Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

De todos es sabido que no todos los moteros están a favor de los scooters pero la mayoría cambia de opinión cuando por fin tiene uno en su garaje. Por ese motivo, son los propios usuarios de los scooters los que nos cuentan por qué han elegido este tipo de moto.

Autor:
Esther Rabadán
Foto:
Archivo/Marcas
Publicado el 20/09/2020
Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

Todos sabemos los beneficios que nos ofrece una moto en comparación con un coche. De hecho, seguro que ya lo has decidido: necesitas una moto para moverte. Pero, según el uso que le vayas a dar, hay que decidir qué tipo de moto escoger. En el catálogo de motos disponible a día de hoy existen muchos tipos y modelos que, para ciudad, funcionan muy bien pero de todos es sabido que la moto por excelencia para recorridos urbanos es el Scooter. Y como no hay nada mejor que unas buenas referencias, os mostramos los motivos reales por los cuales los usuarios de este tipo de motos se han decantado por ellas a la hora de elegirlas. Y como vuestra opinión cuenta, nos hemos echado a la calle para que seáis vosotros, los dueños de las scooters, los que nos contéis por qué no cambiaríais una scooter en ciudad por otro tipo de moto.

Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

Alfonso: Lo mejor para hacer turismo

Alfonso es un madrileño de 48 años dueño de una Honda Silverwing 600. Lleva en moto desde los 18 años pero con carnet A y “motos serias” desde 1996. Posee también una Yamaha XJ 900 S Diversion con la que disfruta en rutas pero, como él mismo dice, para desplazarse por Madrid, e incluso, para hacer turismo, no hay nada como su scooter:
“Yo he tenido vespinos, varias vespas, un Piaggio Hexagon, una Burgman 250 y desde el 2005 he recorrido 130.000 kms con una Honda Silverwing 600. Todo esto con más motos de por medio, pero ahora comparto la Silverwing con una Diversion 900. Con un mega scooter se puede hacer un turismo tranquilo muy cómodamente, y esa es la principal ventaja del scooter, la comodidad: arrancas y te vas. Sin marchas, solo acelerar y frenar. Puedes viajar a dúo y dejar los dos cascos debajo del asiento. Y vas más protegido que en la mayoría de las motos (por no decir todas). Yo concibo los scooters, los megas GT, como turismo tranquilo, nada de deportividad, sin pretensiones, como conduzco cualquier moto. Luego son más inestables, tienen más inercias, "pisan" peor, pero yo me he recorrido España casi entera con mi Silver y asumiendo sus defectos (como todo en esta vida) puedes ir agusto , o no… Y hablo de turismo, no hablo de ciudad que ahí destaca más, aunque la mía es de las grandes. Hay gente que va con deportivas, con custom, con trail... ¿Por qué no con un scooter?
Tras una amable conversación con Alfonso, no quería irse sin dejar un consejo para aquellas personas que dudan si comprar o no un scooter: “Que se olviden los prejuicios y prueben los scooters, y si le gustan que no los desdeñen, como con cualquier otro tipo de moto. En la variedad está el gusto.” Sabias palabras de un hombre que lleva toda la vida sobre dos ruedas.

Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

Antonio: “Lleno el depósito con 5 euros”

Antonio es un Zaragozano de 36 años que convive, tras más de 10 años sobre dos ruedas, con una Honda Lead 110 y una Honda CBR600F. Deportividad y comodidad en un mismo garaje pero, si lo que tiene que hacer es uso urbano, no se lo piensa y arranca la scooter: “Me compré una Honda Lead de 110 hace años para un uso 100% ciudad. Por motivos laborales es muy común que tenga que salir de la oficina con material y ropa diferente a la que uso en mi día a día para desplazarme varias veces a distintos puntos de la ciudad. Si no tuviera un scooter esto sería impensable, ha sido de las mejores compras que he hecho: Lleno el depósito con 5 euros que me dura muchísimo porque tiene un consumo ridículo. Aparte de entrar dos cascos en el maletero (uno integral y otro de tipo calimero), le añadí un baúl de 50L, por lo que la capacidad de carga es más que suficiente. Es tremendamente manejable y ágil para moverte entre los coches. Es pequeña, no pesa casi nada, por lo que puedo moverla y maniobrar con ella de una forma muy sencilla y la aparcas en cualquier parte. Además, me ha salido dura como una roca, no tengo que preocuparme por averías, solo por el mantenimiento básico.” No hace falta decir que para Antonio es la scooter perfecta y, al preguntarle por qué consejo le daría a alguien que estuviese dudando si comprarse o no una moto, dio con un tema muy interesante: el miedo del novato: “El mayor temor a la hora de comprar una scooter para una persona que nunca ha llevado moto, que suele ser un caso muy característico, es el miedo. Miedo a no saber llevarla, a caerte, a saber si serás capaz de mantener el equilibrio, cómo funcionará todo, miedo a los coches.... tienes miedo a todo. Si lo piensas, es exactamente el mismo miedo que puedes tener con un coche, pero sin la protección que nos ofrece ir dentro de un habitáculo. Pero tienes que relativizar todo y darle una oportunidad. Una vez lo pruebas varias veces, decides

