Honda CBR 1000 RR R SP 2020

Honda CBR 1000 RR-R Fireblade 2020: Electrizante

Con la Honda CBR 1000RR-R Fireblace 2020 se puede confirmar que la próxima temporada tendremos una excelente cosecha de motos deportivas al máximo nivel. La adaptación a la normativa Euro 5 y una electrónica de otro planeta son las claves.

Autor:
Juan Solo
Foto:
Honda
Publicado el 04/11/2019
Honda CBR 1000 RR R SP 2020

Honda no quiere perder terreno en el segment de las motos deportivas de la cilindrada máxima y para 2020 presenta una renovadísima CBR 1000 RR-R Fireblade, ya adaptada a la normativa Euro 5, lista para convertirse en candidata de la reina de la categoría junto con la Yamaha YZF R1, que se presentó el pasado verano, la BMW S 1000 RR o la Ducati Panigale V4 que también ha recibido algunos retoques este año.

La firma del “ala dorada” presenta su nueva CBR 1000 RR-R Fireblade 2020 como una moto cuyo foco se centra en la conducción en circuito, con unos inéditos niveles de prestaciones y de control. El punto de partida es el motor de cuatro cilindros en línea desarrollado para la RC213V-S, una moto “de calle” que es casi una réplica de la moto que lleva Marc Márquez en el Mundial de MotoGP.

Entre las características principales del motor de carrera corta destaca que utiliza tecnologías de baja fricción y de consumo eficiente, con bielas de titanio y pistones de aluminio forjado. El control de par que Honda denomina HSTC se ha mejorado, junto con el control de arranque, control de potencia y freno motor y control de “caballitos”.

La potencia máxima del nuevo motor de la nueva Honda CBR 1000 RR-R 2020 Fireblade es de 215 cv a 14.500 vueltas y la cifra de par máximo de 113 nm a 12.500. Se ha aprovechado especialmente las entradas de aire desde el carenado para alimentar directamente la caja del filtro del aire. También el sistema de escape 4-2-1 que se ha desarrollado conjuntamente con Akrapovic. Para cumplir con la Euro 5 Honda ha tenido que aumentar el tamaño del catalizador. Por su parte Akrapovic ha realizado silenciador de titanio, realmente pequeño y bastante liviano. La posición de este elemento ha sido estudiada para favorecer el centrado de masas de la moto.

Cuadro de instrumentos de la Honda CBR 1000 RR-R 2020

El peso inercial del motor se ha reducido en un 75 por ciento y las fricciones también gracias al uso de una tecnología en los lóbulos de las levas tipo DLC (Diamond Like Carbon) que también se usan en la RC 213V-S.

El interior del motor de la nueva Honda CBR 1000 RR-R Fireblade 2020 está cargado de tecnología. El aumento de temperatura del los pistones se controla con un sistema que rocía el aceite refrigerante en múltiples direcciones en cada ciclo, un sistema que se controla a bajas revoluciones para limitar la pérdida de presión de aceite y reducir la fricción.

Honda CBR 1000 RR-R 2020

La electrónica, como ya no puede ser de otra forma, está comandada por una unidad de medición inercial (IMU) de seis ejes que también interviene en las suspensiones Showa delantera y trasera y en el amortiguador de dirección con tres niveles de intervención.

Los modos de conducción de la Honda CBR 1000RR-R Fireblade son tres por defecto, pero completamente configurables en entrega de potencia con cinco niveles, freno motor con tres niveles y control anti-caballitos, tambíen con tres niveles. El control de par tiene tres niveles de intervención que se ajusta con el control de deslizamiento de la moto. También la Honda Fireblade 2020 cuenta con control de salida desde parado.

También la unidad de medición inercial sirve para la intervención del ABS en dos niveles. Los frenos delanteros son unos Nissin radiales con pinzas de cuatro pistones y discos de 330 mm. de diámetro.

Detalle de la Honda CBR 1000 R-RR 2020

El chasis de la nueva Fireblade 2020 también es completamente nuevo, una estructura de aluminio tipo diamante que usa la parte trasera del motor como elemento estructural. El basculante es más largo y también se inspira en el de la Honda RC 213V-S. Se ha buscado un perfecto equilibrio entre reparto de pesos y rigidez.

La suspensión delantera es una Showa BPF (Big Piston Fork) con barras de 43 mm. de diámetro y con regulables electrónicamente en tres niveles. Detrás también encontramos un amortiguador Showa completamente regulable

En el carenado encontramos ya los alerones que se han desarrollado en el Mundial de MotoGP, y que nos estabilizarán la Honda CBR 1000RR-R Fireblade en los apoyos de frenada y curva.

Una pantalla TFT con pantalla de cinco pulgadas sirve de cuadro de instrumentos completamente personalizable y, de serie, llevaremos una “Smart key” que nos servirá de llave de contacto.

Los desarrollos de la Honda CBR 1000 RR-R tiene mucho de la experiencia de Marc Márquez

Honda CBR 1000 RR-R Fireblade SP

Si la configuración estándar de la Honda CBR 1000RR-R Fireblade se te queda corta, también tienes una versión SP que mejora, en la medida de lo posible, suspensiones y frenos.

En esta versión encontramos frenos Brembo Stilema en lugar de los Nissin de la versión estándar. También la horquilla Showa se cambia por una sofisticada Öhlins NPX con barras de 43 mm. de diámetro. El amortiguador trasero de la versión SP es un Öhlins TTX36 Smart-EC. Estas nuevas suspensiones Öhlins ofrecen ajustes mucho más finos tanto delante como detrás y se pueden configurar de forma independiente de la configuración predeterminada y almacenar tres modos individuales.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Juan Solo

Fotos:

Honda

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #107: ¡Comparativa Scrambler!

En este nuevo número de Moto1pro enfrentamos la Husqvarna Svartpilen 701 contra la Ducati Scrambler Full Throttle y la Triumph Street Scrambler. Probamos a también a fondo la Kawasaki ZX-6R, toda una SuperSport de calle, y la Zontes V-310. Además, viajamos a Italia para tomar parte en el Rally Transitalia Marathon de la mano de T.ur, probamos cinco cascos réplica de pilotos de MotoGP y damos una vuelta por las cinco motos de película más impactantes. Además de nuestras secciones habituales…