BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

BMW pone al día sus scooters de gasolina, con un C 650 Sport ahora más deportivo y un C 650 GT ahora más lujoso. Una nueva juventud para la apuesta de movilidad urbana de la firma alemana.

Autor:
Roberto Ruiz
Foto:
BMW
Publicado el 13/11/2015
BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

ASPECTOS POSITIVOS

Prestaciones
Equipamiento
Comportamiento

ASPECTOS NEGATIVOS

Vibraciones
Peso
Freno trasero

Los scooters de BMW se ponen al día. La firma alemana sabe que la población mundial se concentra cada vez más en las grandes ciudades, en 2015 ya alcanza el 50% de la población, y que los problemas de circulación y aparcamiento son una realidad, y una pesadilla para muchos. Los altos niveles de polución que sufrimos exigen motores eficientes y más respetuosos, pues el Co2 y el NoX no son ninguna broma. ¿Entonces? ¡Apostemos por los scooters!

Con sus anteriores modelos BMW ya tenía una buena parte del pastel de los maxi scooters, entre el C 650 GT y el C 600 Sport tienen el 27% del mercado, y de momento el C Evolution ya tiene el 1%. Con esta actualización BMW espera como poco mantenerse ahí, y si todo va bien hacerse con una porción aún mayor de la tarta. Para eso BMW se ha puesto las pilas y ha puesto al día sus dos modelos a la vez. ¿El resultado? Aquí te lo contamos.

BMW G 650 GT y G 650 Sport: Nueva juventud

Una misma base, dos conceptos totalmente distintos

Tanto el GT como el Sport son viejos conocidos, desde que aparecieron en el mercado en 2012 ya han tenido tiempo para ganarse una buena reputación en el mercado, y ahora BMW les ha dado una vuelta para darles un lavado de cara. Para empezar, ahora los dos se denominan G 650, cuando antes el Sport se quedaba en G 600 a pesar de contar con el mismo motor que su hermano 650 GT.

Ambos modelos siguen compartiendo propulsor y parte ciclo, pero por fuera parecen scooters completamente distintos, y lo son. Las mejoras internas son varias y son comunes en GT y Sport: nuevo silencioso, embrague optimizado, CVT mejorado, nuevos reglajes de suspensiones, nuevos cuadros de instrumentos, luz de conducción diurna automática, caballete central rediseñado más fácil de usar, y además nuevos colores y acabados de mayor calidad. En las siguientes páginas de detalles te explicamos detenidamente algunas de estas novedades para que sepas de qué estamos hablando.

Por fuera, como ves el C 650 Sport llega con un nuevo diseño de líneas más deportivas, ha renovado todas sus formas desde el faro hasta el colín, con plásticos de mejores acabados que confieren una mejor calidad. Desde luego el Sport tiene donde mirarse con una hermana en casa como la S1000RR…

Por su lado el GT cambia menos estéticamente, sólo las tapas laterales traseras, los retrovisores y la cubierta del manillar se ven actualizados, además de incorporar todo un grupo óptico trasero totalmente nuevo derivado de la K1600GT y mucho más atractivo que antes. Tanto en uno como en otro las pantallas siguen como antes, siendo de regulación manual en el Sport y electrónica en el GT.

Tan iguales, tan diferentes

Una vez vista la teoría sobre el papel llega el momento de ponerse a los mandos de los nuevos C 650 Sport y GT. El motor de ambos modelos sigue siendo el mismo, el bicilíndrico en paralelo de 647 cc, 60 CV y ahora 63 Nm (antes 66), pero durante una curva más larga y aprovechable. Donde se han llevado a cabo los retoques es en la transmisión primaria, con nuevos reglajes en el variador (CVT) donde se han montado rodillos algo más pesados y nuevas relaciones de transmisión, y en el embrague, con muelles más suaves y superficies de fricción optimizadas. Con ello se ha conseguido una respuesta más inmediata y salidas más rápidas, pero también a una estirada final más larga para conseguir una mejor velocidad punta.

Como ves el sistema de escape tiene poco que ver con el anterior y ha cambiado por completo. Ahora el colector incluye el catalizador y el silencioso es mayor, de doble salida, y de corte más deportivo que el anterior. Es más deportivo y además más ligero, pero sobre todo se agradece un sonido más grave y contundente. Con él se reducen las emisiones contaminantes y se cumple con las nuevas normativas EU4.

Una de las grandes novedades que incluye el GT, como auténtica primicia en el mundo de la moto, es el asistente de visión lateral, algo que igual ya has visto en algunos coches de alta gama. Forma parte del equipamiento opcional y se basa en la información captada por cuatro sensores de ultrasonidos, dos delanteros y dos traseros, para avisar mediante un indicador luminoso situado en los espejos retrovisores si hay algún vehículo en los ángulos muertos de los espejos. El Side View Assist capta otros vehículos cuando circulamos entre 25 y 80 km/h y siempre que esté a 5 metros o menos y la diferencia de velocidad entre ambos vehículos sea de 10 km/h. Es decir, está pensado para los desplazamientos urbanos, y en el caso de llevar un vehículo a nuestro lado dentro de esas condiciones un triángulo luminoso nos alertará de un posible peligro lateral, y éste además parpadeará para llamar aún más nuestra atención si ponemos el intermitente para girar hacia ese lado.

