Moto1pro
Gastar menos en gasolina: trucos y cómo evitar timos

Gastar menos en gasolina: trucos y cómo evitar timos

Con el precio de la gasolina rondando los 2 euros el litro, conviene usar todos los trucos posibles para gastar menos. Y debemos tener cuidado con algunos timos.

Josep Armengol
Josep Armengol
Foto
Archivo
Fecha18/03/2022
Gastar menos en gasolina: trucos y cómo evitar timos
Josep Armengol
Josep Armengol
Foto
Archivo

fecha18/03/2022


El precio del litro de gasolina está por las nubes: rondando los dos euros cuando escribimos estas líneas. Así las cosas, es más importante que nunca recordar algunos trucos para gastar menos gasolina en nuestras motos (y coches), pero también vamos a señalarte algunos “timos” con los que puedes perder dinero si no tienes cuidado...

Gastar menos en gasolina: trucos y cómo evitar timos

Gastar menos gasolina

Aunque cada moto y cada motor tiene un consumo, o márgenes de consumo de gasolina propios, la realidad es que eso depende mucho del piloto: es decir de la conducción. Llevamos muchos años en moto (y coche) y controlamos mucho el consumo de los vehículos propios y de pruebas… aquí tienes trucos más o menos conocidos que “sirven”.

Una evidente es conducir más tranquilo, sin estirar marchas sino al contrario tirando de marchas largas mientras el motor responda bien, y dando la cantidad de gas justita (muñeca derecha "ligera"). Si tu moto tiene un motor de uno o dos cilindros no te pases aguantando marchas largas, porque funcionará a bajo régimen de forma menos regular y acabarás incómodo. En ciudad, aprende a anticiparte: si el siguiente semáforo está rojo, ser el primero en llegar para frenar fuerte solo sirve para ser el que más gasta… Mejor llegar a punta de gas y quizás incluso ni debas frenar porque se ponga verde.

Otro factor importante: ¿tu moto tarda en calentarse? En frío gastan mucho más, así que o la arrancas mientras te pones casco y demás (así gasta algo en vacío, pero es al ralentí y ya sale precalentada) o eres consciente de eso y tiras de marchas largas hasta que esté a su temperatura (unos kilómetros o mínimo 5 minutos en ciudad). Créeme que esos primeros minutos y kilómetros se notan (y a la larga tu motor estará mucho mejor), hemos medido más de medio litro de diferencia en 100 km. Hablando de temperatura, es cierto que por la mañana la gasolina es ligeramente más densa: si repostas a primera hora, echas más gramos de gasolina por el mismo precio.

El estado de la mecánica también cuenta: neumáticos a su presión (o incluso una o dos décimas por encima, en coche hasta más), cadena bien mantenida y engrasada, o filtro de aire en buen estado (recomendamos los de tipo malla impregnada en aceite, limpiable). Los aceites de muy baja viscosidad dan cierta ventaja en motores de coche, pero en moto importa más la protección a altas vueltas (y con calor) así que se aplican poco salvo excepciones (motores tranquilos).

Que no te engañen

Vamos ahora a analizar algunos “timos” que nos pueden hacer gastar más dinero del necesario en gasolina… o en gasolineras. Algunas ideas son de nuestro Director, Máximo Sant, que las desvela en un entretenido vídeo dedicado a ello.

Dos consejos muy directos y que no parecen tan evidentes para todo el mundo: primero, salvo que tu moto realmente la necesite no caigas en la trampa de echar gasolina 98, porque con la 95 es suficiente. Son MUY pocas las motos (y coches) que le sacan provecho, menos aún que la “necesitan”, y lo mismo se aplica al diésel “extra” o como se llame según la marca en el caso de coches. El segundo consejo: evita gasolineras a pie de autopista o autovía, porque casi siempre hacer un puñado de kilómetros hasta el pueblo más cercano significará pagar bastante menos por el litro. Lo mismo aplica a las “de marca”: la gasolina es básicamente igual en todas, así que echa donde sea más barato. Además ahí podrás encontrar mejores bares y restaurantes si la parada no es solamente para repostar la moto.

El tema de la restauración es otro consejo: suele ser mejor la comida, el trato y el precio en establecimientos que no estén integrados en una gasolinera de carretera o autovía. Hay excepciones y seguramente las conozcas en tus recorridos, pero como normal cuando viajas… ésa y otra: ¡no hagas “la compra” en una gasolinera! Por sus horarios y demás es algo práctico puntualmente pero los precios son muy superiores a los de cualquier supermercado.

Otros dos consejos o cosas con las que tener cuidado: la fiabilidad de la medida en litros que nos sirven. Aunque hay revisiones, nos sigue siendo pareciendo sospechoso que en algunas gasolineras, cuando llenas un bidón de capacidad conocida y medida, siempre parece faltar gasolina respecto a lo que indica el surtidor. Si pides las probetas de referencia “milagrosamente” parecen medir preciso… pero ya se descubrió una red de estafadores que cambiaban la calibración en ese caso. Si, como nosotros, de vez en cuando tienes que llenar un bidón (para moto de campo por ejemplo) aprovecha para fijarte en qué gasolinera es preciso ( o incluso generoso) y en cuáles es lo contrario. También es curioso cómo suelen saltar algunos céntimos cuando apuras despacio… ¿ese céntimo extra que siempre parece “caer” aunque ya no salga gasolina, dónde se queda?

Y un último recordatorio dedicado al engaño de nuestros gobernantes: el Estado es el que hace el gran negocio cuando sube la gasolina, porque cobra un porcentaje del precio en impuestos. Más de la mitad de lo que pagamos es para Hacienda, ¿por qué no se queda en una cantidad fija “tope” para evitar así que los ciudadanos paguemos cuando la gasolina sube por otros motivos? Si cuando estaba a 1,5 euros ingresaban 75 céntimos, dejar esa cifra fija haría que ahora en vez de 2 euros, el litro estuviera en 1'7...

Josep Armengol

Moto1pro
Josep Armengol

Josep Armengol

Apasionado de las motos, los aviones y la tecnología, llevo más de 30 años viviendo "desde dentro" la información del mundo del motor en los mejores medios: ahora, en Moto1Pro.