Los neumáticos de la moto: Revisión y comprobación

Los neumáticos de la moto: Revisión y comprobación

Siempre hay que revisar y comprobar los neumáticos para circular con seguridad y garantías. Y más aún después de tener la moto parada mucho tiempo.

Autor:
Redacción
Foto:
Continental
Publicado el 04/06/2020
Los neumáticos de la moto: Revisión y comprobación

Siempre que nuestras motos se quedan paradas por un largo periodo de tiempo, antes de volver a subirnos a ellas, debemos comprobar una serie de puntos generales que nos garanticen el buen funcionamiento de la moto, tanto por garantías de que no nos deje tirados como por seguridad.

Y uno de esos puntos, y probablemente el más importante ya que define el contacto con el asfalto, son los neumáticos, que deberemos revisar y comprobar antes de ponernos en marcha de nuevo.

Lo primero que teníamos que haber hecho en el momento en que nuestra moto se quedó parada, es evitar que el neumático se deforme. Para ello podemos subirla a un caballete, de esta forma evitaremos que éstos se deformen y queden partes planas en la goma. Si no tenemos caballetes podemos ir moviendo la moto de vez en cuando en el garaje para variar los puntos de apoyo, evitando que pase mucho tiempo apoyada en la misma parte. Otra opción que también podemos hacer es dar más presión a los neumáticos para que se deformen menos al apoyar, lo que ayudara a mantener su circunferencia perfecta.

Los neumáticos de la moto: Revisión y comprobación

Independientemente de si la moto ha estado parada tiempo o no, siempre deberíamos realizar las siguientes inspecciones a nuestros neumáticos cada cierto tiempo porque, aun haciendo un uso habitual de la moto, pueden ocurrir imprevistos que modifiquen el estado de nuestros neumáticos. Y, como hemos dicho al principio, es de vital importancia tener nuestros neumáticos en perfecto estado para poder ir seguros con nuestras motos.

Revisión visual de los neumáticos de moto

El sol y las condiciones climatológicas son enemigos de la conservación de nuestros neumáticos. Si nuestra moto duerme en garaje, estos apenas sufrirán cambios, pero si pasa largo tiempo a la intemperie, el deterioro será mucho más rápido.

En cualquier caso siempre es recomendable observar los flancos (los laterales de la rueda) y la banda de rodadura en busca de agrietamientos o pequeñas rajas. Estas aparecen después de largo tiempo pero es algo que debemos ir controlando.

En neumáticos viejos podemos ver un aspecto muy brillante en la banda de rodadura, esto es porque su superficie ha podido quedar “cristalizada” por las inclemencias del tiempo o simplemente por la antigüedad, ya que los neumáticos también caducan. Tampoco estaría de más comprobar esto último en las siglas y número de nuestros neumáticos.

También podemos verificar si ha perdido presión de manera drástica, lo que podría deberse a una gran pérdida de aire, ya sea por una fuga o por un pequeño pinchazo del que no nos habíamos percatado.

Limpieza correcta del neumático

Con el tiempo es posible que de acumule suciedad en la goma, por lo que es recomendable pasar un trapo humedecido con agua por toda la banda de rodadura del neumático. Gracias a esta limpieza, podremos comprobar mejor el estado real del neumático y si hay algún tipo de suciedad impregnada más peligrosa, como pueden ser aceites o productos lubricantes, lo que hará que seguro evitemos un susto.

Esta limpieza es recomendable hacerla con agua (también con agua a presión) y no con productos de limpieza, ya que todo lo que echemos sobre el neumáticos, no sólo pueden hacer que se conviertan en algo muy resbaladizo temporalmente, sino que además pueden entrar en reacción con los compuestos de la goma y afectar negativamente a su estructura, propiedades de agarre y comportamiento.

Presión adecuada de los neumáticos de moto

Es común ver circular a muchos usuarios de la moto con neumáticos con presiones inferiores a las debidas por falta de comprobación. Esto supone un peor comportamiento en una circulación normal y un grave peligro con una conducción defensiva. Es por esto que siempre debemos tener la presión de nuestros neumáticos controlada, haya estado la moto parada o no.

Para comprobar la presión de los neumáticos y establecerla en el rango recomendado por el fabricante podemos acudir a la gasolinera más cercana que disponga de compresor, yendo hasta ésta con precaución. Si los inflaste por encima de lo normal para mantener su forma, previendo el tiempo que iba a estar parada, deberás dejar salir aire. Si tus neumáticos han perdido demasiado aire, tendrás que volver a hincharlos y vigilar durante unas pocas horas si hay pérdidas notables. Si es así, deberás acudir a un taller para encontrar la pérdida y arreglarla o incluso cambiar de neumático.

Dibujo correcto de los neumáticos

El manteniendo del buen estado del dibujo es muy importante sobre todo en la conducción con lluvia, siendo extremadamente peligroso circular en agua con neumáticos lisos o en mal estado.

Independientemente de si se trata de un neumático deportivo o con una orientación Off Road, la profundidad de los surcos debe ser la correcta. Los neumáticos suelen disponer de unos testigos en los surcos principales de la rodadura, que marcan cuando hemos llegado al límite de desgaste. Si hemos llegado a ellos, es momento de sustituir los neumáticos.

Vibraciones y deformaciones de los neumáticos de moto

Si hemos dejado la moto apoyada en un mismo sitio con una presión demasiado baja, los neumáticos han podido verse deformados, algo puede ser no visible a simple vista.

Si en los primeros metros recorridos, sientes algún temblor o vibración extraña y estos persisten una vez ajustada la presión del aire correctamente, deberás acudir a un taller para que revisen si hay algún problema con los neumáticos o incluso con otros componentes de la moto, como las suspensiones, la transmisión…

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Redacción

Fotos:

Continental

Publicado el 04/06/2020

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #114: ¡Dulce libertad!

En el número 114 de Moto1pro retomamos las pruebas de motos después de la cuarentena con dos modelos sumamente interesantes para esta nueva era, la BMW F 850 GS Adventure, una moto que nos permitirá movernos sin límites en todos los escenarios, y la Honda Scoopy 125, una de las mejores herramientas de movilidad en ciudad. Además te contamos cómo revisar tus neumáticos, qué motos puedes llevar con el carnet de coche… y todo ello acompañado como siempre de nuestras secciones habituales.