Perfecto debut de Alvaro Bautista en el Mundial SBK
Mundial SBK: La teoría de los vasos comunicantes

Llegó, vio y venció. Así ha sido el debut de Álvaro Bautista en el Mundial de SBK. Un arranque triunfal que le coloca como el principal candidato a la lucha por el título. Pero él no ha sido el primero que se ha colocado en la cúspide de SBK llegando desde MotoGP.

Autor:
Juan Pedro de la Torre
Foto:
World SBK / Aprilia Racing / Castrol / Archivo MotoWorld
Publicado el 13/03/2019
Perfecto debut de Alvaro Bautista en el Mundial SBK

Tres de tres: máxima efectividad. El estreno de Álvaro Bautista en el Mundial de SBK en Australia y el de la nueva Ducati Panigale V4R no ha podido ser mejor, porque en Phillip Island no ha dado opción a sus rivales. Se veía venir porque Bautista completó una pretemporada de lo más positiva y en los últimos entrenamientos de invierno, realizados en la propia pista australiana, el rendimiento del conjunto Bautista-Ducati fue excelente. Además, Phillip Island siempre ha sido un escenario grato para el fabricante italiano, cuyas motos habitualmente obtienen un gran rendimiento en este terreno.

Troy Bayliss (21) fue uno de los grandes de SBK, pero tuvo un rendimiento desigual en MotoGP.

La próxima cita del Mundial de SBK en Tailandia ayudará a terminar de definir la situación. Veremos si Jonathan Rea es capaz de pararle los pies a Bautista y así mantener su estatus en la categoría. El choque entre el campeón reinante y el nuevo talento llegado de los Grandes Premios ha sido una constante en el Mundial de SBK.

Mundial SBK. ¿Un cementerio de elefantes?

El Mundial SBK durante los años 90 tuvo que cargar con el sambenito de ser un "cementerio de elefantes", pero desde hace tiempo la situación es diferente.

No obstante, siempre estará presente la eterna comparación entre ambos campeonatos y sobre dónde se encuentran los pilotos de mayor calidad. Ningún campeón de SBK ha conseguido triunfar en MotoGP pero sí ha habido campeones o pilotos destacados en los Grandes Premios que han triunfado en SBK.

John Kocinski con la Honda RC45

Mundial SBK: Todo empezó en 1988

Desde los orígenes mismos del Mundial de SBK, la referencia de los pilotos de los Grandes Premios ha sido una constante. La primera carrera de la historia del Mundial de SBK la ganó un excampeón de 500 -Marco Lucchinelli- que se impuso con la Ducati 888 en Donington Park el 3 de abril de 1988.

Biaggi (3) y Toseland no triunfaron en MotoGP pero se llevaron dos títulos cada uno en SBK.

Otro de los primeros campeones de SBK -Raymond Roche (1990)- fue un destacado mundialista en 250, 350, 500 y 750 entre 1978 y 1988, con numerosos podios en su etapa en la “clase reina”. También fue Campeón del Mundo de resistencia en 1981 haciendo pareja con Jean Lafond pero su consagración como piloto le llegó cuando aparentemente iniciaba su declive profesional. Roche dejó los Grandes Premios con 31 años tras dos temporadas como piloto oficial de Cagiva, que por aquel entonces estaba bajo el control de Claudio Castiglioni, propietario también de Ducati.

Se confió en la experiencia de Roche para llevar la Ducati 888 oficial y su elección resultó un acierto: tercero en 1989 tras Fred Merkel y Stephane Mertens, ambos con Honda RC30, Roche fue campeón en 1990 y subcampeón en 1991 y 1992 tras Doug Polen y la Ducati 888 de Eraldo Ferracci.

Ducati siempre ha tenido un ojo en SBK y otro en los Grandes Premios

Ambos campeonatos son vasos comunicantes para el fabricante italiano,  especialmente desde que se involucró en el Mundial de MotoGP en 2003.

¡¡¡LLEGA KOCINSKI!!! Pero antes de llegar a ese momento hubo otros intentos de Ducati de traspasar talento de los Grandes Premios a SBK. Tras el caso Roche, Ducati volvió a tirar de su lista de pilotos para potenciar su equipo en el Mundial de SBK. En este caso fue nada menos que John Kocinski, el cual llegó a Cagiva en final de 1993 tras una tormentosa temporada con la Suzuki 250 oficial gestionada entonces por Tech 3. El piloto de Arkansas rompió con el equipo a mitad de campaña y fue captado por Cagiva en el tramo final de 1993, peleando por el título de 500 con la Cagiva al año siguiente.

Kocinski desapareció del mapa para concentrarse en el esquí acuático, una nueva obsesión para él y en 1995 sólo disputó la carrera de Supersport de Daytona, donde fue segundo tras Miguel Duhamel. Pero una llamada de Castiglioni le hizo olvidarse del esquí acuático: firmó por Ducati para correr el Mundial de SBK en 1996 cubriendo el hueco dejado por Carl Fogarty, que había firmado con Honda para correr con la nueva RC45.Foggarty y KocinskyEl estreno de Kocinski con la Ducati 916 no puso ser mejor, y se impuso en las dos mangas disputadas en Misano, la primera carrera de la temporada. Luego el Mundial no fue un camino de rosas pero ganó otra carrera en Laguna Seca y logró un nuevo doblete en Sentul, para terminar tercero el campeonato.

Al año siguiente, Ducati y Honda se intercambiaron los pilotos... "Foggy" regresó a casa y Kocinski recaló en Honda, logrando llevar a la victoria la RC45. Fue el único título de esta moto-, con lo que el norteamericano estableció un nuevo hito en la historia del motociclismo: se convirtió en el primer piloto que se coronaba campeón en los Grandes Premios -ganó el título mundial de 250 en 1990- y en SBK.

