Kawasaki J125

Prueba Kawasaki J125 2016

Estrenamos el J125, el primer scooter ligero de la historia de Kawasaki en Europa. Basado en el J300, ofrece todas las prestaciones y detalles que necesitas para la ciudad.

Autor:
Nacho Aróstegui
Foto:
Jorge Martín
Publicado el 03/02/2016
Kawasaki J125

ASPECTOS POSITIVOS

Diseño
Consumo
Manejo en parado

ASPECTOS NEGATIVOS

Potencia
Protección aerodinámica

J125: 4.199€ (PVP) / 3.799€ (Promoción KawaGo)

J125 SE: 4.599€ (PVP) / 4.199€ (Promoción KawaGo)

¿Por qué 125?

Tras conocer los datos de ventas de motocicletas en el año 2015, no es de extrañar que Kawasaki haya decidido meterse de lleno en el mercado de los scooter de 125, mercado líder en España.

Tras el éxito de su hermano mayor, el J300, Kawasaki necesitaba un modelo que sirviese como puerta de entrada a la marca. De hecho, con el J125, completa la gama de Kawasaki entrando en un mercado donde no tenían presencia.

Kawasaki J125

Deportivo y con clase

El J125, desarrollado por Kawasaki Motors, utiliza la misma base que el J300. No hay cambios visibles en cuanto a la estética, sigue manteniendo el diseño agresivo que lo caracteriza con el doble faro delantero y el tamaño que lo sitúa como un scooter ligero pero deportivo. No solo mantiene en común con su hermano mayor la estética, sino que se le han incorporado también detalles como las luces de posición led, manetas regulables, intermitentes integrados, reposapiés para el pasajero tipo moto o la luz trasera de leds, que recuerda a la gama Z de mayor cilindrada y proporcionan al conjunto un aspecto deportivo y elegante.

Donde más ha centrado la atención Kawasaki ha sido en el asiento. Con tapizado bicolor y un diseño ergonómico, proporciona una comodidad notable gracias a su grueso acolchado. Sin embargo, han preferido ofrecer comodidad y sacrificar el hueco bajo el asiento (con luz interior led), en el que únicamente cabe un casco integral y algún otro elemento. Una vez abierto, se mantiene fijo gracias a un amortiguador que nos facilita las cosas a la hora de acceder a él. Además cuenta con un gancho de carga plegable en la parte posterior del frontal y una guantera lateral con una toma de corriente de 12V.

El interruptor de encendido cuenta con un obturador para disuadir a los amigos de lo ajeno, que se puede abrir y cerrar con la parte trasera de la llave de contacto. En cuanto al cuadro de mandos, incorpora 2 esferas analógicas (velocidad y rpm) y una pantalla LCD multifunción con información sobre la temperatura del motor, nivel de gasolina, hora, odómetro parcial doble, indicador de servicio de aceite y de aviso de motor.

Rendimiento urbano

Subido al J125 la sensación es de control total. Es un scooter grande, aunque alguien que supere el 1,80m de altura puede que eche de menos algo más de espacio para las piernas. El manillar ancho y el asiento amplio te permiten colocarte en una posición cómoda y transmitirte confianza en todo momento. Si nos adentramos en ciudad y callejeamos, podemos ver lo fácil que es manejarlo gracias al equilibrio entre agilidad y estabilidad proporcionado por una rueda delantera de 14” y trasera de 13”. Además, uno de los detalles que más llama la atención es el recorte cóncavo que tiene el carenado en los laterales, facilitando así el llegar al suelo y maniobrar en parado.

Al igual que con el J300, Kawasaki ha apostado de nuevo por un propulsor de la marca Kymco, un monocilíndrico de 125cc, 4 tiempos, 4 válvulas y refrigeración líquida que rinde una potencia de 14 cv que combina suavidad con un toque deportivo. Le cuesta salir un poco desde parado, pero una vez estás en movimiento, se desenvuelve sin problemas a pesar de su peso (182 kg en orden de marcha), incluso con 2 personas. Cuenta con un depósito de 13 litros, que proporciona una autonomía más que suficiente para no pasar por una gasolinera durante días. Este modelo comparte la suspensión (horquilla telescópica de 37mm y doble amortiguador trasero ajustable en precarga) y el sistema frenos (Disco lobulado de 260mm delante y 240mm detrás con pinzas de 2 pistones) con el J300, ofreciendo un comportamiento digno de un scooter de mayor cilindrada. Además, uno de los atractivos para este modelo es la posibilidad de incorporar el sistema ABS, que sumándolo a unos latiguillos metálicos, proporcionan la seguridad necesaria en caso de frenada de emergencia. El sistema es algo intrusivo en la rueda trasera, pero con un funcionamiento muy correcto en la delantera.

Está diseñado para un uso urbano y una conducción tranquila pero con una respuesta rápida y deportiva que busca más la eficiencia que las prestaciones. Con él puedes salir a carretera, pero no esperes realizar adelantamientos ni circular a altas velocidades, porque su velocidad máxima no sobrepasa los 120 km/h. No es para el uso al que está destinado, por lo que no necesitaremos más de lo que nos ofrece para el 90% de las ocasiones. Además, si queremos aceleración y velocidad punta, tenemos la opción del J300.

No os dejéis engañar por este 125 disfrazado de 300, un scooter polivalente con un diseño deportivo que nos encanta y seguro, va a dar mucho que hablar.

El J125 está disponible en 2 versiones, la normal en 2 colores (blanco y negro) y la SE (Special Edition) en color negro mate con vinilos de diseño, dándole un toque más deportivo y exclusivo.

Kawasaki pone a nuestra disposición una serie de accesorios para aumentar la capacidad y comodidad en nuestro día a día:

Topcase de 30L, 39L o 47L, pantalla más alta con protección para las manos, manta para las piernas, protectores de puño para el frío, bolsa central, soporte GPS, entre otros.

 

 

 

Detalles de la moto

Diseño J125

Los faros dobles, la cúpula inclinada y las líneas afiladas, lo convierten en el scooter con aspecto más deportivo de su categoría.

Un cuadro compuesto por 2 esferas analógicas y una pantalla LCD donde encontrarás toda la información necesaria para el día a día.

ABS J125

Un sistema firmado por Bosch y que ofrece Kawasaki de manera opcional para este modelo con un funcionamiento eficaz.

Reposapiés J125

Un detalle que llama poco la atención a simple vista pero que una vez subidos se agredece. Ofrece un hueco para colocar las piernas y llegar al suelo más fácilmente.

Asiento J125

Uno de los detalles en los que se ha centrado Kawasaki, para ofrecer un asiento de diseño, con un acolchado generoso que lo convierte en uno de los más cómodos y prácticos de su categoría.

Texto:

Nacho Aróstegui

Fotos:

Jorge Martín

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #104: ¡KTM vs Triumph, comparativa Touring de altas prestaciones!

En este nuevo número de Moto1pro probamos dos de las motos Touring más tecnológicas del mercado, la KTM 1290 Super Duke GT y la Triumph Tiger 1200 XRt. Además, probamos la Macbor Johnny Be Good, rodamos de la calle al circuito con Continental y volvemos a poner a la Yamaha Niken a prueba, en un recorrido de 400km desde sierra Nevada hasta el Cabo de Gata. También entrevistamos a José Rovira, CEO de Corver y comparamos a las dos Trail medias del momento.