Prueba Triumph Street Triple 765 RS 2017

Probamos la nueva Triumph Street Triple 765 2017 en su versión RS. Naked más efectiva jamás creada por la marca británica que recibe un nuevo motor de 765 cc y 123 CV, chasis y electrónica de primer nivel. Te contamos cómo es y cómo se comporta tanto en circuito como en carretera. Precio: 12.300€.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Triumph
Publicado el 17/02/2017

ASPECTOS POSITIVOS

Motor
Componentes TOP
Electrónica

ASPECTOS NEGATIVOS

Radio de giro
Retrovisores vibran
-

“Cuando nos propusieron mejorar la Street Triple 675 sabíamos que era un reto muy complicado. La base que tenía la última versión era excelente y ya referencia en la categoría. Teníamos por delante una tarea difícil y apasionante. Ahora con la nueva 765 hemos dado paso enorme y subimos a otro nivel”, comenta Felipe López Córdoba, el responsable de desarrollo de la parte ciclo de la nueva naked de Triumph.
Sin duda suscribo sus palabras. Después de poderla probar en carretera y circuito no me pillo los dedos al afirmar que la Street Triple RS no tiene rival. La calidad de sus componentes, su impecable parte ciclo y su espectacular motor llevan el concepto de naked media a otra dimensión. Tanto es así que con sus prestaciones puede hacer frente sin pestañear a motos que superiores en precio y cilindrada.

¿Cuáles han sido las claves?

Sin duda el motor que han desarrollado en Hinckley es la clave. Monta más de 80 piezas nuevas, entre las que destacan los nuevos pistones y el cigüeñal. Este propulsor es un 16% más potente que el anterior y tiene un 13% más de par a igualdad de revoluciones (77Nm). 123 caballos de pura diversión que no defraudarán a nadie. Su suavidad a bajas vueltas es ideal para que quien busca una moto para el día a día, sus medios son poderosos para hacernos disfrutar en salidas de fin de semana y su patada en alta nos permitirá entrar en circuito y dejar el pabellón tan alto como desees o seas capaz.

La moto recibe importantísimas mejoras que la hacen aún más ligera. Se ha trabajado en un nuevo chasis y basculante cuyo rendimiento es para quitarse el sombrero, en la centralización de masas con su nuevo escape y en un ultraligero airbox que reduce el peso del anterior en 1,7 kg. En total la moto es 2kg más ligera que su antecesora llegando a la pasmosa cifra de 166 kg en seco.
Por si fuera poco equipa bomba de freno radial Brembo y pinzas monobloque M50. Lo mejor de la casa italiana para esta inglesa que completa su puesta de largo con un Ohlins STX40 trasero y la nueva horquilla Showa BPF multirregulable en ambas barras.
Para terminar esta 765 incorpora un paquete electrónico inédito hasta la fecha en la casa que nos que encontremos ante una de las motos más sofisticadas y efectivas del mercado y a la que difícilmente podremos sacarle una pega.

Triumph Street Triple RS 2017

¿Cómo va la nueva Triumph Street Triple RS 2017?

Como habrás podido imaginar si has llegado hasta aquí leyendo la nueva Street Triple no defrauda. Pudimos recorrer 140 km por las carreteras comarcales de Barcelona y terminar la jornada con varias tandas en el circuito de Montmeló. Pero vayamos por partes.


Lo primero que te llama la atención es su pantalla TFT de 5”. En ella podemos navegar para configurar a nuestro gusto la moto, desde seleccionar sus cinco modos de conducción (Rain, Road, Sport, Track y Rider –configurable-) a cambiar la estética del mismo, consultar el completo navegador de a bordo o activar el laptimer… Todo se controla desde su nuevo Joystick, hasta ¡el contraste de la pantalla! Un detalle muy interesante es que es su ángulo es regulable y para evitar reflejos.

La moto es muy compacta. Se siente estrechita y permitirá llegar al suelo a usuarios de todas las tallas. Las estriberas son altas, lo que nos es perfecto para una buena conducción deportiva, pero penalizará si vamos a hacer una larga ruta. El tacto del freno es de competición, con solo acariciarlo con un dedo la Street Triple RS se detendrá. Su asiento es pequeño pero mullido y confortable, detalle que combinado con el primer recorrido soft de la suspensión nos hará el día a día más agradable.
Al arrancarla mantiene ese sonido característico Street (ver vídeo) pero mucho más bronco. Se ha conseguido mantener el espíritu del tricilíndrico pero se percibe vitaminado. Al engranar la primera y salir te das cuenta de que así es. Precisamente la 1ª y 2ª se han acortado para que el punch sea mayor desde el primer golpe de gas.
La moto sube de vueltas con muchísima facilidad y desde muy abajo empuja con contundencia. A partir de 3.000 rpm nos da un par increíble y dependiendo del modo en el que estemos nos propulsará con más o menos intensidad. En todos ellos nos dará los 123 CV al enroscar a fondo, pero regulará la entrega de potencia en función del modo escogido, al igual que se configurará de manera automática el ABS y el control de tracción en cada uno de ellos.


La moto es ligera pero en marcha lo parece aún más. Basta con insinuar un movimiento para que la Street Triple se dirija hacia ahí con una precisión y rapidez pasmosa. En curvas es estable y muy fiable, el trabajo en toda la parte ciclo ha sido enorme y su comportamiento dinámico a cualquier ritmo es excelente. Puedes buscarle las cosquillas en carretera y te aseguro que no encontrarás su límite. Incluso en circuito cuesta encontrárselo.


