Prueba Harley Davidson Livewire

Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas

Probamos la moto eléctrica de la firma de Milwaukee, un misil “a pilas” que ha llegado para revolucionar el gallinero en silencio.

Pedro García
Alex Varo
12/04/2021
Prueba Harley Davidson Livewire
Pedro García
Alex Varo

12/04/2021


ASPECTOS POSITIVOS

Aceleración
Estética
Parte ciclo

ASPECTOS NEGATIVOS

Autonomía
Tiempo de carga
Precio

Cilindrada

0cc

Motor

Eléctrico

Potencia

105

Peso

249kg

Carnet

A

Precio

33.700

Ver ficha técnica completa

Hace más de 10 años que Harley Davidson lleva planeando lo que hoy tiene nombre propio. Con apenas un año de vida en el mercado, la Harley Davidson Livewire marcó historia incluso antes de ser comercializada. No debemos de olvidar que no solo ha sido la primera moto 100% eléctrica de la firma de Milwaukee, también ha sido la primera moto eléctrica de altas prestaciones de marca convencional. Se ha adelantado a marcas como Honda o Yamaha, algo que nadie hubiera dicho antes de su aparición.

El pasado 2018, aprovechando el 115 aniversario de la marca, se presentó la Livewire, un “aparato” que no recuerda especialmente a ninguna Harley de toda la vida. Tal vez el modelo XR 1200, presentado en 2006 y con poco tirón de ventas en su vida útil, sería la que más nos recuerde, estéticamente hablando. Pero claro, es un producto 100% nuevo, y HD ha querido “romper la baraja” sacando un concepto que nadie esperaba. Una naked deportiva 100% eléctrica.

Tras una historia repleta de motos de alta cilindrada, pesadas, con fuerte rumorosidad y unidas a un estilo de vida muy identificado la nueva Livewire llega para sembrar la duda, para decir al resto que son los primeros, para abrir otro target de cliente, para ser admirada… y la lista podría seguir. Pero es que con cualquiera que hables, la Livewire no deja impasible a nadie.

Prueba Harley Davidson Livewire

Motor de la Harley Davidson Livewire

Bautizado como H-D Revelation, el motor de la Harley Davidson Livewire se encuentra el parte más baja de la moto para mejorar así el centro de gravedad. Su imponente aspecto esconde una tecnología de imanes permanentes que rinden 105CV de potencia con un par motor de 116 Nm. Cifras que no sorprenden si las comparamos a su comportamiento, cuando decidimos “enrroscar” el puño de gas sin miedo y vemos cómo disponemos en todo momento de su potencia.

Al no estar acostumbrados a este tipo de motor, nos encontramos la ausencia de una banda de revoluciones con la que jugar, solo podremos dosificar la potencia del bloque con el recorrido del acelerador y siempre con ayuda (muy necesaria) del control de tracción.

Electrónica de la Harley Davidson Livewire

Una moto del futuro cuenta, como no podría ser de otra manera, con la electrónica más avanzada del mercado. Su IMU de última generación, ABS en curva y control de tracción van de la mano con sus diferentes modos de conducción, entre los que se encuentran:

  • Modo Rain: para superficies húmedas o mojadas.
  • Modo Sport: para un uso deportivo.
  • Modo Eco: para un mayor ahorro de energía.
  • Modo Road: para un uso más “normal”.

También existe la posibilidad de hacerte tu propio modo “jugando” con todas las directrices. Todo ello controlado desde su cuadro TFT de 4,3” a todo color.

La HD Livewire es una moto “conectada”, cuenta con el servicio H-D Connect de Harley Davidson, donde podremos acceder a la información relativa a la moto desde nuestro “smartphone”. Desde la autonomía disponible hasta los puntos de carga más cercanos pasando por el tiempo necesario para completar la carga o alertas de movimiento del vehículo… Todo lo encontraremos en esta App que nos mantendrá al día de las necesidades de mantenimiento de nuestra moto.

