Triumph Rocket 3 GT 2020

Prueba Triumph Rocket 3 GT 2020: Poderío británico.

Probamos la nueva Triumph Rocket 3 GT una moto salvaje y única en su especie que nos deja con la miel en los labios con ganas de más.

Autor:
Pedro García
Foto:
Alex Varo
Publicado el 06/07/2020
Triumph Rocket 3 GT 2020

ASPECTOS POSITIVOS

Motor
Parte ciclo
Electrónica

ASPECTOS NEGATIVOS

Protección
Baja autonomía
Posición

Ver ficha técnica completa

La aventura “Rocket” comienza en Triumph hace ya muchos años. En 1998 empezaron a investigar la posibilidad de contar con una moto en sus filas con características de “grand cruiser” enfocado, sobretodo, al mercado norteamericano donde las cifras de ventas de este tipo de motos eran dignas de ser tenidas en cuenta.

En 2004 aparece la primera Triumph Rocket. Desde sus comienzos el modelo Rocket genera mucho interés por su musculatura y diferenciación con el resto de la gama de la firma de Hinckley. Su poderío con casi 2.300cc no dejó impasible a nadie.

Mucho ha llovido desde ese 2004 y a Triumph le ha dado tiempo ha ir mejorando su modelo fetiche para USA. El pasado 2019 presentaron las nuevas Rocket 3 GT y R 2020 que poco tienen que ver con las primeras unidades pero su esencia se conserva y ahora la mejoran de forma espectacular.

En esta ocasión nos toca probar la versión GT, más confortable en posición pero en igualdad de condiciones en lo que respecta a la parte motor, ciclo y electrónica.

Debemos confesar que desde que Triumph presentó la última Rocket estábamos deseando probarla. Sus cifras y su musculatura atraen todas las miradas y cualquiera que sienta amor por las dos ruedas sentirá cierta “necesidad” de subirse a ella para dar su dictamen de la exageración hecha moto.

Y es que a primera vista la Triumph Rocket es un motor con ruedas, un gigante motor con unas gigantes ruedas que hacen que creas que vas, literalmente, montado sobre el motor de coche potente, algo así como un invento totalmente diferente a lo probado hasta ahora.

Una moto diferente, sin competencia, porque su par motor la hace única y que vais a ver por qué no es casualidad que en este momento haya lista de espera para poder hacerte con una de ellas.

Pensaréis que se podría comparar con una Ducati X Diavel 1260, pero aunque la potencia es similar, su par se queda muy atrás, a la mitad para ser exactos… si hablamos de Harley Davidson, su Fat Boy con 1800cc también quedan lejos de sus cifras y comportamiento. La nueva Rocket 3 de Triumph está sola en el mercado.

La firma britántica trae sorpresa bajo el brazo, porque esta Rocket 3 cuenta con más de 50 accesorios específicos para el modelo que van desde diferentes tipos de alforjas y bolsas sobre depósito a manillares, asientos, estriberas  y antirrobos que harán las delicias de los más sibaritas.

Triumph Rocket 3 GT 2020

Motor de la Triumph Rocket 3 GT 2020

El alma de la fiesta, estamos ante el motor de mayor cilindrada fabricado jamás en serie para una moto. Un dato muy a tener en cuenta y que gracias a él cuenta también con el par motor más alto para una moto fabricada en serie en el mundo en toda la historia. 2.500cc y 221Nm son las cifras claves que dejan estupefacto a cualquiera que se acerca a esta Triumph.

Sus 167CV a 6.000rpm y un empuje brutal desde las 3.5000rpm terminan de poner el broche de oro al motor de la Triumph Rocket 3 GT 2020. Un motor lleno en todo momento que cuneta con un 71% más de par que su rival más directa y que genera un 11% más de potencia con su antecesora.

El peso del bloque motor también se ha reducido siendo los responsables un nuevo cigüeñal, el nuevo sistema de lubricación con cárter seco y los nuevos ejes de equilibrado.

También estrena caja de cambios que unido a un nuevo embrague hidráulico asistido hace que subir o bajar marcha sea una verdadera delicia contando con suavidad tanto en la maneta izquierda como en la palanca de cambios. Su acelerador electrónico une también con finura todas las sensaciones que desprende este conjunto que no exageramos si decimos que es lo nunca visto en el mundo de la moto.

Triumph anuncia unos intervalos de mantenimiento de nada menos que 16.000kms.

Parte ciclo, presencia y ergonomía de la Triumph Rocket 3 GT 2020

Empecemos por la presencia de este modelo, porque no nos engañemos, además de las cifras que desprende la Triumph Rocket 3 GT 2020 llaman mucho la atención por su presencia musculosa.

El bifaro redondo, en esta versión de LED, es característico de este modelo desde sus comienzos y con mucho aroma “Triumph” que ha contado a lo largo de su historia reciente con varios modelos de diseño similar como la genial Speed Triple que los abandonó a nuestro pesar hace unos años. Sus colectores y escapes cuentan con una presencia diferente a lo acostumbrado y hacen que el conjunto coja vitaminas.

