Transitalia

Navegando por la Toscana: Transitalia Marathon 2019

Viajamos a la Toscana italiana de la mano de Tucano Urbano que eligió la Transitatalia Marathon, un evento trail de 4 días y 900 kilómetros por el corazón de Itialia, para presentarnos T.ur, una nueva marca de la compañia especializada en equipaciones trail premium.

Autor:
Rodolfo Martínez
Foto:
Transitalia / Rodolfo
Publicado el 20/11/2019
Transitalia

Para mí, el summun del turismo es una moto y cientos de kilómetros por delante por caminos y sendas, salpicados por tramos de carretera descubriendo rincones, pueblos, playas, pasando por ciudades y disfrutando continuamente de paisajes de esos que te dejan sin aliento. El conjunto de sensaciones que trasmite un viaje así es una experiencia vital del más alto nivel.

Ver mundo desde esa perspectiva de aventura es algo que todo amante de las motos y de las actividades al aire libre en general debería experimentar al menos una vez en la vida (esto de una vez en la vida es imposible que sea así porque una vez que se prueba es prácticamente imposible no repetir).

En Tucano Urbano han sabido ver lo especial de este tipo de filosofía de moto y han desarrollado T.ur, una nueva marca de equipamiento para la moto específica para este tipo de aventuras en moto en las que pasamos largas horas pilotando, pasamos por diferentes pode climatología y teniendo que mantener la seguridad en las prendas. Y para demostrárnoslo nos equiparon para la ocasión y nos enfrentamos a la aventura de recorrer dos etapas de las 4 que compoenen la Transitalia Marathon 2019, un rally no competitivo de 900km que recorre toda la toscana italinana, pudiendo seguir las indicacions mediante roadbook o GPS.

La Toscana italiana en moto

El punto de partida de la Transitalia Marathon 2019 fue en Rimini, en el norte de Italia en la costa adriática. Allí pudimos ver lo que se avecinaba al ver el parque cerrado con las más de 350 motos listas para la aventura, con motos trail de todos los tipos y de todos los colores, con unas preparaciones dignas de analizar y admirar.

Pudimos ver motos trail actuales, motos trail clásicas, motos de raids preparadas,… Lo raro era ver motos de serie ya que todos los participantes tenían modificaciones en sus monturas; curiosamente es donde he podido ver el mayor número de motos trail preparadas para el más puro estilo offroad. Africa Twin de diferentes años, Yamaha Tenere, KTM de todo tipo… y la mayoría con modificaciones de suspensiones, chasis, diferentes diámetros de ruedas, protecciones y carenados cambiados,… pocas eran las motos completamente de serie y muchas las que era prácticamente imposible saber el modelo y el año concretos.

La fama del evento traspasa fronteras, cosa que también queda reflejado en lo rápido que se acaban las inscripciones ya que apenas unos minutos valen para completar las 350 plazas disponibles para esta 5ª edición, con de 16 nacionalidades diferentes entre los participantes y una lista de espera de más de 400 inscripciones…
 

Transitalia

El perfil de los participantes eran hombres y mujeres de mediana edad -50 años de media, y digo hombres y mujeres porque es algo no habitual en España-, en torno a 15 mujeres tomaron parte en la Transitalia Marathon 2019, con sus motos trail preparadas por supuesto.

Durante la cena tuvimos la oportunidad de charlar distendidamente con los responsables de Tucano Urbano, sobre experiencias en moto y conversaciones también muy técnicas, donde pude comprobar que Diego Sgorbati, el CEO de Tucano Urbano, sabe lo que se hace. Su dilatada experiencia en el mundo de la moto como responsable de diferentes áreas en Ducati o BMW a lo largo de su carrera profesional, así como su experiencia como piloto de enduro, me hicieron sentir privilegiado de compartir esos momentos y, como más tarde pude comprobar, todos estos conocimientos y experiencias quedan reflejados en las nuevas equipaciones T.ur.

El rally

La primera etapa trascurría desde Rímini hasta Sansepolcro realizamos 260 kilómetros por pistas y caminos de todo tipo. La moto elegida para la ocasión fue la KTM 690 Enduro R que nos pareció perfecta para este cometido y se comportó de forma excelente, con una mezcla de agilidad y comodidad perfecta para aguantar las etapas con garantías de diversión. Equipados con chaqueta J-ONE y pantalón P-ONE de T.ur, ya vistiéndononos vemos que toda la sabiduría y experiencia del equipo humano de T.ur se ha aplicado en sus equipaciones: multitud de posibilidades de ventilación, transpirabilidad, sujeciones, protecciones, calidad de materiales,… todo en sus prendas ha sido ideado y desarrollado por personas que conocen las exigencias y necesidades de los pilotos trail-aventura, o “Adventouring”, como ellos mismos han denominado.