Los BMW son rápidos y precisos, hay una gran diferencia en la posición de conducción entre uno y otro, mucho más relajado y confortable el GT y más agresivo el Sport, con las manos más bajas y por tanto todo el cuerpo más al ataque. Dos conceptos muy distintos pero con un comportamiento dinámico muy similar, un alarde de prestaciones a cualquier régimen pero no sin unas ligeras vibraciones que nos llegan desde el motor heredadas de los modelos anteriores. El equipo de frenos está a la altura a pesar de no montar pinzas radiales delante, son unos cuantos los kilos los que han de parar y ahí el trasero lo pasa algo peor, algo escaso de mordiente y con un ABS que salta quizá demasiado rápido.

Por supuesto, y como no podía ser de otro modo, el catálogo de accesorios con los que equipar tanto al GT como al Sport es enorme, tanto para almacenamiento con topcase para el Sport, bolsas y separadores para el hueco bajo el asiento, como para incrementar nuestro confort, con mantas contra el frío, reflectores, respaldos… Los precios son de 11.700€ para el GT y 11.400€ para el Sport, para los que se han diseñado unos paquetes de extras tipo Paquete Alta Gama o Paquete de Seguridad, donde combinar la luz diurna LED, con puños o asiento calefactables, intermitentes LED, RDC y el asistente de vista lateral en el caso del GT. Para facilitar las cosas BMW ofrece un plan Select de financiación específico con el que podrás tener un G650 desde 150 €/mes, y si además haces tu reserva antes del 31 de diciembre, como promoción de lanzamiento, el Paquete Alta Gama viene de regalo. ¿Tentador?

Detalles de la moto

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

El cuadro de instrumentos del GT ha sido ligeramente rediseñado, con nuevas esferas, una para un velocímetro de aguja de diseño elegante y otra donde se acoge una pantalla digital con el resto de la información, incluido el ordenador de a bordo.

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

El C 650 GT ofrece un gran hueco bajo el asiento donde caben dos cascos integrales sin ningún problema, con sus 60 litros de capacidad la capacidad de carga es más que suficiente para un uso normal.

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

Como gran novedad el C 650 GT puede montar opcionalmente un asistente de visión lateral para salvar los ángulos muertos, un sistema que basándose en 4 sensores de ultrasonidos, dos delanteros y dos traseros, nos advierte mediante indicadores luminosos situados en los retrovisores si hay algún otro vehículo a nuestro alrededor que quizá no veamos.

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

El cuadro de instrumentos del Sport recibe un pequeño rediseño, con una nueva esfera de corte más deportivo donde se encuentra el velocímetro de aguja, y a su lado una pantalla digital para todo lo demás, ordenador de a bordo incluido.

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

El Sport sigue confiando en el acertadísimo sistema FlexCase con el que consigue ampliar su capacidad de carga. Es decir, bajo el asiento tenemos un hueco donde cabe un casco integral y varias cosas más, pero ya en parado se puede extender un compartimento donde cabe otro casco integral. Muy útil y muy bien resuelto.

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

El C 650 Sport sí ha experimentado un rediseño mucho mayor que el caso del GT. Cambia todo el frontal, los paneles de los faros, los paneles laterales en contraste con el color principal, nuevas tapas de guanteras, depósito, nuevos revestimientos y granulados de mayor calidad… Desde el faro hasta el colín, el Sport luce ahora líneas rediseñadas y más deportivas.

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

El sistema de frenos no recibe grandes cambios y se confía en un doble disco delantero de 270 mm con pinzas de 2 pistones, con otro trasero de mismas características. Eso sí, el ABS es de serie y el control automático de estabilidad (ASC) también lo es.

BMW C 650 GT y C 650 Sport: Nueva juventud

El motor en sí no recibe grandes cambios, pero sí cómo se entrega la potencia a la rueda. Sigue siendo un bicilíndrico paralelo de 647 cc, 60 CV y 7.500 rpm, con 66 Nm de par a 6.000 rpm, con nueva gestión electrónica para cumplir con la normativa EU4. Las novedades están en el variador y en el embrague, con rodillos más pesados y nuevas relaciones de transmisión, y muelles más suaves y superficies de fricción optimizadas en el caso del embrague.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Roberto Ruiz

Fotos:

BMW

Publicado el 13/11/2015

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #107: ¡Comparativa Scrambler!

En este nuevo número de Moto1pro enfrentamos la Husqvarna Svartpilen 701 contra la Ducati Scrambler Full Throttle y la Triumph Street Scrambler. Probamos a también a fondo la Kawasaki ZX-6R, toda una SuperSport de calle, y la Zontes V-310. Además, viajamos a Italia para tomar parte en el Rally Transitalia Marathon de la mano de T.ur, probamos cinco cascos réplica de pilotos de MotoGP y damos una vuelta por las cinco motos de película más impactantes. Además de nuestras secciones habituales…