César: “Cuarta scooter y sumando”

César es un valenciano de 45 años con más de dos décadas de experiencia en moto. Actualmente posee una Kymco AK 550 y no dudó ni un segundo a la hora de elegir un scooter como medio de transporte: “En mi caso, es la cuarta scooter que tengo. La primera de 50 cc, las dos siguientes de 125, y ahora he dado el salto a una más rutera que me permite comodidad en el día a día y salir los findes a hincharme de kilómetros. La premisa siempre ha sido poder moverme con agilidad por ciudad, la comodidad de una buena capacidad de carga, la economía y el mantenimiento sencillo. Últimamente me ha dado el mono motero, me he sacado el A2 y he escogido la opción que me ha parecido más razonable para cubrir todas mis necesidades. También te digo que cuando me saque el A ya veremos si no cambio a una trail, o a una opción mixta tipo Honda X-ADV.” César ha sabido encontrar la moto perfecta para unir sus necesidades urbanas con sus rutas y viajes de fin de semana y por ese motivo quiere dar un consejo a los futuros dueños de un scooter: “En estos momentos el mercado del scooter es muy amplio. Puedes elegir desde modelos básicos eminentemente urbanos hasta máquinas de media cilindrada capaces de hacer tiradas de cientos de kilómetros con total comodidad. Tanto si buscas una herramienta de movilidad como si quieres una máquina de diversión, dentro de la oferta de scooters actual vas a poder encontrar la tuya”. Creo que más de un concesionario se está poniendo en contacto con él para reclutarle ahora mismo.

Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

José María: Mi complemento perfecto

José María tiene 34 años y vive “a caballo” entre Madrid y Roses (Girona). Lleva la mitad de su vida conduciendo motos y en su garaje duermen una Sym Cruisym 125 y una Aprilia RS 250 que le van a hacer abuelo porque hay en camino una Honda CB500X. Pero cuando tiene que moverse por ciudad, siempre escoge la Sym: “Con 17 años empecé en el mundo de las dos ruedas con motos deportivas. En esa época siempre me metía con las scooters pero con 19 años tuve que vender mi Aprilia RS 125 para poder ir al trabajo en una Piaggio NRG 50. En ese momento descubrí que era perfecta para la batalla: se aparcaba sin problema, dejabas el casco dentro, corría más de lo que estaría legalmente permitido hoy en día, podías hacer la compra... No te aburriré con la lista de motos que llegaron después, pero desde ese preciso momento y con más o menos 20/21 años me dí cuenta que un scooter era el complemento perfecto para una moto más grande o un coche. Estoy tan encantado con los scooters y su versatilidad, que si ahora me dijeran que me tengo que quedar con una sola moto elegiría una X-ADV (soy muy fan de esta moto y eso que no he tenido el placer de tener una en propiedad).” José María era de los que renegaban de las scooters pero el tiempo les ha hecho darse cuenta de que es una opción más dentro del mundo de las dos ruedas. Por eso no lo duda cuando alguien le pide consejo porque duda entre si comprarse o no una: “Si lo que se busca es versatilidad en un vehículo de dos ruedas no hay otro que abarque tantos campos y tan decentemente como un scooter. Los scooters de cilindrada media/alta valen desde incursiones en la ciudad a largos viajes y los de 125 son sin duda los reyes en terreno urbano. Habrá quien se sienta a gusto filtrando el tráfico con una R6, pero nada es tan ágil como una 125. A parte de que las 125 tienen la ventaja de que se devalúan más despacio."

