Prueba Yamaha XSR700

Prueba Yamaha XSR700: Faster Sons

La nueva Yamaha XSR700 es la nueva naked clásica de la firma japonesa, una moto que combina todas las virtudes de la fantástica Yamaha MT-07 con un diseño vintage para conseguir un concepto totalmente neo-retro y personalizable

Autor:
Roberto Ruiz
Foto:
Yamaha
Publicado el 30/10/2015
Prueba Yamaha XSR700

ASPECTOS POSITIVOS

Motor
Estética
Agilidad

ASPECTOS NEGATIVOS

Protección
Instrumentación sólo digital
Espacio pasajero

La nueva Yamaha XSR700 ya está aquí. Ya te adelantamos esta nueva Yamaha el pasado verano y ahora, por fin, la podemos poner a prueba. Hemos acudido a Cerdeña, Italia, para conocer de primera mano esta nueva creación japonesa, una moto que entra de lleno en la gama Sport Heritage de Yamaha y que pone en marcha su filosofía Faster Sons, con la que se defiende el respeto por el estilo clásico y las líneas de diseño más míticas de la marca, pero siempre usando la tecnología más actual para conseguir un comportamiento dinámico de primera.

Yamaha se puso a trabajar con el fabricante Shinya Kimura, afincado en Los Ángeles, y empezaron a surgir sus primeras líneas. A partir de una Yamaha MT-07, Kimura le dio una vuelta al concepto con el resultado de una moto hecha para el mundo real y que combine perfectamente el estilo retro y la tecnología de vanguardia. Así, con inspiración en la mítica Yamaha XS650, se puede decir que la Yamaha XSR700 es toda una creación Faster Sons.

Prueba Yamaha XSR700

Inspirada en el pasado, hecha para el futuro

La Yamaha XSR 700 tiene la suerte de beneficiarse de todo lo bueno que puede ofrecer la exitosa Yamaha MT-07. Con un producto tan sumamente eficiente como ha resultado ser la MT-07, con el que Yamaha ha reventado el mercado, era de esperar que la firma de los diapasones no tardase en sacarle partido en otros segmentos. Y sí, la XSR 700 es una moto retro, pero que eso no te haga pensar que se trata de una moto sosa, aburrida y anodina, sino todo lo contrario. La herencia clásica está sólo en sus líneas, la herencia genética le llega de la MT-07, y por si no lo sabías… se trata de una de las motos con mejor relación calidad/precio del mercado, si no la mejor.

Un nuevo manillar que nos deja las manos más altas y más cerca, junto a un asiento 10 mm más alto, y los pies en el mismo sitio que en la MT-07 es lo que nos deja una posición de conducción más relajada. Suspensiones, frenos y motor son idénticos a los de la Yamaha MT-07. Una horquilla convencional y un monoamortiguador trasero son los encargados de plantar la moto en el suelo y lo hacen muy dignamente, con estabilidad, precisión y aplomo en todo tipo de conducción, y sólo si apretamos los dientes y dejamos salir nuestro lado más deportivo les podemos sacar un poco los colores, sobre todo a una horquilla que peca de un tarado algo blando en fuertes frenadas ya que no permite ser regulada. Pero sólo cuando le buscamos las cosquillas, por lo general cumple de sobra con su cometido, con un buen compromiso entre firmeza y confort.

Yamaha XSR700

Los frenos siguen la misma línea, con dos discos de 282 mm delante y pinzas de cuatro pistones, que cumplen sin compromisos en todo momento, y con un trasero con bastante recorrido en la palanca y con un ABS que salta quizá un poco pronto. Porque eso sí, la Yamaha XSR 700 cuenta con frenada ABS de serie, por lo que si comparas su precio con el de la Yamaha MT-07… hazlo fijándote en su versión ABS.

Si hablamos del motor de esta XSR 700… se nos quedan cortos los piropos. Ya nos pasó cuando probamos por primera vez la MT-07, y es que con este bicilíndrico Yamaha ha conseguido un propulsor que es una verdadera delicia. Es ligero, compacto, con unas altas dosis de par que empujan con fuerza en un amplísimo abanico de revoluciones y los CV justos y suficientes para que se nos dibuje una sonrisa nada más enroscar el puño de gas. Es rápido, alegre, divertido, atrevido… un motor que enamora, en definitiva. Disponemos de 75 CV, pero teniendo en cuenta los escasos 186 Kg que esta moto pesa en lleno la relación peso/potencia no sale nada mal. Vamos, que ahí donde ves esta XSR, con su diseño de niña buena, ni te imaginas lo fácil que es levantar la rueda como el que no quiere la cosa. 

Vamos a pasarlo bien

La Yamaha XSR 700 es una fuente de diversión, tal cual. Las reviradas carreteras de Cerdeña así nos lo demostraron, y es que la combinación de la filosofía Faster Sons ha obtenido sin duda los resultados que la marca esperaba.

