Presentación: Macbor Montana XR5 500

PRUEBA. Macbor Montana XR5 500

La Macbor Montana XR5 500 es una muy agradable sorpresa en el pujante mercado de las trail de media cilindrada para el A2. Pero no se queda ahí. Tiene todas las armas para ser un éxito de ventas.

Autor:
Pipe Hinojosa
Foto:
Macbor
Publicado el 30/09/2020
Presentación: Macbor Montana XR5 500

ASPECTOS POSITIVOS

Calidad de construcción
Ligereza
Asiento perfecto

ASPECTOS NEGATIVOS

Vibraciones a alto régimen
Pantalla regulable solo con herramienta
Diseño poco personal

Ver ficha técnica completa

Macbor es una marca joven cimentada en la experiencia de casi cinco décadas de la familia Bordoy en el mundo de la motocicleta. Con una extensa gama de 125cc ya asentada en el mercado, ha llegado el momento de dar el paso a las ligas mayores, la media cilindrada. En Macbor no se han andado por las ramas y su primer producto en salir al mercado es una trail polivalente. Es importante remarcar lo de polivalente, porque la Macbor Montana XR5 500 recupera las características originales de las motos trail allá por los años 80. No es una moto de asfalto con ruedas de tacos, sino que ha sido concebida desde origen para circular por carretera con soltura sin menoscabo de sus aptitudes offroad.

Presentación: Macbor Montana XR5 500
Pero eso tampoco es lo más reseñable, sino algo mucho más importante: la calidad de construcción y de componentes. Estarás pensando que siendo una marca española, la fabricación tendrá que ser china. Y estás en lo cierto: en Asia se produce la inmensa mayoría de las motos diseñadas en occidente. El motor de la Macbor Montana XR5 500 es fabricado por Loncin, productor de motores de marcas como BMW o MV Agusta. La obsesión de Macbor por la calidad de sus productos es tal que hay personal de la marca asentada permanentemente en China para supervisar la calidad de cada uno de los lotes de motos fabricadas.
La marca nos citó en un convento de clarisas reconvertido en hotel para la presentación estática. Antes de la consabida charla, los periodistas nos dedicamos a husmear en los modelos expuestos para empezar a sacar nuestras propias conclusiones. Pude comprobar que estaba ante una moto con un equipamiento inédito en las motos de su categoría. Doble freno de disco, regulación de suspensiones en ambos trenes, dos modos de gestión motor, indicador de marcha engranada, iluminación full LED, ABS desconectable, etc.

 

Presentación: Macbor Montana XR5 500
Si el equipamiento es lo nunca visto en motos de su categoría, lo más importante es lo que no se ve. Rodamientos, ejes y demás elementos mecánicos están elegidos con el objeto de conseguir duración, poca fricción y ligereza. Ahí está la grandeza de esta moto y la demostración de que la Macbor Montana XR5 500 no es la suma de componentes de calidad, sino que detrás de su diseño hay un propósito concreto: calidad con un peso contenido y aun precio adecuado. Es importante el concepto de precio adecuado, porque no es una trail low-cost, sino una de las motos con mejor relación calidad-precio que puedes adquirir. Y eso sin contar con el equipamiento, que es de por sí apabullante de serie. A lo antes mencionado hay que añadir la toma de 12V, toma de USB, pantalla regulable (con herramienta, eso sí), estribos con gomas (pasajero también) y detalles de moto grande, como pletinas de aluminio que hacen de guía a cables y latiguillos. Es mucho, ¿no?

PRUEBA. Macbor Montana XR5 500

En marcha
El día siguiente amaneció fresquito, pero soleado. Pronto sobrarían los forros, así que todos fuera. La tarde anterior me había subido a la moto en parado y quedé con la sensación de que los estribos estaban un poco adelantados, en el sentido de que la postura primaba el confort sobre cualquier otra consideración. Y es cierto que la postura es muy natural; pero en marcha ya no me parecía que los estribos estuvieran adelantados, sino en su sitio. Soy de la opinión de que si no piensas en lo cómodo que vas, es que vas cómodo, pero en este caso el asiento llama la atención. Incluso presupuse que era “demasiado cómodo” y que pronto me parecería blando. Aunque el aspecto del asiento sea estándar, después de las centenas de kilómetros que hicimos pienso que tu trasero estará al mismo nivel que el de aquéllos que viajan en motos touring de campanillas. Si haces muchos kilómetros a diario o en tus rutas y le das importancia al asiento, es una moto a considerar.

Presentación: Macbor Montana XR5 500

Según inicias la marcha tu atención se centra en otros aspectos. Salir del casco antiguo de Vic requiere el tránsito por calles estrechas, giros cerrados y maniobras a baja velocidad. Por la mañana y con la moto fría todos los mandos responden con suavidad y sin sobresaltos. La caja de cambios funciona sin reproches y el punto muerto es fácil de localizar. La altura al suelo es asequible con las dos plantas (mido 178cm) y la moto se muestra ligera. ¿No lo he dicho? La Macbor Montana XR5 500 pesa en vacío 178 kilos, inasequible para ningún competidor de su cilindrada. Ligera como un cervatillo a pesar de su volumen, es parte de los condicionamientos de diseño de la Macbor Montana XR5 500: tenía que pesar poco para poder ser eficaz también en offroad. Pero no adelantemos acontecimientos. Decíamos que la moto es ligera y que no intimida. En tráfico urbano se desenvuelve con mucha soltura. El radio de giro nos permite maniobrar como si fuera tu moto de toda la vida. Pronto salimos del casco urbano para enfilar autovía en busca del tramo de curvas más cercano. La pantalla protege con corrección mientras el motor sube de vueltas con alegría. Pronto alcanza los 120 km/h, a aproximadamente 5.800 rpm. Más allá todavía hay empuje, pero las vibraciones hacen su aparición. No obstante aguanta cruceros de 140 km/h y más, pero no es donde rueda cómodo el motor.