Además, en el apartado de seguridad se ha dado un salto enorme. El ABS y control de tracción se han desarrollado conjuntamente con Continental. No es fácil hacerlos saltar con los Pirelli Diablo SuperCorsa SP, que agarran más allá de lo esperado también en carretera, pero en caso de necesitarlo sabes que están ahí. El TC dispone de 4 niveles: el Rain más intrusivo, Road más estándar, Sport permite cierto derrapaje y Track donde prácticamente no notaremos que actúa. Igualmente desde su pantalla podemos configurar un perfil Rider con los parámetros que más nos gustan o cambiar de modo en marcha (excepto track). Con el ABS disponemos de dos ajustes, Road y Track. Todos ellos son desconectables con la moto parada o en punto muerto.

Vamos al circuito

Las siglas RS son más que un apellido, son galones. Galones que nos hacen distinguirla de sus hermanas R y S e incluso de sus rivales. Para sacarle su jugo pudimos probarla en el Circuit de Catalunya. Una puesta de largo por todo lo alto para la nueva niña bonita de Triumph. Era una apuesta arriesgada, ¿una naked media en un trazado mundialista? La verdad es que cumplió con creces. Las motos pasaban de tanda a tanda de un periodista a otro sin mostrar signos de fatiga. Frenos y suspensiones rindiendo siempre al máximo nivel durante más de 3 horas y el  motor llevado al límite durante toda la jornada. ¡Chapeau!


Si bien es cierto que no tiene una velocidad punta exagerada (corta en sexta a 240 aprox.). Destaca en todo lo demás. Un paso por curva rapidísimo y estable y una frenada de infarto. Hay que destacar el comportamiento del conjunto de suspensiones que con unos ligeros reglajes para pista resultan sobresalientes. Y por supuesto la mordida de las Bremo M50 que son capaces de detener esta naked en tiempo récord sin apenas presión en la maneta con un tacto duro y efectivo. En el modo Track, el recomendado en pista, el ABS otro mundo. Has de tener cuidado pues solo saltará en caso de bloqueo fuerte en la rueda delantera y cuando superas un 50% de deslizamiento en la trasera. Esto permite apurar muy fuerte y deslizar de atrás como si no llevaras ABS. Su relación peso potencia es muy alta y por ello parece que tenemos entre las manos una moto más potente. Su factor diversión es enorme. De hecho puede hacer frente sin tapujos a su hermana la Speed Triple. 

Otro de los puntos fuertes a su favor es el funcionamiento del quickshifter. Poder empalmar marchas sin necesidad de soltar el gas te permite arañar unos segundos muy valiosos al crono y te da una sensación racing extra. Es suave, rápido  y efectivo desde la mitad de las revoluciones hasta el rojo. Viene de serie. 

Después de probar esta moto en circuito te das cuenta de lo que es capaz. La nueva Street Triple RS puede ser el arma definitiva en ciudad, tu compañera de rutas y tu fuente inagotable de quemar adrenalina en circuito. Sin duda una de las motos más polivalentes y divertidas jamás creada.

Detalles de la moto

Motor de la Triumph Street Triple 2017

El motor de la Triumph Street Triple es completamente nuevo, ahora sube su cilindrada a los 765 cc e incrementa su potencia. De serie trae modos de conducción, control de tracción desconectable (junto con el ABS) y acelerador electrónico. También embrague anti rebote y, en el caso de la versión RS, Quick Shifter, cambio asistido que nos permite subir marchas sin tener que hacer uso del embrague o cortar gas.

Triumph Street Triple RS, escape

El nuevo escape de la Triumph Street Triple es más ligero, 1,5 kilos menos, y abierto que el de la versión precedente. Centra mejor las masas. 

Cuadro de Instrumentos de la Triumph Street Triple RS

Pantalla TFT de 5”. En ella podemos navegar para configurar a nuestro gusto la moto, desde seleccionar sus cinco modos de conducción (Rain, Road, Sport, Track y Rider –configurable-) a cambiar la estética del mismo, consultar el completo navegador de a bordo o activar el laptimer… Todo se controla desde su nuevo Joystick, hasta ¡el contraste de la pantalla! Un detalle muy interesante es que es su ángulo es regulable y para evitar reflejos.

Nuevos faros de la Triumph Street Triple RS

Faros más más redondeados que la versión anterior y parecidos a los de la última Speed Triple. La RS tiene faros tipo DRL de LED que se pueden usar en sustitución a la luz de cruce.

Suspensiones de la Triumph Street Triple RS

Horquilla invertida Showa delantera BPF con barras de 41 milímetros y ajustable en compresión, extensión y precarga en ambas barras. Detrás nos encontramos un amortiguador Ohlins STX 40 con depósito independiente. El tarado de serie es perfecto para un uso deportivo en carretera, pero con unos ajustes podemos entrar en circuito y sacarles todo su partido.

Freno delantero de la Triumph Street Triple RS

Bomba de freno radial Brembo que actúa sobre las pinzas monobloque M-50 de la casa italiana. El mejor material para la mejor de la saga. Rendimiento infatigable. El ABS es configurable y desconectable. En el modo track no notaremos que lo llevamos activado y sólo actuará en momentos de deslizamiento extremo.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Triumph

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #106: HD CVO Limited, un coche de dos ruedas

En este nuevo número de Moto1pro probamos la nueva Triumph Speed Triple RS, una naked con carácter, mucho carácter. Viajamos a California para probar la Harley Davidson CVO Limited repleta de tecnología, exclusividad y confort. Convivimos con la Benelli 502 C, única en su especie y por último la Honda X-ADV, un concepto diferente. Además, conocemos las motos de la Guardia Real, estamos presentes en la Distinguished Gentleman’s Ride y todas nuestras secciones habituales.