Moto1pro
Moto de ensueño: Ducati F1 750 TT1 Tribute

Moto de ensueño: Ducati F1 750 TT1 Tribute

La F1 750 TT1 es una de las motos más icónicas de Ducati pero a día de hoy es prácticamente imposible de conseguir. ¿Te conformarías con este tributo?

Redacción Moto1pro
Redacción
Foto
Ride Apart
Fecha09/02/2022

Hablamos de:

Moto de ensueño: Ducati F1 750 TT1 Tribute
Redaccion Moto1pro
Redacción
Foto
Ride Apart

fecha09/02/2022


Cuando todavía faltan días para que se celebre la subasta final, esta Ducati ya ha alcanzado un valor de 10.000 dólares. Para aquellos que conozcan este negocio seguramente no les parezca una cantidad desorbitada cuando se trata de una moto de colección, pero justamente ahí está el truco: no se trata de la moto original, si no de un homenaje a la misma.

Con varias victorias a sus espaldas, la TT1 es una de las motos más icónicas y deseadas de Ducati. Este modelo es extremadamente raro y en concreto, la F1 750 TT1, era la versión homologada para asfalto de las motos originales de carreras que competían en el Tourist Trophy de la Isla de Man. Conseguir una moto así a día de hoy es prácticamente imposible.

Moto de ensueño: Ducati F1 750 TT1 Tribute

Ducati F1 750 TT1 Tribute

Se dice que este tributo en concreto corrió durante los años 80 en varios eventos de la Federación Americana de Motocicletas y de la Asociación Americana de Motociclistas. Entre las remodelaciones que se le han hecho se incluye también la de la carrocería, al adaptarla al estilo TT1 acabada en rojo y con rayas plateadas. Esta moto también monta un chasis similar al original, lo que aumenta su parecido.

Esta TT1 Tribute está equipada con un bicilíndrico en L de 748 cc. En 2012 el motor fue renovado y se le añadió, entre otros detalles, un cigüeñal equilibrado (en aquella época no era lo habitual), pistones de alta compresión, válvulas y culatas sobredimensionadas, un refrigerador de aceite con conductos de aceite externos, carburadores dobles Dell'Orto de 42 mm y un sistema de escape personalizado de acero inoxidable.

Calzando neumáticos Michelin Power Cup Evo, la  potencia de frenada está a cargo de un juego de pinzas Brembo Mk1. Las horquillas delanteras son marca Forcella, con un basculante reforzado de aleación de aluminio Verlicchi y un monoamortiguador Fox Racing de tres vías en la parte trasera.

De aquí a que se celebre la subasta final su precio seguramente seguirá subiendo. Habrá quien no esté dispuesto a pagar tanto al no tratarse de la original, pero seguro que para muchos pesa más el hecho de saber este tributo será lo más parecido a una TT1 que podrán conseguir jamás.