Presentación: Macbor Montana XR5 500

Pronto abandonamos la autovía para adentrarnos en tramos retorcidos de curvas. Aquí es donde vamos a ver si las suspensiones y los frenos están a altura de las expectativas, que son altas, después de comprobar que el par pinzas que muerden los discos de 300 mm están firmadas por Nissin (el trasero es de 240 mm) y la horquilla y amortiguador por KYB, firma propietaria de Kayaba. Cuando apretamos el ritmo ambos conjuntos demuestran rendir a gran altura. Los frenos disfrutan de tacto y mordiente y no desfallecen. La moto no muestra movimientos parásitos y las transferencias de peso no son muy pronunciadas a pesar del recorrido de la horquilla (190 mm en barras de 41 mm de diámetro) y amortiguador (210 mm). De hecho los cambios de dirección son intuitivos, ayudados por el brazo de palanca que aporta el manillar. El motor llega al límite de los 48 CV que permite el A2 (declara 47CV) y si bien hay que apurarlo en toda su banda de utilización para una conducción deportiva, permite rodar a ritmos fuera de la ley, lo que le lleva a uno a preguntarse si no es mucho más lógica que las trail de gran cilindrada. Llevar el motor en su régimen óptimo para enlazar curvas se convierte en un objetivo primero y en un placer después, y un viaje en el tiempo a épocas de juventud, rememorando las sensaciones por las que te enganchaste a montar en moto.

Presentación: Macbor Montana XR5 500

Auténtica trail
Cuando el frescor de la mañana ha desaparecido por completo, nos adentramos en una carretera rota de hormigón, que poco a poco va degenerando en pista para convertirse en camino. Nos detenemos para desconectar el ABS. Pocas motos encontrarás en las que se pueda desconectar solo en la rueda delantera o en las dos ruedas, a tu elección. Sumado a la configuración por defecto (ABS en los dos trenes cada vez que arrancas la moto) suma tres combinaciones diferentes. Desactivamos el ABS delante y detrás, porque los chicos de Macbor son gente endurera y se les ve venir. Pronto nos vemos subiendo y bajando caminos pedregosos, más y menos sueltos en los que te tienes que mover sobre la moto. Sorprendente: si fuera un trial, todavía iría “a cero”. Las suspensiones se lo comen todo y empiezas a pensar que no eres tan malo. Sí es cierto que las rodillas se encuentran a menudo con el depósito, pero es que este tiene una capacidad de.. ¡20 litros! La marca anuncia 3,8 litros a los 100 kilómetros, que equivalen a una autonomía teórica de más de 500 kilómetros.
Volviendo a lo marrón, los neumáticos Metzeler Tourance Tubeless se revelan como una monta perfecta para la Macbor Montana XR5 500. Cumplen con nota en campo, ayudados por las llantas Akront con bujes de aluminio y aportan mucha confianza en asfalto, permitiendo rodar a ritmos ilegales.
En una moto diseñada para rodar 70% en carretera y 30% en campo, las protecciones y defensas han de ser algo más que un embellecedor. A lo largo de la jornada pudimos observar que los más audaces las pusieron a prueba, sin más incidencia que las risas del respetable.

Presentación: Macbor Montana XR5 500

Conclusión
La Macbor Montana XR5 500 es una moto muy versátil que sorprenderá al que se ponga a sus mandos, sea lo que sea lo que espere, porque seguro que encontrará algo más. Su precio de 6499€ está en línea con el de la competencia, pero con un equipamiento muy superior a la media. A eso hay que añadir el juego de maletas con sus soportes a mitad de precio (600€) como oferta de lanzamiento. Pero lo trascendente es lo que no está a la vista y sí se puede percibir: calidad de construcción y un diseño consecuente con el uso que se le va a dar. Ha tenido que ser una marca española la que demuestre en el siglo XXI que, las motos trail, además de parecerlo, pueden serlo.

Detalles de la moto

Asiento del pasajero

El asiento del pasajero goza del mismo mullido que el del conductor.

Defensas motor

Las defensas del carenado vienen de serie

Protector de cárter

El cárter dispone de un protector de aluminio, también de serie.

Suspensiones regulables

La horquilla y el amotiguador son regulables en precarga, compresión y extensión.

Doble freno de disco delantero

Los discos delanteros de 300mm vienen mordidos por pinzas Nissin de doble pistón paralelo.

Maletas

Con la oferta de lanzamiento actual, se pueden adquirir las maletas y sus herrajes por 600€.

Galería de fotos

PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
PRUEBA. Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500
Presentación: Macbor Montana XR5 500

Relacionados

Texto:

Pipe Hinojosa

Fotos:

Macbor

Publicado el 30/09/2020

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #118: Moda Retro

En el número 118 de Moto1Pro demostramos que lo vintage nunca ha pasado de moda. Probamos la Harley Davidson Iron 1200 y la BMW R18, unas motos que rompen cuellos a su paso. Os contamos la historia del motor R boxer de BMW y os enseñamos los 10 cascos vintages que están a la última. Y, para los más racing, traemos la Kawasaki Z H2 y un reportaje con las RR del siglo XX vs las RR del siglo XXI ¿Necesitas más? Equipamiento, tu opinión cuenta, el niño de la curva… ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!