Las gigantes llantas mecanizadas unidas a unos neumáticos con medidas de infarto ayudan y mucho a darle ese look bestia que la firma inglesa buscaba y que sin duda ha encontrado.

En cuanto a la parte ciclo las nuevas Rocket 3 vienen equipadas con una horquilla Showa de 47mm ajustables en compresión y extensión logrando una manejabilidad y confort que no esperas unidas a un comportamiento más que notable si tratamos de buscarle las vueltas en carretera de montaña. En sintonía con la horquilla le acompaña un amortiguador trasero Showa con depósito independiente piggy-back totalmente ajustable en extensión, compresión y precarga.

Un conjunto de estas dimensiones no podría montar unos frenos cualquiera. Su peso unido a su fuerte potencia que te pone de 0 a 100 en tiempos de las R más potentes necesitan unos frenos a la altura como son el doble disco de 320mm en la parte delantera mordidos por pinzas monobloque Brembo Stylema®. Un sistema que cuenta con refrigeración de las pastillas para un mejor rendimiento. A todo el conjunto le acompaña un fantástico ABS con asistencia en curva nada intrusivo.

En la parte trasera un solo disco de 300mm con pinza de cuatro pistones monobloque utilizadas en el WSBK para el tren delantero de las motos de hace dos temporadas. También cacompañado del ABS con asitnecia en curva.

Todo esto son cifras, pero la mordiente, el tacto y la efectividad de estos frenos no tienen comparación. La sensación de seguridad que transmiten en todo momento hacen que la diversión esté garantizada a lomos de la nueva Triumph Rocket 3 GT 2020.

Tecnología en la Triumph Rocket 3 GT 2020

En cuanto a tecnología y como no podría ser de otra forma, la Triumph Rocket 3 GT 2020 viene cargada con lo último del mercado.

Empezamos con un precioso cuadro TFT de segunda generación en el que podremos encontrar toda la información que puedas imaginar y donde podrás moverte como pez en el agua eligiendo sus diferentes modos de conducción, control de velocidad, etc. La pantalla cuenta con dos modos –día y noche- y como detalle podrás poner tu nombre para así tenerla 100% personalizada.

Los cuatro modos de conducción - Road, Rain, Sport y Rider (personalizable)- cambian los mapas de inyección y el control de tracción teniendo siempre a tu gusto y dominando a la bestia. El modo rain no lo tuvimos que utilizar y a decir verdad un alto porcentaje de la prueba la hicimos en modo Sport que goza de un equilibrio perfecto entre deportividad y seguridad.

Full led, keyless, toma USB, asistente de arranque en pendiente, ABS de última generación optimizado para curva, control de velocidad o puños calefactables cierran una larga lista de la tecnología que acompaña al “misil”. Todas y cada una de las características hacen que esta moto se encuentre entre las top del mercado.

En marcha con la Triumph Rocket 3 GT 2020

Cuando ves por primera vez la Rocket quedas sorprendido de su gran tamaño. El motor de 2.500cc parece más un 6 cilindros que un 3 cilindros. Es ancho, su longitud ocupa media moto y los colectores que salen por cada lado a moto de branqueas impresionan.

También sus neumáticos te dejan paralizado. Muchas motos montan un neumático trasero con menores dimensiones de las que monta la nueva Triumph Rocket en la rueda delantera. A decir verdad, cuando la ves piensas que va a ser torpe y muy poco manejable, pero todo cambia cuando la conduces.

Al montarnos, todos los mandos son iguales a cualquier otra Triumph de última generación y eso es muy bueno, garantía de éxito y calidad. Su keyless nos facilita la vida y el resto de menús, como decimos, es igual a la Triumph Speed Triple o la Triumph Street Triple RS que probamos en ediciones anteriores.

Llega la hora de recorrer los primeros metros. En parado, aunque su peso ronda los 300kg, su baja altura al suelo nos deja moverla sin demasiado esfuerzo. Al engranar primera marcha en esta versión GT nos encontramos con las estriberas muy adelantadas y una posición de manillar muy relajado. No hemos probado la versión R, pero sabemos que estos dos aspectos son los únicos que las diferencian, pero que al parecer lo hacen de manera contundente.

Recorremos los primeros metros y ya podemos sentir el poderío de ese par motor pero también la suavidad de su motor. Es agradable, muy agradable conducir esta Triumph Rocket 3 GT 2020.

El primer tramo de autopista habiendo dejado Triumph España atrás podemos sentir que la moto responde como un cohete, pero si que es cierto que el viento nos da fuerte y que su pequeña pantalla no protege en demasía. Además con la posición tan relajada de la versión Rocket tal vez sería más acertado montar un parabrisas de mayores dimensiones.

Una vez que tomamos las medidas del conjunto, tanto peso como nuestra posición, sobre todo la de los pies, empezamos a dar gas a fondo y a dibujar las primeras curvas sorprendiéndonos de una manera tremenda. Y es que, con 300kg, la moto se comporta de una manera sorprendente. Su parte ciclo aquí tiene mucho que decir. Tanto el chasis perfectamente diseñado en cotas como las suspensiones que la hacen ir por su sitio sin dudar o los frenos que la hacen detenerse con gran poderío cuando y como quieres son los responsables de domar a esta súper bestia.