Y por último, a través de Bluetooth, la Harley Davidson Livewire también cuenta con navegación, música y otras funciones…

Parte ciclo de la Harley Davidson Livewire

La parte ciclo de esta Harley también es novedad en la firma norteamericana. El empleo de un chasis de aluminio de última generación se conjuga a la perfección con las suspensiones totalmente regulables firmadas por Showa. En el tren trasero encontramos un monoamortiguador Showa BFRC-lite y en la parte delantera una horquilla invertida Showa SFF-BP que se comportan de manera muy digna rozando la dureza de una moto deportiva. Aunque cuentan con dureza más que suficiente, cuando hacemos uso a bajas velocidades o por tramos urbanos no llegan a ser incómodas.

Este conjunto de chasis/suspensiones van al unísono con la potencia del motor. Lo mismo ocurre con los frenos. Firmados por Brembo, encontramos unos Monoblock de anclaje radial con discos de 300mm capaces de detener el conjunto sin problemas.

Con un peso total de 249 kg, la Harley Davidson Livewire cuenta con un tacto rígido y sólido que nos hace rodar de manera sencilla haciendo fácil tanto la entrada en curva como la salida, eso sí no deberemos olvidar nunca ese peso para que no se nos acumule el trabajo. La ausencia de inercias del motor unido a su situación ahí abajo firman un conjunto ausente de flexiones que recuerdan a una moto deportiva.

La posición nos ha resultado cómoda. Tanto el manillar como las estriberas están donde tienen que estar. Esto hace que con nuestro 1,83 cm hayamos podido rodar en una posición natural que invita al ataque si decides entrar en su juego.

Autonomía y cargas en la Harley Davidson Livewire

A día de hoy, junto al precio, la autonomía y el tiempo de carga son el caballo de batalla para cualquier vehículo eléctrico. Aunque si es cierto que sobre el papel la firma norteamericana ha conseguido firmar una autonomía posible de 185 kms en uso urbano, esta cifra se ve muy mermada si queremos conducir de manera alegre por carretera abierta.

Es en el modo “Eco” en el que la moto ahorra más energía y aumenta su freno motor para conseguir recargar las baterías. Eso sí, veremos un ahorro siempre y cuando no abusemos del acelerador y cubramos muchos kilómetros seguidos. Es ahí donde los vehículos eléctricos encuentran su talón de Aquiles.

Su batería principal que alimenta el motor está formada por iones de litio y es de 15,5 Kw. Por otro lado, una batería convencional de 12 v es la responsable del funcionamiento del cuadro TFT e iluminación de la moto.

Para cargar la batería, la Livewire incluye un cargador de Nivel 1 bajo el asiento de la moto. Este cargador se puede enchufar a una toma de corriente como las que todos tenemos en casa pero necesitaremos 15 hs para conseguir el 100% de carga desde vacío. Demasiado tiempo a nuestro parecer.

También existe la opción de recargar la batería en un cargador rápido de Nivel 2 y Nivel 3 con conectores dñe tipo SAE J1772, (EE. UU.), o CCS2 - IEC tipo 2 internacional donde las cosas empiezan a cuadrar más. En 40 minutos tendremos el 80% de la batería cargada. Tiempos asequibles para hacer un uso normal de la moto.

Para el futuro cliente “Livewire” deben saber que encontrarán un cargador rápido en todos los puntos de venta del modelo de manera gratuita.

En marcha con la Harley Davidson Livewire

Una vez que nos montamos en la Livewire echamos en falta varias cosas, pero en parado y sin acelerar ya nos percatamos que nos falta la maneta de embrague y la palanca de cambios. Su lado izquierdo queda huérfano de mandos, su freno trasero va en el pie derecho como en cualquier moto. Debemos cambiar el chip, a partir de ese momento tenemos que preocupar “solo” del acelerador con gran poderío y los frenos.

Una vez salimos, la ausencia total de vibraciones y ruidos nos acompañarán en todo momento. Bueno, en realidad un sonido a turbina eléctrica será la única referencia dependiendo de tus exigencias hacia el motor. Siendo silencioso a punta de gas y más “rabioso” cuando decidimos soltar los caballos.

