Honda CB 500 X

Prueba Honda CB 500 X, dulce equilibrio

Probamos la Honda CB 500 X 2019, una moto escuela con ADN trail que sorprende por su equilibrio y versatilidad.

Autor:
Pedro García
Foto:
Pablo Bayo
Publicado el 12/12/2019
Honda CB 500 X

ASPECTOS POSITIVOS

Versatilidad
Diseño
Precio

ASPECTOS NEGATIVOS

ABS no desconectable
Pantalla no regulable en altura
Sin caballete central de serie

Ver ficha técnica completa

El modelo CB 500 X lleva en el mercado desde 2013, en 2016 sufrió un restyling y ahora, en 2019, la X de la familia es una moto nueva.

Hace unos días tuve la suerte de poder entrevistar a Marc Serruya, presidente de Honda Iberia. Al hablar acerca del tipo de moto con mayor crecimiento desveló que sin duda era la gama media tirando hacia el off. Digamos que la CB 500 X encaja a la perfección con esta descripción.

Y es que la nueva CB 500 X es más ¨off road¨ que nunca. Sus anteriores versiones nunca estuvieron tan cerca del concepto Trail como ésta de 2019.

La historia de las Trail se remonta a la década de los ochenta y noventa, dónde las Honda Africa Twin o Yamaha Ténéré obtuvieron una parte del pastel del mercado. Eran motos con ADN mixto, 50% off road y 50% on road. El concepto se fue diluyendo y con la llegada a finales de los noventa de la Honda Varadero, las Trail fueron abandonando poco a poco ese 50% off para cederlo al turismo.

Sin duda las marcas quieren rescatar esa fórmula inicial y el mercado está reaccionando de la mejor manera. El público lo quiere y las ventas lo demuestran. Así nos lo desvelaba el señor Serruya al preguntarle por el éxito de la nueva Africa Twin. El modelo mítico tiene ADN trail auténtico y si nos vamos a la competencia, la Yamaha Ténéré roza el Enduro. El off road y la aventura están de moda.

Esta CB 500 X no es tan radical como pueden ser sus hermanas mayores, pero poco a poco se va acercando al concepto y nadie sabe dónde terminará. La actual ya nos deja hacer nuestros pinitos en caminos y su estética se acerca peligrosamente a la flamante Africa Twin con esas líneas angulosas tan atractivas.

Motor de la Honda CB 500 X

Se trata de un motor bicilíndrico de refrigeración líquida con 8 válvulas que son capaces de desarrollar 46 cv a 8.600 rpm, convirtiendo a esta CB 500 X en blanco para los usuarios con carnet A2.

A 6.500 rpm entrega un par máximo de 43 Nm. En esta nueva versión Honda ha aumentado el par en sus regímenes bajos y medios gracias a la revisión de su árbol de levas y su válvula de escape. Según Honda, una buena parte de la estructura y de su maquinaria interna está basada directamente de la CBR1000RR Fireblade.

Su comportamiento es suave y fácil. Destinado para el uso de todos los públicos no podríamos destacar sus bajos, tampoco sus altos pero si podríamos decir que la Honda CB 500 X tiene unos medios llenos que la convierten en una moto realmente usable para todo y para todos siendo capaz de mover a esta CB 500 X con agilidad, destreza y potencia sin sustos por el camino con un sonido mejorado con respecto a su antecesora con cierto carácter deportivo.

Sin duda se trata de un motor agradable que te hará pasar buenos ratos sin peligros al acecho. Capaz de encontrar con facilidad la parte alta de rpm, el bicilíndrico te brinda las prestaciones suficientes para moverte como pez en el agua en ciudad, sin preocupaciones por carretera incluyendo viajes de largo recorrido y pisar esos caminos inaccesibles para sus hermanas ¨on road¨

Su cambio de seis velocidades es agradable, suave y certero. Unido, como encontramos en sus hermanas mayores de carretera - CBR 1000 RR - a un embrague antirrebote asistido que nos facilita a la hora de subir de marcha y que también gestiona el bloqueo de la rueda trasera en cambios bruscos.

