Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Prueba Ducati Scrambler 1100 Sport PRO: Musculosa agilidad

Nos ponemos a los mandos de la más potente y deportiva de la familia Scrambler de Ducati, probamos la Ducati Scrambler 1100 Sport PRO.

Autor:
Pedro García
Foto:
Alex Varo
Publicado el 17/07/2020
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

ASPECTOS POSITIVOS

Frenos
Suspensiones
Estética

ASPECTOS NEGATIVOS

Ergonomía
Potencia
Cuadro

Ver ficha técnica completa

Como muchos sabréis, el modelo Scrambler de Ducati es, en sí misma, una propia marca con su propia web y su propia imagen corporativa.

El nombre Scrambler, además, es un estilo de moto con rasgos off-road clásico y que otras marcas como Triumph también escogieron en su día para nombrar a uno de sus modelos.

En el caso de Ducati la historia viene de muy atrás. Tenemos que remontarnos hasta 1962, donde la firma italiana presenta el modelo Scrambler dentro de su gama. Un modelo que contaba con algunas partes de motos derivadas del motocross y con el que podías plantar cara a casi cualquier terreno.

Suspensiones altas, escape por arriba, manillar ancho y alto… la Ducati Scrambler original estuvo fabricándose hasta el año 1976 con cierto éxito sobre todo en el mercado norte americano donde su fórmula simple de diseño cuidado atraía la mirada de los amantes del off road.

Ya en el siglo XXI y en plena fiebre por lo clásico, el mundo Cafe Racer, Bratstyle, Scrambler… Ducati decidió resucitar su Scrambler y lo hizo a lo grande. No se conformaron con sacar un modelo. Scrambler desde ese momento se convertiría en una marca con su propia web e imagen corporativa.

Desde su comienzo, en 2015, contaron con seis modelos diferentes dentro de la familia Scrambler – todos ellos de 803cc – con diferentes estilos. Han ido pasando los años y la marca ha visto crecer su colección y también su cilindrada para ofrecer, desde 2018, motores de 1.079cc, o lo que es lo mismo, 1.100 como la protagonista de esta prueba.

En este momento existen dos Ducati Scrambler 1100. La PRO y la Sport PRO, nuestra protagonista.

Hace unos meses, en moto1pro, hicimos una comparativa Scrambler y entre los modelos elegidos estaba la Full Throttle de 800. Esa fue la última vez que cogimos una Scrambler y teníamos ese recuerdo. A decir verdad, su hermana mayor es mucho más moto.

Y es que no es solo la cilindrada, hay que tener en cuenta que estamos ante la mejor equipada de las Scrambler Ducati y todo hace desequilibrar la balanza a favor de esta 1.100.

Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Motor de la Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Se trata de un motor bicilíndrico de 1.079cc refrigerado por aire, y doble válvula por cilindro. Una fórmula nada nueva para los italianos y que ha cosechado muchos éxitos a lo largo de su historia reciente y que ahora cuenta con EURO5.
No es un motor demasiado potente, cuenta tan solo con 83,5cv a 7.250rpm pero se trata de un motor agradable y con carácter suficiente para hacernos vibrar a sus mandos. Bien es cierto que su competencia directa está muy por encima en lo que se refiere a cifras, pero sin duda, mucha gente no va buscando eso.

Su facilidad de uso unida a una muy buena respuesta a cualquier rango de revoluciones puede hacer que te olvides de cifras. En todo momento cuentas con esa salida tan “Ducati” como si de un tractor se tratara teniendo muy buenas recuperaciones y con una velocidad punta más que de sobra para perder todos y cada uno de los puntos de tu carnet.

En cuanto a estética, el motor del modelo Sport PRO cuenta con cárteres aligerados así como tapas de embrague y alternador en aluminio. Por su parte, las tapas de distribución, están mecanizadas dando un toque diferente  y exclusivo a su estética.

Parte ciclo, presencia y ergonomía de la Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Sin duda, en la parte ciclo, es donde este modelo puede presumir. Ducati siempre ha sido muy así. Nunca ha contado con los motores más potentes pero siempre ha cuidado mucho todo lo referente a la parte ciclo.

Su chasis multitubular, sus suspensiones o sus frenos están por encima de lo que se suele ver en el mercado. Claro, la Sport PRO lleva todo “pata negra”  y eso siempre da buenos resultados.

Por su parte, en cuanto a suspensiones, tanto en la parte trasera como en la delantera Öhlins se queda al mando. Y eso, como todos sabemos, es sinónimo de calidad. Su horquilla invertida de 45mm y su amortiguador regulable tienen un recorrido de 150mm dando la opción para hacer nuestros pinitos en pistas off-road no demasiado duras.