Ya en la etapa -guiados en todo momento por el GPS- los paisajes espectaculares se fueron sucediendo, con secciones más o menos complejas en el recorrido con caminos muy rotos en muchos casos, que hicieron que la exigencia en el pilotaje fuera media incluso alta en momentos puntuales. Esto también provocado en gran medida también por la lluvia de los días anteriores, que hizo que muchos tramos fueran muy exigentes para la mayoría de los participantes, y vimos a más de uno con sus impecables motos trail por el suelo.

Para disfrutar con garantías de las etapas de un rally de estas características, lo ideal es tener conocimientos de conducción offroad; habiendo hecho algo de enduro estaréis perfectos para afrontar este evento con altas dosis de diversión y aventura. Para usuarios de moto trail sin demasiada experiencia en campo, muchos tramos de apenas unos metros, pueden tener una dificultad que les haga verse en verdaderos apuros. Pero la organización contaba con ello y colocó  pilotos repartidos en las zonas más complicadas para ayudar a los participantes.

A lo largo de todos los kilómetros que recorrimos quedamos sorprendidos porque ¡no hay nada plano!, durante cientos de kilómetros todo estaba plagado de montañas y valles. Conminutamente disfrutábamos de entornos espectaculares que dejaban imágenes muy impresionantes grabadas en nuestra memoria, quedando un recuerdo imborrable de toda la experiencia vivida. También disfrutamos mucho en las pistas más rápidas y lisas de curvas amplias que, por el tipo de terreno, había absorbido muy bien el agua y pudimos ir a ritmos muy altos gracias a un grip excepcional.

Llegamos a Sansepolcro, donde se situaba el final de la etapa, después de más de 6 horas de moto. Allí disfrutamos de una cena a cargo de la organización -todas las cenas están incluidas con la inscripción así como los avituallamientos repartidos a lo largo de las etapas- donde pudimos conversar pilotos míticos del panorama offroad italiano como Aldo Winkler o Bruno Barbeis que contaron historias alucinantes de los primeros años del Dakar.

El segundo día cambie la moto con mi compañero de prensa francés y le tocó el turno a la KTM 790 Adventure R, que dio la talla aunque para el tipo de rally con prácticamente el 100% del tiempo en offroad la 690 nos pareció más divertida y sobre todo con más capacidad de tracción.

Una vez más nos encontramos con caminos de todos los formatos y de todas las condiciones. Pasamos por pequeños pueblos de arquitectura en piedra, vimos multitud de castillos situados en lo más alto de las formaciones rocosas de la región, y de nuevo los paisajes que nos íbamos encontrando nos dejaban con unas sensaciones de plenitud y disfrute que iban sumando a la experiencia. Todo esto además unido a altas dosis de pilotaje con pistas y caminos muy entretenidos, algo más asequibles que el día anterior debido a que el terreno ya se encontraba seco pero quizá mejor en nivel de diversión ya que nos encontramos caminos en mejor estado pero as revirados.

La etapa finalizaba en Nocera Umbra, un pequeño pueblo también con una arquitectura muy espectacular. En la calle principal, donde se situaba la meta, es donde más tarde cenaríamos los 350 participantes en unas hileras de mesas colocadas en tres filas, que creaban un ambiente muy agradable con las construcciones de piedra como decorado de fondo.

La experiencia

La organización del evento rozaba la perfección en cuanto a tipo de recorrido, puntualidad, track con alternativas y gasolineras perfectamente marcadas, y una alta calidad en la gastronomía en las cenas ofrecidas. Cada día en la cena se realizaba un briefing de la etapa del día siguiente donde la organización daba las claves necesarias con consejos muy útiles para todos los participantes.

Así mismo la gente de Tucano, Simone Fusé y Florian Martín estuvieron en todo momento con el compañero de prensa francés y conmigo ayudándonos con todo que necesitásemos. Esto terminó de completar una experiencia perfecta de pilotaje offroad con altas dosis aventura y turismo, pudiendo conocer a fondo esta parte del centro de Italia disfrutando, de paisajes y rincones espectaculares a cada paso.

Como decía al principio una de las experiencias vitales más enriquecedoras en conocer mundo en moto, disfrutando de viajar, de sensaciones de pilotaje y de dosis de aventura, y este rally lo tiene todo.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Rodolfo Martínez

Fotos:

Transitalia / Rodolfo

Publicado el 20/11/2019

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #107: ¡Comparativa Scrambler!

En este nuevo número de Moto1pro enfrentamos la Husqvarna Svartpilen 701 contra la Ducati Scrambler Full Throttle y la Triumph Street Scrambler. Probamos a también a fondo la Kawasaki ZX-6R, toda una SuperSport de calle, y la Zontes V-310. Además, viajamos a Italia para tomar parte en el Rally Transitalia Marathon de la mano de T.ur, probamos cinco cascos réplica de pilotos de MotoGP y damos una vuelta por las cinco motos de película más impactantes. Además de nuestras secciones habituales…