Viajar en scooter
6 razones por las que viajar en scooter es posible (y recomendable)

El mismo scooter que te lleva a trabajar cómodamente en la ciudad puede ser el medio de transporte en tus vacaciones. Aunque hay muchos más, te damos 6 motivos con los que demostramos que viajar en scooter es posible, e incluso recomendable.

Autor:
Redacción Moto1Pro
Foto:
Marcas
Publicado el 21/06/2019
Viajar en scooter

Aunque los scooters nacieron como un tipo de vehículo fundamentalmente urbano, como una solución al tráfico y a los desplazamientos diarios, su evolución ha hecho que cada día nos encontremos con modelos cada vez más preparados, más sofisticados, más potentes y más confortables, por lo que hoy en día viajar en scooter es algo totalmente viable.

Conforme las marcas fueron presentando scooters cada vez más y más grandes a casi todo el mundo aquello le pareció una excentricidad, esos vehículos que aparecieron para ser pequeños y compactos cada vez fueron adquiriendo más y más volumen, y al mismo tiempo motores cada vez más y más grandes. Se abrieron nuevos horizontes y al igual que surgieron modelos de scooters muy deportivos también aparecieron otros scooters de excelentes capacidades ruteras, y esos son los scooters que hoy son capaces de llevarnos de viaje.

Vamos a ver seis razones por las que viajar en scooter es posible, e incluso recomendable. Las motos turismo, sport turismo y maxitrail son las reinas de los viajes, pero si no quieres tener un vehículo para el día a día y otro para las vacaciones, entonces lo que tú necesitas es un scooter de media cilindrada y corte turístico. Un buen scooter GT capaz de llevarte bien lejos, a ti y a tu acompañante, y algún accesorio para aumentar la capacidad de carga. No necesitas más para lanzarte a recorrer kilómetros sobre dos ruedas. Y estos motivos nos dan la razón.

Viajar en scooter

1. Es fácil llevar equipaje en un scooter

Los grandes scooters GT son los idóneos para viajar en scooter, aunque cada uno viaja como quiere o como puede, eso hemos de tenerlo claro. Lo bueno es que cuanto más grande, por lo general, mayor será su capacidad de carga bajo el asiento. Y hay huecos verdaderamente enormes el mercado.

Para ampliar esta capacidad de carga y facilitar el transporte de equipaje es sencillo instalar un baúl trasero, rápido y accesible, así como incluso alforjas o maletas laterales, como en una moto, y también una bolsa de túnel, para aprovechar el espacio entre los pies. Lo más recomendable es situar el equipaje más pesado bajo el asiento para así rebajar el centro de gravedad.

Viajar en scooter

2. La protección aerodinámica es excelente

Otra de las virtudes de los scooters GT es la de su amplia y generosa protección aerodinámica, y eso es algo que viene de serie en casi todos los casos. No ya solo por montar pantallas muy protectoras y altas, algunas de ellas incluso regulables electrónicamente según el modelo del scooter, sino por ofrecer también escudos anchos y voluminosos. Además, en un scooter las piernas van recogidas tras el escudo, por lo que el aire prácticamente solo nos afectará en los brazos.

Si quieres que aún sea mayor, o si vas a viajar en invierno, siempre puedes montar una manta térmica, que mantendrá calientes pies, piernas y cintura, así como protectores de puños, o incluso manoplas si el frío aprieta de verdad.

Viajar en scooter

3. El asiento es cómodo y la posición relajada

Los asientos de los scooters son amplios y generosos, suelen tener un buen mullido y son confortables incluso con el paso de los kilómetros. Hay modelos que incluso equipan asientos calefactables, como las mejores motos turísticas.

Además, la posición a los mandos de un scooter es relajada, sin forzar brazos o piernas, dejando todo el cuerpo en una situación natural.

Viajar en scooter

4. El mantenimiento en el viaje es mínimo

En un scooter echarás gasolina, mirarás si acaso el nivel de aceite del motor si vas a recorrer muchos kilómetros y… poco más. Igual que en el día a día. De la transmisión puedes olvidarte, aquí no hay cadenas que engrasar o tensar, por lo que eso implica un bote menos entre tu equipaje y un tren trasero más limpio.

Presta atención al estado de los neumáticos, eso sí. Como en cualquier moto aquí también son parte fundamental de nuestra seguridad y del propio disfrute del viaje y la carretera.

Viajar en scooter

5. Confortable incluso para dos personas

Las motos turismo y las grandes trail también tienen esto en cuenta, pero en el resto de tipo de motos la situación puede ser más comprometida. En un scooter eso no pasa, jamás (o casi).

Por norma general, el asiento del acompañante es igual de cómodo que el del piloto, ancho y bien mullido por lo general. Además, puedes encontrar algún modelo que incluya respaldo para el pasajero, si es que no optas directamente por un baúl trasero que además de maletero te haga las funciones de respaldo.

Viajar en scooter

6. Es práctico en todo momento

Lo bueno de un scooter es que nunca deja ser práctico. Si estás de viaje y dejas el equipaje en un hotel cada vez que te muevas con él para visitar una ciudad tendrás contigo un vehículo urbano, cómodo para moverte de un lado a otro y muy útil.

No hay nada más incómodo que ir a visitar un monumento, un museo o un lugar de interés y tener que ir cargando con el casco, la chaqueta, los guantes, etc, etc. Eso en un scooter, gracias a tener un gran hueco bajo el asiento, tiene fácil solución.

Texto:

Redacción Moto1Pro

Fotos:

Marcas

Publicado el 21/06/2019

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #103: KTM vs Honda ¡Duelo Naked!

En el nuevo número de Moto1pro enfrentamos a las Naked de cilindrada media de Honda y KTM, la KTM 790 Duke y la Honda CB 650 R. También asistimos a las presentaciones de las nuevas SYM HD 300 y Rieju Tango 2.0 y entrevistamos a los responsables de Marketing y Comunicación de Yamaha España en una jornada de E-MTB. Además, asistimos a un espectáculo de saltos sin comparación en el Nitro Circus, y en la sección Off-Road probamos la nueva gama de enduro 2020 de Husqvarna.