A primera vista lo que puede parecer una moto Custom con comportamiento torpe nos sorprende en todo momento En esta versión si es cierto que las estriberas rozan en el asfalto tan pronto coges un poco de confianza con ella avisándote que se acabó la fiesta. Pero sin duda, el trabajo de ingienería que hay tras el modelo 2020 de la Rocket es digno de alabar. Tenemos que tener en cuenta que existe una larga lista de diferencias con su predecesora que hacen que su comportamiento sea mucho mejor. La anterior aceleraba, también era bestial, pero ahora el juego es otro. Puedes divertirte con ella más allá de grandes aceleraciones.

Como diferencias podemos destacar su nueva parte ciclo (chasis, suspensiones y frenos), su electrónica y grandes cambios en el motor. Todo esto la convierten en una moto nueva.

Entramos en ciudad y nos encontramos con la peor versión de la Rocket. Claramente no es una moto para moverse en grandes urbes. Su peso unido a su posición no limitan en todo momento para serpentear entre coches. Pero pensamos que no es un fallo de la moto, claramente la Rocket va dirigida para cumplir otras funciones. Entre ellas la de disfrutar haciendo kilómetros sabiendo que llevas ahí abajo el par motor mayo del mercado.

Conclusiones sobre la Triumph Rocket 3 GT 2020

Sorprendidos, así nos hemos quedado, gratamente sorprendidos. Como ya hemos dicho, nunca pensamos que la Rocket 3 GT 2020 fuera a ser tan ágil, fuera a frenar tan bien y tuviera un paso por curva tan bueno.

Claramente no es una moto para todo pero tiene mercado, de hecho como hemos mencionado anteriormente en España las unidades están agotadas. Estamos seguros que en un mercado como el de USA un modelo así será éxito de ventas. Allí les van mucho este tipo de moto y tienes espacio para dar rienda suelta a su desmesurada potencia.

Desde moto1pro queremos dar la enhorabuena a Triumph. Se ve claramente que han conseguido lo que buscaban. Una “grand cruiser” con prestaciones y con un comportamiento ágil y divertido, muy divertido.

Detalles de la moto

Triumph Rocket 3 GT 2020

En el apartado de iluminación la Triumph Rocket 3 GT 2020 cuenta con un bifaro LED con el logo de Triumph que aporta vigorosidad y musculatura. En cuanto a los intermitentes, están disponibles también en LED en su larga lista de accesorios.

Triumph Rocket 3 GT 2020

Un apartado digno a destacar por su comportamiento. En la parte delantera cuenta con una horquilla invertida de 47mm ajustable en compresión y rebote firmada por Showa. Mientras, en la parte trasera, cuenta con un solo amortiguador Showa totalmente ajustable con ajuste remoto de precarga hidráulica y con un recorrido de la rueda trasera de 107mm.

Triumph Rocket 3 GT 2020

Si no fuera por la potencia de frenado de esta moto, nada sería lo mismo el mordiente que tiene en ambos trenes y el tacto impecable hacen que detener el conjunto de manera contundente sea posible. Un doble disco de 320mm con pinza de anclaje radial de cuatro pistones en la parte delantera y un solo disco de 300mm con pinza radial y cuatro pistones son los responsables. Todo ello unido a la tecnología del ABS en curva.

Triumph Rocket 3 GT 2020

Sin duda, el protagonista de la moto y de la prueba, 2.500cc, 165cv y 221Nm de para a tan solo 4.000rpm  le convierten en único en el mercado. Cifras en cubicaje y par que no son ni parecidas a su competidora más cercana. Derrocha sensaciones inigualables.

Triumph Rocket 3 GT 2020

De diseño impecable, mezcla el sabor “old” con lo más actual. Su velocímetro digital emulando una aguja aportan esa mezcla tan maravillosa. Aporta toda la información necesaria y podrás navegar por él como pez en el agua para elegir los diferentes modos de conducción.

Galería de fotos

Triumph Rocket 3 GT 2020
Triumph Rocket 3 GT 2020
Triumph Rocket 3 GT 2020
Triumph Rocket 3 GT 2020
Triumph Rocket 3 GT 2020
Triumph Rocket 3 GT 2020
Triumph Rocket 3 GT 2020

Relacionados

Texto:

Pedro García

Fotos:

Alex Varo

Publicado el 06/07/2020

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #118: Moda Retro

En el número 118 de Moto1Pro demostramos que lo vintage nunca ha pasado de moda. Probamos la Harley Davidson Iron 1200 y la BMW R18, unas motos que rompen cuellos a su paso. Os contamos la historia del motor R boxer de BMW y os enseñamos los 10 cascos vintages que están a la última. Y, para los más racing, traemos la Kawasaki Z H2 y un reportaje con las RR del siglo XX vs las RR del siglo XXI ¿Necesitas más? Equipamiento, tu opinión cuenta, el niño de la curva… ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!