En cualquiera de los modos, incluyendo el “eco”, la aceleración de esta Harley Davidson Livewire es contundente, más de lo esperado. El marcador alcanza cifras innombrable de manera muy rápida. Dependiendo del modo, el freno motor actúa más o menos, pero en todos ellos sentimos menos que en una moto de combustión.

En líneas generales nos encontramos con un conjunto donde la suavidad es la protagonista. Suavidad que se une a una potencia desmedida en todo régimen y esperando el movimiento de tu mano derecha.

Una vez que cogemos confianza “visitamos” el modo Sport, donde encontramos más recorrido del acelerador para poder dosificar mejor su “mala leche”. Es allí donde el disfrute es máximo. Sube de vueltas de manera espectacular. No hay nada comparable, pero estamos seguros que podría enrojecer a cualquier superbike.

Su comportamiento en carreteras de montaña nos deja jugar con ella y no nos resulta difícil enlazar curvas. Eso sí, es allí donde vemos que el control de tracción hacer horas extras para mantenernos por el sitio.

Teniendo en cuenta que desde la marca declaran una aceleración de 0 a 100 en 3 segundos y que a partir de ahí la moto sigue empujando como si no hubiera un mañana en ausencia de vibraciones y ruidos estruendosos nos encontramos con algo nuevo, algo diferente, ¿se le podría llamar a esto futuro?

Conclusiones acerca de la Harley Davidson Livewire

Llegados a este punto podemos asentir sin duda alguna que su exclusividad, sus prestaciones y la innovación del conjunto han hecho que una marca como es Harley Davidson esté en boca de todos.

Su alta potencia entregada al instante y de manera continua deja con la boca abierta al más experimentado. Esto, unido a una parte ciclo del más alto nivel y una electrónica que se ocupa de mantener todo bajo control nos hace sentir fuertes sensaciones de manera silenciosa y con garantías de seguridad.

Su precio de 33.700 €,  unido a la autonomía y tiempos de carga podrían ser las excusas más escuchadas a la hora de no decidirse por la compra del modelo. La Harley Davidson Livewire está disponible en dos esquemas de color diferentes (negro o naranja). Si quieres formar parte de la historia comprándote la primera moto eléctrica de altas prestaciones de una marca “convencional” la Livewire es tu moto.

La moto al detalle...

Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Motor

El gran protagonista del conjunto, su motor eléctrico de 105cv y 116 Nm derrocha sensaciones y será capaz de poner colorada a más de una súper deportiva.

Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Suspensiones

En el tren delantero encontramos una horquilla invertida Showa SFF-BP y en el trasero un monoamortiguador con sistema de equilibrado interno.

Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Cuadro

Su pantalla TFT de 6.5’’ a todo color nos brinada toda la información relativa a la moto. Además, desde las piñas podremos navegar por ella para ajuntar todos los modos de conducción.

Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Estética

Con un diseño 100% nuevo, la Livewire no recuerda especialmente a ningún modelo de la firma de Milwaukee. Tal vez tome inspiración de la XR 1200.

Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Recarga

Para cargar la batería, la Livewire incluye un cargador de Nivel 1 bajo el asiento de la moto que necesita 15 hs para conseguir el 100% de carga desde vacío.

Galería de fotos

Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas
Prueba Harley Davidson Livewire: Sensaciones silenciosas

Pedro García

Pedro García

Amante del mundo del motor desde que tengo uso de razón. Las motos han sido mi pasión y mi modo de vida durante los últimos quince años. Sin duda, un sueño cumplido para aquel niño que se bebía toda revista de motos que caía en sus manos. Debilidad por lo clásico y la estética cuidada, escribo sobre motos y su entorno con pasión y sentimiento.

Relacionados

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #127: Crossover

En el número 127 de Moto1Pro te ponemos a prueba. ¿Sabes qué es una Crossover? No solo te lo contamos sino que te mostramos cómo está el panorama crossover actual. Además, probamos la BMW S 1000 XR y la Ducati Multistrada V4. Nos equipamos con la Chaqueta Macna Empire NE y viajamos al pasado con el Shoei Glamster. Ponemos a prueba los neumáticos crossover Dunlop Mutant y te traemos la Yamaha YZ 250 de Pol Tarrés ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!