Moto1pro
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord

A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord

Tras modificar la moto eléctrica para conseguir una mayor potencia, Max Biaggi ha marcado un nuevo récord de velocidad mundial con la Voxan Wattman: ¡470 km/h!

A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
María Bello
María Bello
Foto
Voxan

fecha02/12/2021


Objetivo que se propone, objetivo que consigue. Max Biaggi lo ha vuelto a hacer, el cuatro veces Campeón del Mundo de 250cc (y dos de SBK) y ex piloto de MotoGP, ha vuelto a batir un récord mundial de velocidad encima de la Voxan. El italiano ha superado los 470 km/h en pista.

No es, ni de lejos, el primer récord que Biaggi y Voxan consiguen desde que trabajan juntos. En 2020, el equipo francés y el piloto batieron hasta 11 récords mundiales de velocidad en motos eléctricas, pero está claro que no les pareció suficiente porque entre el 18 y el 23 de noviembre de este mismo año, la filial de Venturi y el italiano consiguieron  21 récords con una moto eléctrica que había sido preparada para la ocasión.

El equipo francés estuvo trabajando para  que la nueva Wattman pesase menos de 300 kilos, algo que consiguieron gracias al nuevo sistema de baterías que integra esta “moto”, y lo ponemos entre comillas porque echando un vistazo a las fotos lo cierto es que dista mucho de lo que nosotros entendemos cuando escuchamos esa palabra. Además del peso, los ingenieros también mejoraron la potencia, que pasó de 270 a 320 kW con un par motor de 1.360 Nm.

Para aumentar la estabilidad direccional, la distancia entre ejes se amplió casi 16 centímetros, hasta los 1.957 milímetros. En el nuevo modelo, el piloto se acuesta a una altura de 68,6 centímetros (antes 61 cm). Por su parte, Michelin ha fabricado unos neumáticos con dimensiones especiales: 120/70-17 delante y 190/55-17 detrás. Las piezas del carenado también se han rediseñado por completo, por lo que el Wattman puede conducirse con y sin él.

A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord

Una vez incorporados todos los cambios solo quedaba comprobar si habían sido suficientes para conseguir una nueva marca mundial, y así fue. El escenario escogido para la ocasión no fue otro que el Centro Espacial Kennedy de Florida (Estados Unidos). Allí Biaggi se subió encima de la remodelada Voxan y consiguió el récord mundial de velocidad sobre una “moto eléctrica parcialmente aerodinámica de menos de 300 kilos” al alcanzar los 455,737 km/h.

Según el reglamento de la FIM, el valor del récord es la media de dos recorridos en una hora. La velocidad de la Wattman se midió desde una salida en vuelo de más de un kilómetro en direcciones opuestas, por lo que según la Federación, la velocidad final es el promedio de las dos velocidades registradas en estas dos carreras. Sin embargo, nada más arrancar la Voxan llegó a registrar una velocidad de 470,257 km/h. ¡Lo nunca visto!

Como si no fuese suficiente, se propusieron también batir el récord en la clase de "motocicletas eléctricas no aerodinámicas de menos de 300 kg". Deshaciéndose del carenado y rigiéndose por la misma normativa de la FIM, consiguieron alcanzar los 369,626 km/h. ¿Supone esto resultado otro récord mundial? Te estarás preguntando… La respuesta (aunque en el fondo seguro que ya te la imaginas) es .

A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
A 470 km/h: Max Biaggi bate con la Voxan eléctrica otro récord
María Bello
Instagram Linkedin

María Bello

Moto1pro
María Bello

María Bello

Observadora, curiosa y perseverante. Quién le iba a decir a mi yo del pasado, que cada domingo sin excepción se sentaba (y se sienta) delante de la tele a ver las carreras, que unos años más tarde iba a poder escribir sobre ello.

Instagram Linkedin