Elisabeth: “Es muy práctica y fácil de llevar”

Elisabeth es una mujer de 32 años que se mueve por Madrid en Scooter desde hace 5 años. Actualmente tiene una Honda PCX de 125 cc y no puede estar más contenta con ella:Nunca había llevado ninguna moto y buscaba algo que pudiese llevar como una bicicleta pero con motor sin tener que preocuparme por las marchas. Básicamente ese fue el motivo principal para elegir un scooter, pude moverme desde el minuto 1 con ella sin preocupaciones.” Para Elisabeth es comodidad y es sencillez. El hecho de no tener marchas es un plus y uno de los motivos por los que decidió comprarse su PCX. Y no lo duda: “Es muy práctica, fácil de llevar, no pesa ni ocupa demasiado, para la ciudad es lo mejor. Además, tienes donde guardar siempre el casco. ¡Para mí eso es un lujazo!”

Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

Juan: ¡Todo son ventajas!

Juan tiene 29 años y vive en Bilbao. Se inició en el mundo de las dos ruedas hace un año al comprar una Kawasaki J125. Sus motivos no fueron otros que el espacio de carga, la posibilidad de guardar el casco. La comodidad en ciudad, el bajo consumo, la ausencia de preocupaciones a la hora de aparcar… Además, mis trayectos habituales son en carreteras con un límite de velocidad de 100 kmk/h y el mantenimiento de la moto lo puedo hacer yo mismo. ¡Todo son ventajas! Y a pesar de ellas, es cuestión de tiempo que me saque el A2 y me compre una naked que sé que me va a complicar la vida. ¡Con lo fácil que es todo en scooter!” Y es que a veces, las ganas de evolucionar y probar nuevas sensaciones en moto nos hace sacrificar algo tan importante como la comodidad. Pero Juan no se arrepiente, ni mucho menos, de ser propietario de su J125, por lo que recomienda a los futuros usuarios: “Que se compren un scooter si se van a mover por ciudad o por carreteras interurbanas con límites inferiores a 100 km/h. Pero que no escatimen en gastos porque tan importante es la moto como una buena equipación y protecciones.”

Ruyman: “Antes renegaba de los scooters”

Ruyman es un tinerfeño de 37 años que lleva toda su vida en moto. Empezó a los 9 años con motos de campo y en cuanto pudo se pasó a las deportivas llevando una Aprilia RS 50 a los 14 años y subiéndose a una Kawasaki ZX6R 636 del 2003 a los 20, moto que sigue acompañando actualmente a una Suzuki Burgman 650 en su garaje. Siempre ha sido un amante de la velocidad pero los años le han hecho cambiar el chip: “Teniendo desde hace 17 años una R, después de muchas rutas, salidas de finde, circuito y grandes premios, decidí que no me quería matar en la moto. No concibo ir despacio en una moto y me di cuenta, cuando me compré un Scooter 250 para usarlo a diario para ir a trabajar, que no me incitaba a correr, así que empecé a salir de "paseo" en él los findes y hasta mi novia, que le tiene miedo a las motos, empezó a cogerle el gusto a "turistear" y salir a ritmo tranquilo. Así que como la 250 se quedaba corta aunque quisiera ir despacio, me fui a por una Burgman 650, que me permite hacer lo mismo que la 250 pero con más seguridad para salir los fines de semana. Además me permite usarlo todos los días. Cojo el coche una vez al mes y algunas veces ni eso. Ahora el "rollo" scooter me gusta hasta para salir de ruta, he descubierto que puedo salir sin ir rodilla al suelo y divertirme, siendo yo, en un principio, de los que renegaba de los scooter.” Y como para Ruyman fue todo un descubrimiento el mundo de los scooters quiere dar un consejo a aquellos que todavía se lo están pensando: “Que prueben a salir de ruta con un Maxiscooter. Hay que dejar atrás los complejos de los moteros, ya que yo era de los que renegaba en su día de los Scooter y ahora estoy encantado de poder divertirme en una ruta disfrutando del paisaje y la gastronomía con plena comodidad y en compañía de mi novia.”

