Moto1pro
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha

Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha

Yamaha lanza tres e-bikes: Moro (e-MTB), Wabash (e-Gravel) y Crosscore (urbana), una línea full-Yamaha (cuadro y asistencia) que acompañará a sus conocidas motos

Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Redaccion Moto1pro
Daniel Hernández
Foto
Yamaha

fecha22/11/2022


Hace pocos meses el departamento de motos de Yamaha anunciaba la inminente llegada de sus primeras bicicletas eléctricas: pues sus primeros tres modelos ya están aquí y nos invitaron a descubrirlos. Conviene recordar que Yamaha fue pionera en este segmento: lanzó la primera e-bike de producción en 1993 (Yamaha PAS) y desarrolló algunos de los motores más utilizados por otras marcas actualmente (la gama PW que se introdujo en 2013). Yamaha ha lanzado estas e-bikes con una clara orientación de público: buscando su cliente de motos en primer lugar.

Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha

Yamaha Moro, Wabash y Crosscore

Esta primera gama de e-bikes de Yamaha nace con 3 modelos, uno por disciplina. Los precios son bastante ajustados dentro de este mercado: 5499 euros para la Moro (una e-MTB), 3999 euros para la Wabash (es e-Gravel) y 2999 euros para la más urbana Crosscore. Las tres bicis están disponibles en tres tallas: S, M y L.

La Moro utiliza el motor PW-X3 con 85 Nm de par (uno de los motores con mayor entrega de par del mercado). La Wabash y la Crosscore utilizan el PW-ST, un motor con un par de 70 Nm. En los tres casos se utiliza la misma batería de 500 Wh integrada, aunque de sencilla extracción. Los dos motores cuentan con la tecnología Zero Cadence, que ofrece la mayor capacidad de respuesta ante la pedalada. Es, prácticamente, apoyar el pie en el pedal y el motor nos ayuda.

Ambos motores ofrecen el Walk Assist y un nivel de asistencia automática que permite al usuario “olvidarse” de cambiar de niveles de asistencia, ya que el motor, en función de nuestra cadencia, potencia, velocidad e inclinación del terreno (el motor cuenta con un inclinómetro) cambia entre niveles para ofrecer la asistencia óptima en cada momento. Es la denominada tecnología Quad Sensor. Después de probar los niveles de asistencia convencionales, puse el automático y me dejé llevar durante la jornada de prueba de las tres e-bikes.

Cada bicicleta eléctrica al detalle

Empezamos por la Yamaha Moro: es una e-MTB montaña con cuadro de aluminio, suspensiones con 160/150 mm de recorrido y ruedas de 27,5”. Por cierto, que el nombre de “Moro” lejos de cualquier referencia racista se ha elegido en homenaje al macizo lunar (“montaña”) en honor al científico italiano Antonio Moro Lazzaro. Después de haber probado la Moro en senderos de subida y bajada he decir que no eché de menos un neumático de 29”, ya que la manejabilidad que ofrecen las 27,5” hacen que la bici sea muy divertida. Hay que reconocer que Yamaha ha hecho un ejercicio de diseño muy interesante que ofrece algo poco habitual y, a tenor de las impresiones sacadas de la jornada de prueba, efectivo. Al menos en cuanto a manejabilidad y diversión.

La YDX Moro 07 cuenta con el display Interface X de Yamaha con un diseño basado en luces LED, sin pantalla, pero con una conectividad absoluta con smartphones y dispositivos GPS compatibles que ofrecen todos los datos habituales y otros más curiosos como la potencia que estamos aplicando a los pedales. Con un montaje que incluye horquilla RockShox Lyrik Select RC, amortiguador RockShox SuperDeluxe Select + RT, transmisión Shimano XT y frenos Magura MT5 con discos de 203 mm y pinzas de 4 pistones, el peso declarado es de 23,9 kg en talla M.

La Yamaha Wabash es la e-Gravel de esta primera gama de Yamaha. Cuenta con un cuadro de aluminio en el que ha primado una geometría cómoda y con múltiples opciones para roscar alforjas y convertirla en una opción ideal para viajar. En este caso el motor es el Yamaha PW-ST con 70 Nm de par y es una bici algo más ligera: 21,4 kg de peso declarado en talla M. En este modelo encontramos el Display A con toda la información en una pantalla LED de gran tamaño. En ella podremos ver el velocímetro, un indicador de la capacidad de la batería, un ajuste del modo de asistencia, un cuentakilómetros parcial, un cuentakilómetros total y un indicador de la autonomía.

Además, la Yamaha Wabash incluye elementos puros de bici gravel como el manillar con las puntas abiertas, el grupo Shimano GRX mecánico de 11 velocidades con cassette 11-42 y plato de 44 dientes o la tija telescópica Limotec de corto recorrido (40 mm en talla S y 60 mm en la M y la L) que facilita bajar el centro de gravedad del ciclista en las bajadas más técnicas. Dinámicamente la Wabash se nota que está pensada para sumar kilómetros apoyados en su asistencia y, posiblemente, cargados con algo de equipaje. Es manejable y divertida, pero a la vez estable.

He dejado para el final la Yamaha Crosscore, la bicicleta eléctrica con una clara orientación urbana pero que también nos permite algo más. Se trata de una e-bike práctica, con múltiples roscas en el cuadro para instalar portabultos, con unos neumáticos de 27,5x2,0” y dibujo mixto que nos permiten salir del asfalto en zonas de tierra en buen estado. Al igual que la Wabash también equipa el motor PW-ST que se muestra más que suficiente para mover los 23,9 kg de esta bicicleta con soltura. También cuenta con el completo Display A que ofrece la máxima información de un vistazo. La transmisión y los frenos quedan en manos de Shimano, por lo que nos garantizamos un funcionamiento suave y preciso con un grupo de 9 velocidades con cassette 11-36 y plato de 44 dientes.

Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha
Probamos las primeras bicicletas eléctricas de Yamaha