Yamaha Tracer

Yamaha venderá el 100% de sus acciones de Minarelli a Fantic Motor

Yamaha Motor lo tiene claro y ha decidido vender todas sus acciones de Motori Minarelli a Fantic Motor. Ahora la movilidad eléctrica será quien marque las sinergias entre las marcas.

Redacción
Archivo
08/10/2020

Hablamos de:

Yamaha Tracer
Redacción
Archivo

08/10/2020


Para finales de año Fantic Motor se hará con el 100% del accionarado de Motori Minarelli. Esto, según el comunicado expuesto, reforzará la sinergia con Yamaha Motor con colaboraciones en el ámbito de la moto eléctrica y otras formas de movilidad.

Tras su éxito en los noventa con motores de 2T, Motori Minarelli, ha estado desde el año 2002 bajo el grupo Yamaha. Bajo el yugo de Fantic Motor ahora conseguirá asegurar su producción y aumentar la competitividad en el mercado eléctrico.

Fantic Caballero

Todo se debe a la estrategia de Yamaha Motor en línea con el aumento de la eficiencia mediante el despliegue global de plataformas de motores y la optimización en la capacidad de producción.

Gracias a la asociación entre Yamaha y Fantic, Motori Minarelli podrá continuar su trabajo suministrando motores e incluso emprender nuevas actividades comerciales ampliando así su rango de operaciones y suministros en un futuro, eso si, dentro del marco de producción de Fantic Motor.

A falta del visto bueno del Comité de Empresa Europeo de Yamaha Motor Europe y del Comité de Empresa Local de Motori Minarelli el acuerdo ya está firmado

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #123: ¡Es mía!

En el 123 hablamos de ellas. Probamos la Suzuki GSX-S750 y cambiamos el chip con la Honda CMX500 Rebel. Asistimos a la presentación de las Yamaha D´light y N-Max 125, de la Husqvarna Svartpilen 125 y de la KTM 1290 Super Adventure S. Nos preguntamos si sería posible un Mundial Femenino y damos consejos de motera a motera. Nos equipamos con una Levior Nakama Woman WP y te contamos la historia de Gloria Struck. Tu opinión cuenta, MotoSpirit, Diario de una Motera, El niño de la curva… ¡Arrancamos!