Triumph Street Scrambler

Triumph Street Scrambler

La Triumph Street Scrambler añade una terminación más a esta familia derivada de las Bonneville, junto con la también novedosa Street Cup y la Street Twin.

Autor:
Juan M. Muñoz
Foto:
Triumph
Publicado el 10/11/2016
Triumph Street Scrambler

Con la Triumph Street Scrambler la firma británica añade una configuración nueva y realmente interesante a una moto basada en la Triumph Bonneville y que la podemos ver también en formato básico con la Street Twin o en formato Cafe Racer con la Street Cup.

La terminación Scrambler nos lleva a las motos de off road de los años 60, pero con la lógica evolución técnica del siglo XXI. Su más directa rival sería la BMW NineT Scrambler o la recientemente presentada NineT Urban GS… En el caso de la británica el motor es el bicilíndrico en línea de 900 cc de la Bonneville con acelerador electrónico, control de tracción y embrague asistido de serie (algo para lo que en el caso de las NineT tendrás que tirar de equipamiento opcional).

La versión Scrambler, además, tiene ABS desconectable, una función exclusiva para este modelo. En primavera, además, llegarán las Triumph Scrambler limitadas para que se puedan conducir con el carnet A2, tal y como sucederá con la Street Cup.

Los periodos de mantenimiento de todas estas Triumph se han ampliado hasta los 16.000 kilómetros.

La Triumph Street Scrambler luce un bello escape doble y elevado, de acero inoxidable y con un acabado cepillado. El asiento plano, muy al estilo de las motos de off road sesenteras, es biplaza e intercambiable si queremos anular la plaza del pasajero y colocar en su lugar una parrilla de equipaje; todo ello incluído en el equipamiento de serie. Las estriberas traseras también se pueden quitar y las delanteras son del tipo “trampa de oso”, grandes y muy off road. Todos estos elementos se combinan con una placa cubre cárter de aluminio. Ademá hay hasta 150 accesorios extra para poder personalizar aún más nuestra scrambler.

Triumph Street Scrambler

La base de las Triumph Bonneville da para mucho, sobre todo tratándose de un modelo que el pasado año fue revisado en toda su extensión, sin perder ni un ápice su estética de moto clásica británica. Así el motor está refrigerado por agua, pero se conservan el estriado de sus cilindros, y lleva inyección electrónica a pesar de aparentar que tenemos una batería de carburadores.

También destaca dentro de su estética el soporte del faro de aluminio con bisel en negro o los portanúmeros laterales, como si se tratase de una máquina clásica de competición. El el depósito tenemos protecciones de goma a la altura de las rodillas. Las llantas de mayor diámetro han obligado a hacer una aleta delantera de mayor anchura. Debajo del asiento encontramos una toma de corriente USB.

Los colores disponibles de la Triumph Street Scrambler son Jet Black, Matt Khaki Green, que es el que ves en las fotos, y Korosi Red y Frozen Silver con terminaciones pintadas a mano. El faro trasero es de tipo LED, no así el conjunto delantero que sigue estando confiado a una bombilla halógena de alto rendimiento. El cuadro de instrumentos, de carácter minimalista, concentra en una única esfera un montón de información con cuenta con un menú digital que se controla desde el manillar con información del cuentarrevoluciones, indicador de marcha, odómetro, cuentakilómetros parciales, autonomía, nivel de combustible, consumo medio e instantáneo, control de tracción o periodos de mantenimiento.

Las suspensiones son algo más elevadas que las de su hermanas Street Twin y Street Cup. El manillar es de aluminio y más ancho y las llantas de radios con más anchura de neumático y diámetro de 19 delante y de 17 detrás. El freno delantero, de disco, lleva pinza Nissin de doble pistón.

Triumph Street Scrambler y Street Cup

Relacionados

Texto:

Juan M. Muñoz

Fotos:

Triumph

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #117: La Moto, la solución

En el 117 la Moto es la Solución. Te enseñamos sus beneficios y tras probar la Peugeot Metropolis nos preguntamos: ¿Qué es mejor, 3 o 2? Pero sois vosotros los que nos contáis por qué habéis elegido un Scooter en “Tu opinión cuenta”. Y nos ponemos el casco, un HJC RPHA 11, para probar la precisión de la KTM Duke 890 R y la deportividad de la Ducati Panigale V2, con la que no sé si podríamos haber hecho la RodiBook 2020. Lifestyle, El niño de la curva, MotoSpirit... ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!