tipo de carnet y todo tipo de bolsillo, adaptándose a los presupuestos y necesidades de cada cliente. Pero ¿cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Qué hay detrás de este tipo de moto que muchos han descubierto ahora? Repasamos su historia, sus orígenes y sus características para conocer mejor uno de los tipos de moto más peculiares del mundo de las dos ruedas.

BMW Scrambler

Las motos scrambler unas cuantas décadas atrás

Igual que las motos scrambler llevan de moda desde hace unos cuantos años, el mismo fenómeno tuvo lugar en la década de los 70. Pero en realidad, sus orígenes están aún más atrás. Básicamente desde el momento en el que los usuarios de motos de carretera (imagina motos naked, porque a donde nos hemos remontado no había otro tipo) se pusieron manos a la obra para convertirlas en motos todoterreno, ya fuera por gusto o necesidad. Y al igual que las motos Café Racer nacieron de manera artesanal para competir, las scrambler lo hicieron para abrirse paso sobre los terrenos más abruptos.

Antes de que fabricantes como KTM o Husqvarna entraran en escena, muchos motoristas empezaron a cogerle el gusto al offroad, y para eso necesitaban motos preparadas para la ocasión. Estas preparaciones fueron cada vez más comunes, y a ello se sumó el boom de las competiciones offroad, donde Triumph tuvo mucho que decir en las carreras del desierto de California, entre otras.

Macbor Scrambler

Las marcas británicas fueron las que mejor se prestaron a la transformación y modelos de Triumph, Norton y BSA se convirtieron en la base perfecta para dar vida a las scrambler. Incluso hubo quien aprovechó diferentes partes de unas y otras para crear sus propias motos, como es el caso de las Tritón, donde se recurría a motores Triumph y a bastidores Norton, de ahí su nombre, e incluso su logo, al combinar ambas marcas.

Desde finales de los 50 el enduro y el motocross empezaron a cobrar fuerzas y las marcas se fueron especializando en ofrecer modelos específicos para el uso offroad. De ahí que podamos recordar modelos míticos como la Triumph TR6, la Husqvarna Model 32 Sport, la BSA B34 Scrambler, su hermana BSA Spitfire Scrambler, la Ducati Scrambler 250, o incluso la Honda CL72 Scrambler y la Yamaha Big Bear 350 Scrambler, si nos fijamos en Japón.

Motos scrambler

Qué hace que una moto scrambler sea una scrambler

Cuando los aficionados al offroad quisieron convertir sus motos de carretera en motos todoterreno comenzaron por desmontar todo aquello que no era necesario para aligerar peso, pero a su vez eran conscientes de que necesitaban la mayor robustez posible para aguantar el maltrato de las irregularidades del terreno. Necesitaban chasis firmes y resistentes, pero también motores ágiles llenos de vida.

Las suspensiones se alargaron para conseguir un mayor recorrido y así absorber mejor lo que el campo les tuviese preparado. Los neumáticos se modificaron y se montaron ruedas de tacos, que agarrasen bien sobre terrenos blandos, y las llantas crecieron de tamaño, sobre todo la delantera. Todo esto hacía a su vez que se ganara distancia libre al suelo.

Indian Scrambler

Los tubos de escape se elevaron, alejándolos del suelo, y los asientos se aplanaron para permitir el movimiento de los pilotos sobre ellos. Para mejorar la posición de conducción los manillares también pasaron a ser más altos y planos, de manera que la moto se pudiera manejar mejor y facilitara ponerse de pie sobre los estribos. La instrumentación quedaba reducida al mínimo y los guardabarros, cuando no se elevaban, se desmontaban directamente.

Varías décadas después algunas marcas han vuelto a poner el mercado modelos scrambler específicos, como Triumph en 2006 o Ducati en 2015, o incluso BMW basada en su NineT e Indian con su FRT a base de accesorios. Hoy, más que una versión adaptada a las necesidades offroad se distinguen siguiendo un movimiento estético, pues raro es que quien compra una de estas motos hoy en día lo haga precisamente para salir a llenarse de barro con ellas. Aprovechando el tirón de esta moda otras marcas de menor envergadura han puesto en el mercado modelos a imagen y semejanza de aquellos, hace ya 60 años, revolucionaban el mundo de la moto para siempre.

Relacionados

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #119: Trail ¿La SUV de dos ruedas?

En el número 119 de Moto1Pro comprobamos la versatilidad de las Trail. Probamos en exclusiva la KTM 890 Adventure en Grecia y os mostramos todos los detalles de la Honda X-ADV 2020 y la Suzuki V-Strom 1050 XT. Os contamos la historia de Steve McQueen y os enseñamos cómo viajar en primera clase a lomos de una Triumph Tiger 1200 Alpine Edition. Nos ponemos un Shoei Hornet ADV y con un completo traje de Tucano Urbano. ¿Necesitas más? MotoSpirit, Tu opinión cuenta, El niño de la curva… ¡Arrancamos!