Moto1pro
Prueba Benelli Leoncino 800 y Trail: el cachorro se hace mayor

Prueba Benelli Leoncino 800 y Trail: el cachorro se hace mayor

La familia Benelli Leoncino se completa por ambos extremos con las 800, 800 Trail y también la nueva 125: probamos tres grandes novedades para 2022.

Ildefonso García
Benelli
18/06/2022

Hablamos de:

Prueba Benelli Leoncino 800 y Trail: el cachorro se hace mayor
Ildefonso García
Benelli

18/06/2022


ASPECTOS POSITIVOS

Equilibrada
Versátil
Cómoda

ASPECTOS NEGATIVOS

Pesadas (las 800)
Sin ayudas electrónicas
Freno trasero brusco

Cilindrada

754cc

Motor

2 cil. EFI DOHC

Potencia

76,2 CV a 8.500 rpm

Peso

222kg

Carnet

A2

Precio

8.090 €

Ver ficha técnica completa

Tras algo de retraso debido a la pandemia, la gama Leoncino (leoncito) se ha hecho mayor y cuenta con un modelo para casi cualquier usuario: 125, 250, 500 y 800. Las naked scrambler de la marca han crecido por arriba y por abajo con la 125 en el segmento de iniciación sin carnet de moto, además de las 800 y 800 Trail en la parte alta. Benelli nos llevó hasta la capital hispalense para probar tanto la más pequeña como las dos ottocento. No solo disfrutamos de una ciudad mágica sino que, encima, no hizo calor... ¿qué más se puede pedir?

Las 800 comparten motor, un bicilíndrico en línea de 4T refrigerado por líquido con 76,2 CV de potencia a 8500 rpm y un par máximo de 67 Nm a 6500 revoluciones. El propulsor, que ya lo conocíamos de la Benelli 752S, una de las naked de la marca, se ha puesto al día para cumplir la normativa de homologación Euro5. No falta un embrague antirrebote que nos echará una mano para que la moto no se descomponga cuando realicemos una reducción brusca.

Prueba Benelli Leoncino 800 y Trail: el cachorro se hace mayor

Benelli Leoncino 800, 800 Trail y 125

Al subirte en la Leoncino 800 lo primero que notas es que es estrecha de cintura, lo que unido a que el asiento se encuentra a 805 mm hacía que, con mis 174 cm de altura, llegase sin problemas con las plantas de los dos pies al suelo. Los reposapiés están una posición que ayuda a adoptar una postura natural sin que nos obligue a echar el cuerpo muy hacia delante. Así que la pose es bastante neutra, sin tener que ir al ataque con la barbilla encima del depósito. El generoso manillar ayuda a controlar una moto que no destaca por su ligereza (222 kg en orden de marcha). Un detalle curioso es la animación del panel digital TFT de cinco pulgadas, cada vez que se le da al contacto, vemos corriendo al rey de la selva. En el lado negativo tenemos que apuntar el reloj horario, minúsculo, y más todavía para los que vamos sobrados de años.

En lo que respecta a las suspensiones, en el tren anterior encontramos una enorme horquilla invertida Marzocchi sin posibilidad de reglaje con 50 mm de diámetro y 140 mm de recorrido. El amortiguador trasero tiene 130 mm de recorrido y se puede regular tanto la precarga (cuenta con un práctico pomo) como la extensión del hidráulico. Para detener al rey de la selva contamos con dos discos delanteros de 320 mm que van mordidos por sendas pinzas radiales de cuatro pistones en las que se puede leer la palabra Benelli. La dupla va apoyada por un disco posterior de 260 mm con pinza de dos pistones. Este último se mostró un poco brusco en su accionamiento. La Leoncino 800 se detiene con eficacia y la maneta cuenta con regulación para ponerla a la altura que mejor se adapte al tamaño de nuestros dedos, al igual que la del embrague. Benelli no ofrece mucho en cuanto a las ayudas electrónicas más allá del ABS de dos canales. Nos habría gustado contar al menos con control de tracción, un sistema que sería bienvenido en una moto cuyo propulsor entrega casi 80 CV.