Otros aventureros en el Mundial SBK

Hubo más pilotos que pasaron de un campeonato a otro, en busca de la gloria en SBK. Antes que Kocinski lo intentó ya Pierfrancesco Chili, que logró varias victorias en 250 y 500 pero que verdaderamente alcanzó sus días de gloria en SBK... aunque sin llegar a coronarse. Un talentoso y joven Neil Hodgson, que había saltado de 125 a 500 a mitad de los noventa, recaló en SBK en 1996, prosperando en el campeonato hasta ser campeón en 2003.

El Mundial de SBK le dio a Carlos Checa su único título en 2011.

En el caso de los nuestros, Gregorio Lavilla (Mac Gregor) y Rubén Xaus tuvieron un fugaz contacto con el Mundial de 250 antes de hacer carrera, con éxito, en SBK. Fonsi Nieto lo intentó también en SBK a partir de 2005. Y en 2008 Carlos Checa dejó 500 para iniciar una nueva etapa en SBK que sería brillante. Viviendo una segunda juventud, Checa conseguiría coronarse Campeón del Mundo en 2011 de la mano de Ducati.

El fabricante italiano no ha dudado nunca en buscar talento en otros campeonatos cuando ha necesitado revitalizar su presencia en SBK

Tras una larga trayectoria en 500, el Mundial de SBK fue la culminación de la carrera deportiva de Raymond Roche

Si Kocinski fue el primer caso de un campeón de los Grandes Premios que triunfó en SBK, el segundo fue Max Biaggi. Tras una brillante temporada en 250 -Campeón del Mundo de 250 de 1994 a 1997- estrella de 500 y MotoGP -tres subcampeonatos-Biaggi vivió un año sabático en 2006 antes de recalar en SBK en 2007, con un espléndido debut en la carrera inaugural en Losail.

A Biaggi le costó encontrar su sitio, pasando por Suzuki, Ducati y finalmente Aprilia -su hogar- donde permanecería hasta 2012. En 2010 logró su primer título de SBK, con lo que igualaba el hito de Kocinski y repitió título en 2012, tras el cual se retiró.Estreno a lo grande de Álvaro Bautista: nadie había arrancado en SBK como lo ha hecho él. Ahora a Bautista le toca emular a amgos, y tras su éxito en Phillip Island, la cotizacióin del piloto de Talavera está a la alza.

En honor a la verdad habría que sumar a esta lista a Sandro Cortese, Campeón de Moto3 en 2012, que el año pasado se hizo con el título de Supersport a la primera y esta temporada se ha embarcado directamente en el Mundial de SBK.

Una sola dirección

Durante muchos años el Mundial de SBK se asentó y disfrutó con una mayoritaria presencia de piloto arraigados en el campeonato, pilotos que crecieron y se desarrollaron en la propia competición.

SBK ganó prestigio y no tuvo necesidad de relanzarse con la importacion de taleto de MotoGP.

Son varios los casos en los que se ha logrado el éxito en SBK llegando desde MotoGP pero de momento nadie ha conseguido triunfar tomando el camino inverso. Se diría que este traspaso entre MotoGP y SBK es una vía de una sola dirección, porque ningún campeón de SBK ha logrado un solo título en los Grandes Premios.

Campeones como Scott Russell -que entró en 500 como sustituto de Kevin Schwantz- o Troy Corser, que llegó con el título de SBK bajo el brazo y salió por la puerta de atrás de 500 con más pena que gloria, lo intentaron sin éxito.

Chris Vermeulen fue un talento desarrollado en SBK que no logró el éxito en MotoGP, pero al menos ganó un GP.

Más relevantes fueron las carreras de Colin Edwards y Troy Bayliss pero sin comparación con la brillantez alcanzada en SBK. Más recientemente, otros campeones de SBK como Neil Hodgson y James Toseland también probaron fortuna en MotoGP pero ni siquiera alcanzaron la gloria de un podio o una victoria.

Ni siquiera ganar una carrera de MotoGP les resultó sencillo a algunos de los más grandes del SBK.

Los únicos que han conseguido ganar carreras con brillantez pero de forma aislada en el Campeonato del Mundo llegando desde SBK se pueden contar con los dedos de una mano: Crafar, Bayliss, Vermeulen y Crutchlow.

Hodgson dejó 500 para triunfar en SBK, regresando años después sin éxito a MotoGP.

Este análisis echaría por tierra la siguiente discusión: ¿Qué campeonato tiene mayor nivel: MotoGP o SBK?

A la vista de los resultados es más difícil ganar carreras y títulos llegando desde SBK a MotoGP que en dirección opuesta. Pero no se puede generalizar; habría mucho que puntualizar y detallar. Quizás en otro momento... Lo que nadie puede negar es que en la actualidad ambos campeonatos son más complementarios que nunca y eso se debe a que ambos están bajo el gobierno de Dorna y no tienen la necesidad de entrar en competencia entre sí, como sucedió cuando SBK estaba controlada por los Flammini y FGSport.

Texto:

Juan Pedro de la Torre

Fotos:

World SBK / Aprilia Racing / Castrol / Archivo MotoWorld

Publicado el 13/03/2019

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #99: El placer de viajar

En este variado número de la revista digital encontrarás nuestras primeras sensaciones con la nueva trail asfáltica Ducati Multistrada 950, el scooter viajero BMW C 400 GT, la exclusiva Harley Davidson Street Glide y la sorprendente Zontes T310. Alicia Sornosa nos descubre su nueva aventura por África, probamos el neumático Continental oficial de La Vuelta a España y repasamos los pilotos que tuvieron éxito tanto en MotoGP y SBK. En nuestro espacio Off-Road hablamos con el piloto de Hard-Enduro Alfredo Gómez.