Rubén: “Mi scooter la puedo usar para todo”

Rubén es un joven de 30 años de los cuales los últimos 5 los ha disfrutado en moto pasando por distintos estilos y cilindradas. Actualmente conduce una Piaggio Beverly 300 y se decantó por ella porque “He tenido motos grandes y solo me resultaban cómodas para salir de ruta. No quería ponerle un top case por estética así que no podía ir a comprar, ni tan siquiera podía ir a trabajar con ella. Mi scooter la puedo usar para todo: voy a trabajar, al gym, a hacer la compra... Además, si es un scooter medio potente puedes ir donde quieras como con cualquier otra moto.” Rubén decidió que necesitaba un scooter para un uso utilitario y cuando llegó a esa conclusión, no le fue complicado tomar la decisión de comprarla. Por eso recomienda a los futuros usuarios que “ante todo deben identificar sus necesidades y descubrir qué tipo de moto se adapta mejor a ellas. Hay que intentar no ser influenciado por nadie.”

Enric: “Tiene un consumo de risa”

Enric tiene 33 años y lleva rodando por Lleida en moto desde los 27. Actualmente en su garaje tiene una Kymco Xciting 400i acompañando a una BMW R1200GS Adventure. Él utiliza el scooter para uso diario ya que “Hago algo más de 80 km diarios entre carretera y ciudad. Elegí la Kymco por comodidad, agilidad y practicidad. El mantenimiento es barato (me lo hago yo) y tiene un consumo de risa (último depósito 3.9L/100) Para ese mismo uso, la BMW es más incómoda.” Enric está muy contento con el consumo de su scooter porque ha reconocido que es de los usuarios que sale de los semáforos como si se iniciara una carrera de MotoGP. Y a día de hoy, no tiene intención de cambiarla: “Yo cuando he comprado una moto de uso diario siempre he buscado la practicidad por encima de todo, y la moto que mejor cumple con ello es un scooter, por eso mi scooter actual es la segunda que pisa mi garaje.”

Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

Javier: “Cómoda tanto en carretera como en ciudad”

Javier es un chico de 29 años que desde los 27 se mueve en moto por el España. Tiene una Sym Maxym 600 que pasea alegremente por Ciudad Real, Madrid y Cuenca. Al principio la eligió por salud, pero no se arrepiente: “En el momento en que decidí comprarme una moto para mis desplazamientos tuve que ser coherente. Tenía problemas de espalda y no podía jugármela con otro tipo de moto, por lo que opté por comprarme la Sym por comodidad y por la relación calidad-precio.” Aunque su salud es y siempre será lo primero, sabe que acertó en su elección por muchas más razones: “Un scooter es como cualquier otra moto, son muy versátiles y cómodas tanto en carretera como en ciudad y te permiten salir a disfrutar igualmente.

Tu opinión cuenta. ¿Por qué un Scooter?

Verónica: “Es ideal para mi día a día”

Verónica es una madrileña de 33 años que lleva desde los 25 disfrutando del maravilloso mundo de las motos. Tiene un garaje envidiable con una Suzuki Bandit 600, una Honda CBR 600 F y una Piaggio Hexagon 250 que es con la que se mueve a diario para ir a trabajar: “Mi scooter es ideal para mi día a día. Puedo moverme rápidamente gracias a lo ligera y ágil que es. Además, es muy cómoda porque puedes guardar un par de cascos y cosas personales, la capacidad de carga es un puntazo. Lleva conmigo muchos años y ha vivido en 3 ciudades diferentes. Para uso urbano no la cambio por nada del mundo.”

Cada usuario de scooter tiene sus propios motivos para haber escogido una moto de este estilo para uso urbano e, incluso, interurbano. Pero si hay algo en lo que todos están de acuerdo es en la agilidad, comodidad y el bajo consumo de estas motos. Cada día hay más y más matriculaciones de este tipo de motos en todas las ciudades españolas. Y el motivo de ello es porque, como ya aventuraba el titular de nuestra revista de este mes: La moto es la solución.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Esther Rabadán

Fotos:

Archivo/Marcas

Publicado el 20/09/2020

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #118: Moda Retro

En el número 118 de Moto1Pro demostramos que lo vintage nunca ha pasado de moda. Probamos la Harley Davidson Iron 1200 y la BMW R18, unas motos que rompen cuellos a su paso. Os contamos la historia del motor R boxer de BMW y os enseñamos los 10 cascos vintages que están a la última. Y, para los más racing, traemos la Kawasaki Z H2 y un reportaje con las RR del siglo XX vs las RR del siglo XXI ¿Necesitas más? Equipamiento, tu opinión cuenta, el niño de la curva… ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!