El que no sea una moto alta junto con la palanca que proporciona el manillar son dos características bienvenidas porque la Benelli Leoncino 800 no es precisamente un peso pluma, si bien es cierto que en movimiento los kilos no se notan mucho. No estamos ante una moto pequeña en lo que a las dimensiones se refiere, por lo que los pilotos de mayor talla no se sentirán constreñidos.

Una vez que llegan las curvas, se comporta de forma noble. El tren anterior va plantado en el suelo y da confianza, a lo que contribuyen los cauchos Pirelli MT 60 RS. Unas gomas que se montan sobre todo en trail asfálticas y vienen con medidas de 120/70 – ZR17 y 180/55 – ZR 17. El resultado es un excelente agarre y una estética agresiva debido a los tacos, que llaman bastante la atención. Los espejos muestran con precisión lo que ocurre a nuestra espalda y se ajustan con facilidad para encontrar la posición más adecuada a cada piloto. El bicilíndrico en línea tiene un eje de equilibrado que anula las vibraciones que son poco perceptibles y solo puedes llegar a sentir algo de hormigueo en los puños cuando subimos el propulsor más allá de las 6000 revoluciones.

Pero el bicilíndrico destaca sobre todo por sus valores en medios, y es posible salir de las curvas en marchas largas sabiendo que el rey de la selva dará un zarpazo hacia delante. Otro aspecto que nos agradó fue el rugido del propulsor, que animaba a seguir disfrutando de las carreteras sevillanas. En la zona más alta del cuentavueltas, la entrega es plana y no tiene mucho sentido en este aspecto intentar sacarle los higadillos al bicilíndrico. A esto ayuda una caja de cambios suave que puede ser utilizada de forma instintiva.

La marca declara un consumo oficial de 4,9 litros a los 100 km. Lo que, teniendo en cuenta que el depósito de combustible es capaz de albergar 15 litros, supone una autonomía teórica de 306 km, suficiente para salir de viaje sabiendo que podemos recorrer un buen tramo antes de tener que buscar una gasolinera para pasar por caja. En los tiempos que corren, repostar no es precisamente la operación más agradable… En lo que se refiere a la velocidad máxima, Benelli habla de 190 km/h, pensamos que más que suficiente, no solo desde el punto de vista legal sino teniendo en cuenta lo que ha sido diseñada esta trail/scrambler/retro/naked.

Ya tienes la Leoncino 800 en los concesionarios oficiales de la marca, se puede adquirir tanto en gris como en marrón a un precio de 8.090 euros (7790 euros en la versión limitada a 35 kW -47,6 CV-).

Benelli Leoncino 800 Trail

Quizá la mayor diferencia entre ambos modelos es la versatilidad de la Trail debido a las suspensiones con un recorrido superior (140 mm / 140 mm en ambos trenes) y a la rueda delantera de 19 pulgadas. Ambas llantas son de radios y montan neumáticos Pirelli Scorpion STR 120/70 19” y 170/60 17” tubeless (sin cámara). La Trail es capaz de adentrarse por pistas de tierra, aunque teniendo en cuenta que la distancia libre al suelo de la que se dispone tampoco es la de una dakariana. Debo confesar que no tengo nada de experiencia en la conducción off-road. Hasta un neófito como yo puede adentrarse con esta 800 por las pistas porque tanto las suspensiones como los neumáticos enjuagaban las irregularidades del camino sevillano por el que nos condujo con gran maestría nuestro guía Enrique Vera.

Cuando se rueda por asfalto se comporta de manera más tranquila, debido a la rueda anterior de 19 pulgadas no cambia de trayectoria con la misma facilidad. Así que a la hora de negociar las curvas, en la entrada hay que animarla un poco más que a su hermana de carretera. Cuando queremos cambiar de dirección, pese a la mayor inercia que proporciona la rueda de 19 pulgadas, el generoso manillar ofrece un eficaz brazo de palanca para que metamos la Trail por donde queramos. Dicho esto, ninguna de las dos 800 son motos deportivas, sino que han sido diseñadas para disfrutarla solo o en compañía tanto en la ciudad como por carretera. Los 76 CV que entrega el propulsor son más que suficientes para el planteamiento de estas Leoncino.

