Moto1pro
El viento: un enemigo invisible, adapta tu conducción en moto

El viento: un enemigo invisible, adapta tu conducción en moto

El viento es un fenómeno que puede ser violento e imprevisible. Con la ayuda de MAPFRE Cuidamos tu MOTO podrás adaptar la conducción a esas condiciones.

El viento: un enemigo invisible, adapta tu conducción en moto
Redaccion Moto1pro
Redacción
Foto
Redacción

fecha14/02/2022


La diversidad de la climatología influye en el comportamiento de la moto y en la conducción del motorista. Con la llegada del invierno, el motorista debe extremar la seguridad y adaptarse a las condiciones de la carretera que implica la lluvia, o a la visibilidad reducida motivada por la niebla. Incluso simplemente ante un frío helador, el motorista debe ser previsor. La lluvia se ve y se percibe, y por tanto resulta natural adaptar la conducción a la menor adherencia y estabilidad de la moto. También ante la baja visibilidad que ocasiona la niebla, la reacción innata será reducir la velocidad. En cambio, combatir el viento exige aplicar técnicas más depuradas de conducción.

El viento es un peligro invisible que puede aparecer de improviso y que puedes no llegar a controlar. En el histórico de la Dirección General de Tráfico, después de la lluvia y la niebla, es el fenómeno meteorológico que está detrás de más siniestros. En los cursos de conducción de MAPFRE Cuidamos tuMOTO, los Socios del Club confirman que conducir con fuerte viento dificulta e incomoda mucho más la conducción que hacerlo bajo otras severas condiciones meteorológicas. En muchas ocasiones, incluso, optan por detener viajes con viento que, con lluvia, niebla o mucho frío no lo harían.

En moto con viento

El viento puede afectar de diferentes maneras el comportamiento de la moto, según de donde venga y de la forma en que se manifieste, constante o racheado. También influirá según el tipo de moto, la equipación del motorista o la cantidad de equipaje acoplado a la moto. Hasta la orografía, las infraestructuras y los vehículos que circulan alrededor pueden intervenir en el comportamiento de la moto cuando sopla mucho viento.

El viento frontal puede resultar más o menos molesto, pero no más peligroso que la propia corriente de aire con la que choca una moto según gana velocidad. Es muy importante la propia aerodinámica de la moto y la posición que adoptes. No es lo mismo una naked, que una Gran Turismo, o una Trail que una deportiva. Un buen carenado frontal está diseñado para penetrar en la corriente de viento, desviar el aire y estabilizar la moto sin que llegues a sentir un peligro mayor. Sin el parapeto de una Gran Turismo o una Trail rutera, deberás acoplarte lo más posible a la moto, inclinándote hacia delante para buscar la mínima protección que pueden aportar los relojes de una naked, o la reducida pantalla de una deportiva.

No conviene agarrar el manillar con demasiada rigidez de brazos y manos si el viento sopla con mucha intensidad e impacta en tu cuerpo. Sin quererlo, podrías trasladar el ajetreo de tu cuerpo, a través del manillar, a la rueda delantera, alterando la estabilidad de la moto.

Viento lateral: peligro

Si el viento llega por detrás, no solo no debe ocasionar ninguna molestia, sino que puede convertirse en un aliado que ayuda a reducir el consumo de combustible. En cambio, el viento lateral es el más peligroso. Un fuerte golpe de viento puede desde desplazar la moto a otro carril, a directamente tirarla. Lógicamente, la superficie lateral de una moto es mucho mayor que la frontal y no recibe ninguna solución aerodinámica. Incluso un carenado muy envolvente que cubra los laterales de la moto, con viento lateral se puede volver en su contra por el efecto vela que ejerce.  Las maletas laterales y el cajón top case también influyen negativamente en este sentido.

Es posible que con fuerte viento lateral tu reacción sea la de aminorar la velocidad, pero es un grave error. Del giro de las ruedas surge el efecto giroscópico, que es la fuerza dinámica que por sí misma da equilibrio y verticalidad a la moto en movimiento. A mayor velocidad, mayor es el efecto giroscópico y, por tanto, también el equilibrio natural de la moto. Y así, por pura física, esta fuerza ayuda a contrarrestar la fuerza lateral del viento y estabiliza mejor la moto. En todo caso, debes ser tú quien valore el momento en función de tu habilidad o la situación.

Otra acción para combatir el viento lateral es cargar más peso corporal en la estribera del lado por donde llega, para forzar que la moto se incline hacia ese lado y compense la fuerza del viento. El peso de la moto también se puede gestionar para el mismo fin. Si el viento empuja por la izquierda, inclina la moto hacia ese lado, de la misma manera que como se hace para trazar una curva. Así, la fuerza del viento hará que la moto se mantenga vertical en la trayectoria elegida.

Estas técnicas exigen mucha concentración si el viento es racheado, porque en el momento que deje de soplar, la moto girará rápidamente hacia el lado donde se está dirigiendo y podrías salirte de la carretera. Y si repentinamente vuelve a soplar, hay que reaccionar de inmediato. Por tanto, pon especial atención con fuertes rachas de viento lateral.

Con viento, también hay otros aspectos que vigilar. Por ejemplo, ante largos viajes con mucho equipaje, guárdalo en las maletas específicas o acóplalo muy bien si no lleva. Intenta que sea poco voluminoso y siempre céntralo en la moto. Evitarás turbulencias provocadas por los bultos mal resguardados. Hay que revisar que nada flamee con el viento, tampoco la ropa, y asegurarse que hasta las cremalleras están bien cerradas. Los cascos con visera son también más incómodos para el cuello y la cabeza por el efecto vela que producen con fuerte viento.

Aun siendo previsor y practicando una conducción adaptada, no hay que olvidar que el viento genera situaciones de mucho peligro. Al salir de un túnel, rebasar un montículo o adelantar un camión, el viento surge como un peligro invisible en forma de fuerza repentina que puede desplazar bruscamente la moto. Y recuerda, MAPFRE Cuidamos tuMOTO te aconseja no arriesgar. Si la situación se pone peligrosa, para y espera.

Además del vídeo que incluimos en el que MAPFRE Cuidamos tuMOTO te da una serie de consejos sobre cómo adaptar tu conducción en caso de viento fuerte, te aconseja en multitud de temas de mecánica, mantenimiento, seguridad vial, técnicas de conducción, equipamiento, asuntos legales o mantenimiento de la moto. Para visualizar los diferentes vídeos puedes acceder a la sección videotutoriales.

 

No te pierdas: No pases frío en moto

Te puede interesar: Cómo afrontar una curva ciega en moto