El “feeling” de calidad es continuo en cualquier terreno. Son confortables y a su vez cuentan con el rendimiento esperado por una marca como Öhlins. En este apartado no podemos tener queja, es más, junto a frenos, podemos decir que es lo mejor de la moto.

En el apartado de frenos Ducati lleva muchos años apostando por Brembo y cuando se trata de hacerlo bien y escoger el sistema para la alta gama lo hace a lo grande. Como es en el caso de esta Scrambler 1100 Sport PRO. Dos discos de 320mm con pinzas radiales monobloque M 4.32B de cuatro pistones son los protagonistas en el tren delantero. Mientras, en la parte trasera, un solo disco de 245mm con pinza flotante de un solo pistón. Ambos incluyen ABS con asistencia en curva que en ningún caso podremos desconectar.

Su tacto es firme y le acompaña una gran mordiente capaz de detener el conjunto con precisión y potencia. Sin duda estamos ante una de las partes fuertes del conjunto.

En cuanto a la presencia, esta Ducati Scrambler 1100 Sport PRO, es la reina de la familia Scrambler. Su imponente presencia de suspensiones/frenos y la elección de una paleta de colores muy acertada tanto para el depósito como para su asiento cierran el conjunto con muy buena nota.

Llegamos a la ergonomía y aquí, para nuestro gusto, es donde peor sale parada. Al menos para nuestra altura. La moto es baja y su asiento es ancho. Esto hace llevar una posición que al poco de partir empezamos a sentir incómoda. No cabe duda que Ducati ha querido acercarse al mercado con una estatura inferior y es por esta razón que cuenta con un asiento de mayor altura en su catálogo de accesorios.

Tecnología de la Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

La mayor de las Scrambler cuenta con el sistema de gestión electrónica “Ridy by Wire” y una plataforma inercial que trabaja en todo momento para el usuario ofreciendo unos muy altos estándares de seguridad activa. Todo ello gracias a su control de tracción (desconectable) y sus tres diferentes  modos de conducción.

Su pantalla digital LCD brinda toda la información necesaria y junto a la piña izquierda podrás navegar a través de ella y poner a tu gusto dependiendo del terreno y tus habilidades. A ciertas horas del día el sol incide y su visibilidad se ve muy comprometida. También nos pasó con la Full Throttle cuando la probamos meses atrás.

Como anécdota, el diseño del marcador de gasolina nos jugó una mala pasada pensando que había una raya más en su nivel haciendo que nos quedáramos sin combustible. Por suerte, fue a escasos metros de una gasolinera. Y es que, ese apartado lo envuelve una línea que parece que pertenece al mismo y nos da un nivel más tanto por arriba como por abajo. Detalle a tener en cuenta

En marcha con la Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

El día que fuimos a recoger la Ducati veníamos de probar su prima -la Ducati Panigale V2- y la moto con más potencia y par jamás fabricada en serie. En nuestra memoria reciente se fijaron sensaciones que no ayudan a motos con cifras más “normales”. De ahí que la “patada” del motor, que tener, tiene, se viera reducida. Percepción que fue desapareciendo según fuimos cumpliendo días a su lado.

Por ciudad y cumpliendo los primeros tramos, la italiana se comporta a la perfección. Su conducción con el manillar ancho y la agilidad del conjunto hace que cualquier traslado sea un placer. Los bicilíndricos refrigerados por aire de Ducati tienen carácter desde abajo y eso ayuda para la conducción por las grandes urbes y sus alrededores. Además, en los trayectos que se suelen hacer en ciudad -que no exceden más allá de los 15 minutos – la moto se siente cómoda y divertida.

En autopista se encuentra con su caballo de batalla. Definitivamente no es una moto para largos trayectos y estamos seguros que Ducati no buscaba esto. Sin protección y con una ergonomía que no encaja con nuestra altura, a partir de los 30 minutos de viaje empezamos a estar incómodos. Y es que está claro que las autopistas son aburridas y para muchas motos incómodas, como es el caso de esta Scrambler. Además, debemos añadir que los trayectos que hicimos en autopista fueron largos y en días con rachas de viento fuertes, algo que ninguna moto lleva demasiado bien.

Cuando llegamos a carreteras secundarias y con más curvas volvemos a divertirnos y como estamos en movimiento, ese agarrotamiento que sentimos en autopista va desapareciendo pero echamos de menos en todo momento ese asiento de mayor altura que cambia su ergonomía casi por completo.