Los sajones dicen que la belleza está en el ojo del que observa. La estética es algo personal pero la mayoría de los compañeros que coincidimos en la prueba sevillana estábamos de acuerdo en que la Trail tiene una estampa muy conseguida. El doble silenciador elevado, la placa para el dorsal y las ruedas de radios le confieren una imagen deportiva y clásica a la vez.

Me pareció una moto más atractiva, no solo por su estética sino por las posibilidades que ofrece, aunque quizá aquellos que midan menos de 170 cm deberán tener en cuenta que el asiento se encuentra a 834 mm. El mayor recorrido de suspensiones lleva implícito el que sea más alta que la versión de carretera. Esto no deberá ser problema para la mayoría de los jóvenes, pues la media está en 176 cm, aunque sí para muchas chicas. Entre los probadores que estuvimos en Sevilla había alguno de talla mediterránea (por debajo de los 170 cm) que así a todo se las apañó para disfrutar con la moto.

La Leoncino 800 Trail está disponible en gris, verde o marrón a un precio de 8.590 euros (8.290 euros en su versión limitada).

También "sin carnet": Benelli Leoncino 125

Tuvimos la oportunidad de probar a esta recién llegada, la más pequeña de la gama Leoncino, por el centro de la capital hispalense. A pesar de que pudimos cruzar con ella el antiguamente llamado río Betis en repetidas ocasiones, la toma de contacto con la más piccola de la gama fue breve. El mayor halago que podemos hacerle al modelo es que nada más subirte en ella te sientes como en casa. En la ciudad destaca por su manejabilidad y tiene como valor añadido una estética retro muy del gusto actual.

La Leoncino 125 va dirigida al novato/a que desee una moto práctica con una imagen que nos parece bien conseguida y que sigue los patrones estilísticos de toda la familia. El monocilíndrico de cuatro tiempos de 125 cc con cuatro válvulas y un solo árbol de levas en cabeza está refrigerado por líquido. El propulsor rinde una potencia de 12,8 CV (9,4 kW) a 9500 rpm con un par máximo de 10 Nm a 8500 revoluciones. Benelli anuncia un consumo de 2,2 litros a los 100. Otros puntos destacables son el cuadro de mandos digital y la iluminación LED.

En el tren anterior encontramos una horquilla invertida de 35 mm de diámetro con un recorrido de 125 mm, además de un monoamortiguador trasero con un recorrido de 53 mm. El leoncito se detiene gracias a un disco anterior de 280 mm apoyado por uno de 220 detrás. Aunque hay un sistema de frenada combinada, echamos de menos el ABS. El peso en orden de marcha (depósito de 12,5 litros) se queda en 145 kg. La Leoncino 125 ya está disponible en colores verde, gris mate, blanco o rojo a un precio de 3.290 euros.

La moto al detalle...

Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Cuadro de instrumentos TFT

El cuadro de instrumentos es una atractiva pantalla TFT de cinco pulgadas, cada vez que se enciende la moto comienza con una animación del león de la marca.

Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Faros de LED

Faro y piloto son de LED, en la parte delantera no falta el llamativo "arco romano", una seña de identidad del modelo. 

Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Motor bicilíndrico con bajos y medios

El bicilíndrico en línea, más que por su comportamiento a altas vueltas, destaca sobre todo por sus bajos y medios. 

Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Amortiguador trasero regulable

El monoamortiguador trasero tiene un práctico pomo para regular la precarga, también es posible cambiar la extensión del hidráulico. 

Galería de fotos

Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Prueba nueva Benelli Leoncino 800: el cachorro se hace mayor
Ildefonso García

Ildefonso García

Moto1pro
Ildefonso García

Ildefonso García

Tras estudiar periodismo e inglés, en los 80 me publicaron una entrevista con Kenny Roberts y desde entonces estoy en este mundo. Dispuesto a aprender hasta la caída de la bandera ajedrezada.

Relacionados