Moto1pro
Presiones de las ruedas en moto: ¿se pueden bajar o subir?

Presiones de las ruedas en moto: ¿se pueden bajar o subir?

Las presiones de las ruedas son fundamentales en el comportamiento de las motos: ¿qué efecto tiene bajarlas a subirlas respecto lo recomendado? ¿conviene hacerlo?

Josep Armengol
Archivo
09/05/2022
Presiones de las ruedas en moto: ¿se pueden bajar o subir?
Josep Armengol
Archivo

09/05/2022


La importancia de las presiones de las ruedas en el comportamiento (y seguridad) de una moto es algo en lo que no nos cansamos de insistir. El ejemplo más entendible es que un coche puede seguir andando con una rueda pinchada (¡o todas!) pero en una moto es imposible… Sabemos que debemos seguir la recomendación del fabricante a la hora de comprobar las presiones, pero ¿hay margen de ajuste o mejora subiendo o bajando ligeramente las presiones “de serie”? Veámoslo, y déjame señalar que estamos hablando del uso normal de la moto en por calles y carreteras.

Presiones de las ruedas en moto: ¿se pueden bajar o subir?

Agilidad o agarre

La presión recomendada originalmente por fabricantes (de motos y neumáticos) permiten que la carcasa del neumático se deforme de una forma determinada. Así, la “huella” (la parte del neumático que pisa el suelo) es una superficie muy estudiada de unos pocos centímetros cuadrados. Si la rueda se queda con menos presión, el neumático se deforma más en contacto con el suelo y eso tiene varios efectos, algunos positivos y otros negativos.

Efectos positivos de tener una presión ligeramente más baja: al haber más goma en contacto con el suelo, tenemos más agarre (la huella será unos milímetros más grande, es como montar un neumático más ancho). Como el neumático se deforma más, absorberá mejor las irregularidades (iremos un poco más cómodos). Y como se deforma más, la goma se calentará antes ya que los neumáticos se calientan por la deformación continua que sufren al girar presionando el asfalto.

¿Desventajas de la presión algo baja? La mayor flexión del neumático puede provocar falta de estabilidad, por eso es peligroso dejar las ruedas bajas de presión de forma descuidada. Además de calentarse más rápido, como la deformación será superior en cada vuelta la goma trabajará a temperaturas más altas. Durará menos y si la presión es demasiado baja podría recalentarse en exceso y reventar. Sí, los reventones siempre los causa POCA presión, no demasiada. Otra desventaja es que como la “huella” (parte en contacto con el suelo) es mayor, hará falta más fuerza por nuestra parte para girar y mover la moto: será menos ágil. En particular, ojo con esto: con la moto inclinada, al frenar (delante) la moto querrá levantarse y abrir trayectoria con más fuerza. Por último el desgaste será más irregular.

Como ves, todas las desventajas de tener la presión baja (aunque sea por poco) pueden provocar falta de seguridad: por eso si no tienes manómetro (y mejor si es con compresor), ante la duda en las gasolineras deja siempre las ruedas “altas”. ¿Qué pasa por llevar las ruedas demasiado hinchadas? Pues lo contrario que bajas: la moto se hace un poco más incómoda (neumáticos “duros”), un poco más nerviosa (huella más pequeña y menos deformación) pero más ágil. Tenlo presente cuando el neumático delantero se gaste (pierde perfil) y notas tu moto más “dura” en curva, pero ten también presente que agarrará bastante menos al tener menos goma e ir más hinchado...

En la práctica

Aunque los pesos cambian bastante (sobre todo teniendo en cuenta piloto y pasajero) lo cierto es que los fabricantes han llegado a un “estándar” que cumple bien con la mayoría de compromisos, entre ellos los estándares legales de seguridad. Así, para la mayoría de motos se recomienda una presión de hinchado de 2,5 bares delante y 2,9 detrás. Estas presiones, tirando a altas, permiten cumplir con la norma del máximo peso (y velocidad) de muchos neumáticos y motos.

Pero según el modelo de moto, nuestro peso ( y el del eventual pasajero y equipaje) y sobre todo el uso, esas presiones pueden no ser las ideales, con las que esos neumáticos trabajen mejor. Esas presiones, las recomendadas, deben tomarse como la referencia si usamos la moto a plena carga y alta velocidad en autopista: es “el máximo”. En el otro extremo, si fuéramos a rodar en circuito en unas tandas, convendría bajar notablemente las presiones de esos mismos neumáticos: la organización te lo comentará pero puedes llegar a dejar tan poco como 2,2 delante y 2,0 detrás.

Insisto: eso es SOLO en circuito, donde la conducción será muy deportiva y el neumático trabajará mucho más forzado y caliente. La presión subirá en la práctica, de hecho, en torno a 0,4 delante y 0,6 detrás. Cuidado con bajar de 2,0 porque los neumáticos de carreras o para circuito (slick o no) tienen carcasas más rígidas pensadas para presiones aún más bajas y temperaturas de salida muy altas (al menos 80 grados) usando calentadores. ¿Y en carretera qué puedes hacer? Pensando en maximizar agarre en conducción deportiva, puedes probar a bajarlas ligeramente, incluso de forma progresiva (1 o 2 décimas cada vez), hasta (generalizando un poco) 3 décimas delante y 5 detrás. Cada moto, piloto y neumático puede ser diferente. Para eso, como comenté antes, es imprescindible contar con un manómetro propio, fiable, y mejor si es de los que ahora hay con compresor a baterías “de bolsillo” incluido.

Josep Armengol

Moto1pro
Josep Armengol

Josep Armengol

Apasionado de las motos, los aviones y la tecnología, llevo más de 30 años viviendo "desde dentro" la información del mundo del motor en los mejores medios: ahora, en Moto1Pro.