Sus suspensiones y frenos empiezan a dar su do de pecho y es donde vemos la mejor cara de esta Scrambler. Su parte ciclo empieza a brillar, suspensiones y frenos aportan seguridad y deportividad en todo momento. La moto es divertida, ágil y segura. No es excesivamente potente pero si lo suficiente para moverse con alegría y pasarlo en grande. Como hemos comentado anteriormente, bien es cierto que su competencia directa le supera en cifras y para los que busquen sensaciones fuertes este motor tal vez se les quede un poco corto.

También probamos la Scrambler en pistas off-road, donde la italiana se defiende siempre y cuando el terreno no esté demasiado roto y tengamos en cuenta las limitaciones de este tipo de moto.  Su ABS no es desconectable, algo que penaliza mucho en tierra si queremos apurar, pero su control de estabilidad si que lo es… dejando libre el mando del gas sin interrupciones inservibles en caminos de tierra.

En definitiva, puedes abandonar el asfalto y aventurarte para su uso en tierra y así sentir la libertad y el lado más aventurero de la familia Scrambler.

Conclusiones sobre la Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Llegados a este punto nuestra conclusión es clara. Como siempre, a la hora de decidirse por una moto, hay que tener muy claro el uso que se le va a dar para no tener lamentaciones a futuro.

La Scrambler 1100 Sport PRO nos ofrece diversión y estética clásica muy cuidada. Estamos seguros que era el objetivo de la marca. Aconsejamos que, dependiendo de tu altura, probéis la moto por si fuera necesario haceros con el asiento de mayor altura. Su hermana pequeña, la “Desert Sled”, lo lleva y al parecer – aún no la hemos probado – la historia cambia.

Ágil en ciudad, excelente calidad de suspensiones y frenos, posibilidad de hacer alguna pista, motor con bajos agradable y divertida tanto en carreteras de montaña como en desplazamientos por ciudad. La Ducati Scramble 1100 Sport PRO, al igual que su competencia, huye de largos desplazamientos por vías rápidas. Se aburre y se hace incómoda.

Detalles de la moto

Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Cuenta con el sistema DRL (Daytime Running Light) incluyendo una luz guiada de LED haciendo la forma del faro y proporcionando a la Scrambler 1100 PRO una imagen reconocible incluso de día. Además, su protector de faro, inspirado en su antecesora vintage con forma de "X" metálica, le da un toque clásico muy acertado. Detrás, su piloto de LED, cuenta con un efecto de difuminado único.

Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Uno de los puntos fuertes para esta Ducati Scrambler son las suspensiones. Öhlins es la responsable tanto en su horquilla –invertida totalmente regulable de 48mm- como amortiguador - ajustables en precarga y rebote - Su tacto desprende calidad en todos los terrenos dejando hacer nuestros pinitos en pistas offroad debido a los 150mm de recorrido tanto en la parte delantera como trasera.

Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Brembo se ocupa de este apartado y lo hace realmente bien, contando con una mordida potente y un tacto de calidad. En la parte delantera dos discos de 320mm con pinzas de cuatro pistones con anclaje radial y en la parte trasera un solo disco de 245mm con pinza flotante de un solo pistón son los responsables de detener el conjunto de manera muy efectiva. Todo ello acompañado de ABS Bosh con asistencia en curva.

Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Bicilíndrico de 1.079cc refrigerado por aire con 83,5cv a 7.250rpm, una fórmula clásica para la firma italiana que genera un par de 90,5Nm a 4.750rpm con una respuesta motor agradable y contundente.

Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

De aspecto clásico pero LCD 100% digital, el cuadro de esta Ducati Scrambler 1100 Sport PRO cuenta con toda la información básica y la opción de moverte por los tres modos de conducción e incidir en el nivel de intrusismo por parte del control de tracción. Sufrimos reflejos y la información del marcador del nivel de combustible es dudosa.

Galería de fotos

Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO
Ducati Scrambler 1100 Sport PRO

Relacionados

Texto:

Pedro García

Fotos:

Alex Varo

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #115: Movilidad, prestaciones y seguridad para todos

En el número 115 de Moto1pro probamos la nueva Yamaha Tricity 300, la nueva apuesta de Yamaha que sin necesidad de carnet ofrece todo lo mejor del mundo de la moto. Probamos también dos bestias de la carretera, la Triumph Rocket 3 GT y la KTM 1290 Super Adventure S, todo un derroche de prestaciones. Además probamos material Galfer de discos y pastillas, os contamos 6 rutas para hacer este verano por España y …Todo ello acompañado, como siempre, de nuestras secciones habituales.