Diario de una motera

¿Género en las motos? Neutro

Esther Rabadán
23/03/2021
Cuando la sociedad evoluciona, nosotros evolucionamos con ella y nosotros apostamos por la igualdad en moto

En un mes tan reivindicativo para las mujeres como es Marzo, quiero mostrar mi agradecimiento a esas mujeres que fueron pioneras a lo largo de la historia en el mundo de las motos. Fueron las responsables de abrirnos las puertas a un deporte y una afición catalogada como “de hombres” para que, en pleno Siglo XXI, ya no sea tipificado como “de género”. No. Porque gracias a ellas, a día de hoy podemos hablar libremente de igualdad sobre dos ruedas  y, aunque hay equipamientos para mujeres y para hombres por motivos obvios, quiero reivindicar el motociclismo como un deporte sin género. O, en términos más moteros, un deporte neutro.

Porque esta afición no es de hombres o mujeres, no. Es una afición de personas. Y nosotros mismos, desde nuestra redacción, apostamos por ello. Con un equipo de pruebas compuesto por hombres y mujeres, las distinciones a la hora de elegir qué moto prueba cada uno no se basan en el género. Yo, personalmente, soy consciente de mis propias limitaciones. No como mujer, sino como persona. Porque sé que no levanto dos palmos del suelo y me cuesta mucho subirme a una moto que sea demasiado alta. Aunque he de decir que, día a día, voy generando mi propia técnica para superar esas pequeñas barreras. En eso consiste la vida, ¿no?

Y somos neutrales a la hora de escribir, de grabar, de editar y de generar contenido. Porque nuestros artículos siempre han ido destinados a moter@s. A esos mismos moter@s que te saludan en mitad de una ruta sin importarles qué tipo de moto llevas, si vas o no bien equipado o sin descubrir, a simple vista, si el moter@ al que están saludando es hombre o mujer. ¿Y esto por qué? Porque esta afición no tiene género.

Y sé, porque lo veo a diario, que hay muchas mujeres a las que les encantaría unirse a este mundo y pilotar su propia moto. Pero les da miedo el qué dirán. Porque todavía no son conscientes de que las motos no tienen género. Porque piensan que son pesadas, peligrosas o que (mira tú qué tontería) son para hombres. Y… ¿por qué piensan así? Simplemente por desconocimiento o por miedo. Miedo o vergüenza a que se les caiga la moto en parado. Miedo o vergüenza a que se les cale en un semáforo. Miedo o vergüenza a quedarse atrás en una ruta porque no son tan rápid@s como el resto de integrantes del grupo. Pero estos miedos son normales. Y no son miedos de mujeres, no. Son miedos de personas.

Y por eso os quiero animar a todos y a todas a pasar de los géneros. A disfrutar, a vivir, a pedir ayuda, a aprender y a descubrir que, tanto en el motociclismo como en otros muchos deportes, las desigualdades no existen. Porque desde el mismo momento en el que un solo hombre o una sola mujer realiza una actividad catalogada socialmente como “de género contrario”, deja de ser una actividad de género. Y el motociclismo, desde hace muchos años, y aunque algunos aún no lo sepan, ya no tiene género, es un deporte neutro.

Esther Rabadán

Esther Rabadán

Amante de las motos desde que tengo uso de razón, llevo toda la vida sobre dos ruedas. Tras realizar colaboraciones en distintos medios, en Moto1Pro he hecho de mi pasión, mi modo de vida. Curiosa, analítica y muy digital, además de probar motos, coordino la redacción con mano de hierro en guante de seda.

Relacionados

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #130: ¿Cuál es tu tipo?

En el número 130 de Moto1Pro os traemos una moto para cada tipo de motorista. Y es que probamos todas las novedades para que puedas elegir: Yamaha R7, KTM 1290 Super Adventure S, Suzuki GSX-S950, Brixton Crossfire 125 XS, BMW R18… Te contamos qué es lo que más se vende por segmentos y, como siempre, nos equipamos con lo mejor: en la cabeza el Shoei NXR 2 y para el tren inferior los pantalones Levior Meraki WP. ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!