5 cosas que nunca debes hacer en moto

5 cosas que nunca debes hacer en moto

Los motoristas estamos mucho más expuestos y somos más vulnerables cuando circulamos por la carretera. Hoy os damos 5 consejos que os pueden ahorrar más de un susto.

5 cosas que nunca debes hacer en moto
María Bello
Archivo

09/06/2021


Encima de las dos ruedas la sensación de libertad es infinitamente más alta que en otros vehículos, pero también estamos mucho más expuestos a cualquier peligro. Nuestra seguridad depende en gran parte de hacernos ver, cuando vamos en moto, que una buena colocación es clave para que el resto de conductores nos vean bien en todo momento y así evitar riesgos.

Aunque no lo parezca, simplemente cambiando pequeñas costumbres que hemos adquirido con el tiempo encima de la moto pueden evitarnos muchos sustos. Estos son 5 ejemplos que todo el mundo puede aplicar para evitar situaciones de riesgo en moto.

Evita los puntos ciegos

Algo fundamental para circular con seguridad, especialmente en ciudad. Cada día hay más coches en carretera y quedarse en un punto ciego cuando el tráfico es muy denso implica muchos riesgos. Tenemos que situarnos donde seamos más visibles para estar siempre al alcance de la vista del resto de vehículos.

Inconscientemente, muchas veces al parar nos colocamos situados en los puntos ciegos de sus espejos retrovisores, y ahí está el error. Lo mejor es acelerar un poco y ponerse delante (dejando incluso varios metros de seguridad), porque si vas circulando al lado de un coche a la altura de sus puertas traseras y este pega un volantazo, posiblemente saldrás perjudicado. Un truco para saber si el conductor de un coche te está viendo a ti, es que tú puedas verlo a él por su propio retrovisor. Si lo ves, estate seguro de que él te tiene dentro de su campo de visió. 

No salgas el primero en un cruce

Todos hemos salido disparados en más de una ocasión cuando en un cruce regulado por semáforos este se pone en verde. Otro error que a veces cometemos sin ser conscientes del peligro que corremos porque muchas veces algún vehículo que viene del otro lado apura su turno para pasar y cruza cuando su semáforo ya está en rojo. Si esto ocurre el primer perjudicado serás tú, porque si sales corriendo nada más se pone en verde, se cruzará contigo.

La mejor opción antes de salir embalado es comprobar antes que todos los que debían detenerse en su semáforo lo han hecho y así poder cruzar sin peligro.

5 cosas que nunca debes hacer en moto

No te detengas en el centro del carril

Mejor hazlo a un lado de este. Puede parecerte una tontería, pero tiene toda la lógica. Si tienes que parar porque el semáforo está en rojo o porque hay una señal de stop, no sería tan raro que el vehículo que va detrás de ti se despiste, no vea el semáforo (o la señal) y te lleve por delante. Si estás situado a un lado del carril es más fácil evitar el impacto del que venga por detrás.

Se puede aplicar el mismo consejo si eres tú quien sigue a otro vehículo: no te pares justo detrás, mejor hazlo en un lateral porque si el vehículo que te sigue a ti por detrás no frena evitarás el  peligro de quedarte atrapado entre ambos.

Ten cuidado con los vehículos que hacen giros ciegos

A veces en ciudad circulamos por calles que son muy estrechas. Si vas por una de ellas con tu moto ten mucha precaución cuando estés llegando a una intersección y no te sitúes en el lado en el que aparece esa calle. Es decir, si la calle está a tu izquierda, sitúate a la derecha de ella, porque si aparece un coche que cruza tendrá que asomarse mucho para ver si viene alguien y esto implica que, en calles estrechas, el coche invade la calle por la que tú circulas, por lo que no sería de extrañar que el coche invada parte de tu carril.

Ocurre lo mismo en calle donde hay una fila de coches aparcada en cordón y una intersección tras ellos. El vehículo que se incorpora tiene que asomarse porque los coches aparcados le impiden ver si puede incorporarse o no. Ante una situación así sitúate siempre en el lado opuesto a la incorporación de esa calle.

Evita los adelantamientos arriesgados

¿Quién no se pone nervioso cuando va detrás de alguien que conduce muy lento o que frena constantemente? Es imposible no hacerlo. En cambio, aunque nos desesperemos, a veces es mejor tomárnoslo con calma, especialmente si circulamos por ciudad: ¿Y eso por qué? Porque aunque creamos que sabemos la trayectoria de ese vehículo, a lo mejor de repente hace un giro hacia el lado por el que tú estás pasando y te arrolla.

Estas situaciones también se dan en carreteras abiertas, y la tentación de adelantar en línea continua cuando nos encontramos a alguien muy lento en una zona de rectas largas son muy altas, pero las consecuencias que podemos sufrir también lo son. Aunque en ese momento te cueste resistirte, lo mejor es esperar a que se den las condiciones apropiadas para adelantar, no vale la pena arriesgarse a hacerlo en un punto donde puede haber curvas ciegas y te puedes encontrar, sin esperarlo, con vehículos que vienen de frente.

María Bello

María Bello

Observadora, curiosa y perseverante. Podría decirse que soy algo así como un cóctel periodístico: la música, la televisión y el motociclismo conforman mi trío de pasiones. Quién le iba a decir a mi yo del pasado, que cada domingo sin excepción se sentaba (y se sienta) delante de la tele a ver las carreras, que unos años más tarde iba a poder escribir sobre ello.

Número #129: Vuelta al cole en moto

En el número 129 de Moto1Pro volvemos al cole. No solo te damos consejos para conducir con menores sino que te enseñamos cuáles son las mejores motos y scooter para hacerlo con y sin carnet. Te contamos qué dice la ley sobre menores en moto tanto en España como en UE y te revelamos todo lo que debéis saber sobre el equipamiento para niños. Además, probamos la KTM RC 390 2022 y la Yamaha Tracer 9 y nos damos una vuelta por la Rodibook 2021 ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!