Moto1pro
Honda: dirección autónoma para el carril y el viento cruzado

Honda: dirección autónoma para el carril y el viento cruzado

Honda ha desarrollado un sistema de dirección autónoma que ayuda a mantener la línea dentro del carril y en las situaciones con viento cruzado.
Honda: dirección autónoma para el carril y el viento cruzado
Facebook
Twitter
Whatsapp
Foto
cycleworld.com

fecha12/02/2024


Honda invierte una buena cantidad de dinero en conseguir que sus motos sean cada vez más seguras. En este aspecto, por multitud de razones -desde que las motos solo tienen dos puntos de apoyo hasta que son unos vehículos minoritarios y con un tamaño reducido- la seguridad activa va muy por detrás de la de los coches. En la industria del automóvil hay algunos modelos con una capacidad de conducción autónoma que hace unos años habría sido casi propia de la película Blade Runner.

Los compañeros de cycleworld.com han pillado unas patentes de Honda donde se muestra una nueva ayuda a la conducción desarrollada por el mayor fabricante del mundo. El invento es un sistema de dirección asistida que está a medio camino entre un amortiguador de dirección activo y una dirección automática. El servomotor va montado detrás de la pipa de dirección, unido a la tija a través de un brazo y unas varillas.

Honda: dirección autónoma para el carril y el viento cruzado

Honda: dirección autónoma

El sistema es capaz de mover por sí mismo la dirección de acuerdo con las órdenes que recibe de un ordenador. Este recoge información de multitud de fuentes, gracias al empleo de sensores de aceleración, velocidad, par y ángulo de la dirección, a lo que hay que sumar un radar y una cámara. El servomotor que gobierna la dirección no interviene y deja al piloto el control, solo actúa en caso necesario, de manera similar a cuando el ABS entra en acción. El objetivo es siempre el mismo, aumentar la seguridad en la moto.

La patente de Honda ayudaría al piloto frente al viento lateral, ya fuese constante o racheado. El sistema va leyendo la trazada por el carril para mantener a la moto en la línea buena. Esta tecnología trabajaría en conjunto con otras ayudas para la conducción como el control de crucero adaptativo (capaz de reconocer dónde están los otros vehículos y dónde se encuentra el borde de la carretera).

La tecnología permite además que el manillar vibre cuando la trazada se desvía y hay peligro de salirse de la calzada o invadir el carril contrario. Podría vibrar la parte derecha o izquierda, o el manillar en su conjunto. Para ello se emplea un pequeño motor en cada extremo del manillar que vibra en el momento adecuado.

Ildefonso García
Ildefonso García

Tras estudiar periodismo e inglés, en los 80 me publicaron una entrevista con Kenny Roberts y desde entonces estoy en este mundo. Dispuesto a aprender hasta la caída de la bandera ajedrezada.