Parte ciclo de la Honda CB 500 X

La última versión del modelo CB 500 X viene con cambios de importancia en sus suspensiones, con ciertos cambios en su chasis y frenos. También estrena medida de rueda delantera dejando atrás las 17¨ para dar la bienvenida a una de 19¨ que la acercan de nuevo a su nueva identidad Trail.

Empecemos por la suspensión donde Honda ahora monta una horquilla regulable en precarga con 10 mm más de recorrido con respecto a su antecesora y un tacto más off road que unida a la nueva medida de la llanta delantera la convierten directamente en mucho mejor Trail que la versión anterior.  Al principio de su recorrido es algo más blando para hacerse de la mejor manera posible con los terrenos irregulares.

En cuanto a la parte posterior, el amortiguador, también regulable en precarga, tiene ahora 17 mm  más de recorrido pasando a contar con 135 mm en total. Con este cambio, la altura del asiento pasa ahora a los 830 mm pero que unido a un diseño diferente más estrecho la hace accesible a todos los públicos.

El chasis está basado en el modelo anterior pero se han retocado geometrías y cotas, para la adopción de su nuevo espíritu Trail. La estructura en forma de diamante y su material con tubo de acero siguen siendo igual pero ahora cuenta con un ángulo de dirección con tres grados más.

La posición de condición también ha cambiado a mejor gracias al nuevo manillar ofreciéndonos una posición más natural y relajada dejando al piloto moverse  a su antojo sin problema alguno.

En cuanto a frenos la versión X se queda por detrás de sus hermanas la F o CBR 500R con un disco delantero 10 mm más pequeño en diámetro. Aunque creemos que para un uso Trail esto es normal ya que en terreno off road no se necesita precisamente potencia inmediata de frenado.

La moto frena, pero si es cierto que hay que aplicarse si vas fuerte. Y con aplicarse digo que apretar fuerte y mantener. Su freno trasero hace la función pero nos encontramos con un ABS que no se puede desconectar y ésta sería la ¨mancha¨ en el diseño de una moto que ha ido mejorar su uso fuera de las carreteras.

Exceptuando este último apunte Honda ha acertado de lleno con el conjunto de todos estos cambios yendo directamente al ataque para llevar a esta versión X a un terreno más off road.

Todo esto se traduce a un mejor comportamiento en pistas y aunque, a priori, podríamos pensar que en asfalto su comportamiento se ha visto afectado, la verdad es que la moto va bien, muy bien. Una vez te acostumbras a ese primer recorrido más blando la moto tiene apoyo sintiendo en todo momento la sensación de control.

En ningún momento, aún frenando fuerte, hemos encontrado los topes de recorrido y siempre podrás encontrar una sensación de seguridad que te permitirá tumbar un poco más encontrando la estribera como aviso.

Comportamiento de la Honda CB 500 X

Llegados a este punto ya hemos desvelado gran parte del comportamiento de la CB 500 X, pero no está de más revivir las sensaciones que desprende esta moto.

Al montarse por primera vez te encuentras con una moto que aparenta más de lo que realmente es. Y es que su volumen óptico nos puede llevar a pensar que juega en la liga de las grandes. Una vez posadas las manos en los puños podemos encontrar que todo está en su debido lugar con un tacto de calidad como no podría ser de otra forma viniendo de la marca de las alas doradas. El display cuenta con una pantalla LCD que dependiendo de la luz, hay veces que cuesta ver. Entre otros datos cuenta con indicador de marcha engrasada más todo lo que puedas esperar en una moto normal. Su iluminación Full LED, además de darle un toque más premium al conjunto hace de esta moto una moto más segura tanto por ver como por ser vistos.