En la isla italiana había llovido cuando tuvimos la oportunidad de subirnos a las motos, empezamos a rodar sobre mojado y se nos aguó un poco la fiesta, pero en cuanto el sol empezó a apretar y a secar el asfalto de las carreteras la cosa empezó a tomar otro color. Entre el equilibrio que proporciona su completa parte ciclo y un motor tan alegre como este crossplane de cigüeñal a 270º la fiesta no había hecho más que empezar.

Mover la XSR es cosa de niños, ligera, manejable y súper intuitiva, con una posición de conducción relajada y confortable, pero con un tacto del tren delantero que te permite sacarle el máximo partido a cada curva. De hecho ¿quizá los avisadores de los estribos le vienen un poco largos? en cuanto empiezas a disfrutar de su paso por curva puedes llegar a rozar, síntoma de la confianza que transmite esta Yamaha a la hora de inclinar.

Luego está el nervio de su motor, con un par súper lineal que parece que no deja nunca de empujar y que entre curvas te permite meter tercera y olvidarte, aunque caigas de revoluciones en las curvas más lentas no tendrá mayor problema para sacarte disparado de nuevo hacia la siguiente curva. Cada marcha la estira rápidamente y sorprende el empuje que puede llegar a tener para no ser un motor especialmente potente. Pronto puedes llegar a pensar que 75 son suficientes CV para pasárselo bien en la vida.

Un mundo de personalización

Con la Yamaha XSR700 la firma japonesa pone ante ti un lienzo en blanco para que tú mismo le des forma y color. En su catálogo pone a tu disposición un gran número de accesorios con los que retocar allí y allá, añadir, poner, quitar y sustituir a tu antojo. ¿Una pequeña cúpula? ¿Fuelles para la horquilla? ¿Otro escape? ¿Otras tapas? ¿Otro asiento? Todo lo tienes a tu alcance para que des forma a tu XSR perfecta. De hecho, te recomendamos encarecidamente que te descargues la App My Garage de Yamaha, con ella podrás hacerte tu XSR 700 a medida, entre otros modelos Sport Heritage de la casa. Un detalle importante es que Yamaha ha modificado el chasis de la MT-07 para que en la Yamaha XSR700 el subchasis sea desmontable, por si quieres llevar la personalización un paso más allá.

¿Quieres más? Siempre puedes ponerte en contacto con el preparador alemán JvB-moto para hacerte una Yard Built XSR700 “Super 7” tan espectacular como esta que aquí puedes ver.

Yamaha XSR 700 Super 7

Y por supuesto, para que a esta XSR no le falte un perejil, Yamaha ha desarrollado junto a las mejores marcas de equipamiento toda una gama de ropa y complementos Faster Sons para que no te falte de nada, vayas a la moda y te sientas “100% sport heritage”.

Detalles de la moto

Prueba Yamaha XSR700

La Yamaha XSR700 ha heredado el motor Crossplane de la MT-07 bicilíndrico en paralelo de 689 cc, de 75 CV de potencia y un alto par de 68 Nm a 6.500 rpm. Una verdadera delicia de motor, alegre, divertido y apto para un gran abanico de público.

El equipo de frenos se compone por dos discos delanteros de 282 mm y otro trasero de 245 mm. El ABS en la Yamaha XSR700 es de serie. 

Prueba Yamaha XSR700

El cuadro de instrumentos es completamente digital. Toda la información se concentra en una esfera donde se informa de revoluciones, velocidad, nivel de combustible, marcha engranada, hora, trips, consumos, temperatura del motor, temperatura ambiente y un buen número de chivatos.

Prueba Yamaha XSR700

Los detalles retro se dejan ver en cada una de sus líneas, desde el faro pequeño y redondeado que pone cara a esta XSR700 hasta el colín, el piloto trasero redondo, las tapas laterales o el manillar.

Prueba Yamaha XSR700

Yamaha ha preparado una amplia gama de accesorios con los que personalizar la XSR 700, desde una pequeña cúpula a diferentes tipos de escapes, tapas, asientos, embellecedores, fuelles para la horquilla, alforjas... de todo un poco.

Relacionados

Texto:

Roberto Ruiz

Fotos:

Yamaha

Publicado el 30/10/2015

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #117: La Moto, la solución

En el 117 la Moto es la Solución. Te enseñamos sus beneficios y tras probar la Peugeot Metropolis nos preguntamos: ¿Qué es mejor, 3 o 2? Pero sois vosotros los que nos contáis por qué habéis elegido un Scooter en “Tu opinión cuenta”. Y nos ponemos el casco, un HJC RPHA 11, para probar la precisión de la KTM Duke 890 R y la deportividad de la Ducati Panigale V2, con la que no sé si podríamos haber hecho la RodiBook 2020. Lifestyle, El niño de la curva, MotoSpirit... ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!