Una vez en marcha, se notan los esfuerzos destinados por Honda para la centralización de las partes más pesadas del conjunto haciendo que el manejo sea mucho más fácil y agradable.
Al engranar marchas notamos un cambio suave y directo con una respuesta del motor muy eficaz a cualquier rango de revoluciones.

Su parabrisas nos protege muy bien del viento brindándonos así una comodidad extra a la ya encontrada en su postura neutra de asiento/manillar. En carretera de curvas contamos con una moto divertida, fácil y ágil. Conduciendo con la ayuda de su manillar ancho situado más bien alto somos capaces de hacer cambios rápidos de dirección y poderosas tumbadas con un grado de dificultad mínimo.

Pudimos hacer poco, pero sobre pistas la moto se siente cómoda, sus suspensiones unidas a la llanta delantera de 19¨ le dan permiso para hacer sus pinitos teniendo como inconveniente que el ABS trasero no se puede desconectar.

Y es que la CB 500 X está de tu parte desde que te subes a ella hasta que te bajas. En definitiva, el comportamiento de la moto es perfecto para alguien que empieza y podemos decir que estamos ante una moto escuela de calidad y muy versátil.

Opinión de la Honda CB 500 X

En cuanto a la estética se refiere, todos sabemos que es algo muy personal, pero unos parámetros generales nos guían y podemos decir que esta CB 500 X 2019 está muy por encima de diseño que la anterior. Sus líneas están claramente inspiradas en su hermana mayor - la Africa Twin-dándole un toque agresivo y aventurero al mismo tiempo, siendo ésta un poco más elegante.

De comportamiento nos hemos encontrado con una moto para todo. Poco perezosa y que apetece conducir en todo momento incluyendo el día a día de una gran ciudad. Una digna competidora de los scooters grandes que ofrece a cambio mucho en la recámara.

Y para acabar, podemos decir que su relación calidad/precio está a la altura y vemos en ella una súper ventas enfocada a los que se acaban de sacar el permiso A2, pero también para alguien experimentado con ganas de algo polifacético y económico.

Detalles de la moto

Honda CB 500 X

Full Led tanto en el piloto como el faro delantero y sus intermitentes, su iluminación es muy buena tanto para ver como para dejarnos ver.

Honda CB 500 X

Horquilla telescópica con barras de 41 mm y 140 mm de recorrido ajustable en precarga.
En la parte trasera cuenta con un amortiguador con precarga ajustable 5 posiciones y 135 mm de recorrido

Honda CB 500 X

En la parte delanra cuenta con un disco de 310 mm de diámetro con pinzas de dos pistones y en la trasera un disco de 240 mm con una pinza de un solo pistón. Con ABS en asistencia a la frenada.

Honda CB 500 X

Bicilíndrico en línea cubica 471 cc y rinde 46 cv de potencia máxima. Su par máximos lo encontramos al las 6.500 rpm con 43 Nm. Cuenta con inyección electrónica y su refrigeración es líquida.

Honda CB 500 X

La CB 500 X de 2019 cuenta una pantalla digital 100% nueva de LCD con indicador de marcha actual y de subida de marcha. En la parte izquierda se aloja su cuenta revoluciones intentado en medio del reloj la marcha en la que se encuentra la caja de cambios y al lado, en la parte derecha podemos encontrar el velocímetro digital en tamaño generoso y los diferentes chivatos de neurtral, largas, reserva, etc

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Pedro García

Fotos:

Pablo Bayo

Publicado el 12/12/2019

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #109: ¡Harley Davidson LiveWire y Triumph Street Triple 2020!

En este nuevo número de Moto1pro probamos la Harley Davisdon LiveWire, que con su potente motor eléctrico no deja indiferente a nadie. Probamos también otra de las novedades del año la Triumph Street Triple RS. Probamos a también a fondo la Honda CB500X, una trail asfáltica muy polivalente. Además, viajamos a Estocolmo para conocer más sobre MIPS, el sistema de protección incluido ya en muchos cascos. También nos damos un paseo por el Revival Cafe. Además claro, de nuestras secciones habituales…